ParaHORECA

Una sidrería cerrada por vacaciones al Caribe, avería y habladurías varias, según su dueña

Querida Sandra, jefa de la sidrería-taberna “L´Orbayu” en Las Vegas de Asturias, te escribo una carta pública con la intención de que reflexiones. En primer lugar, no voy a hacerte la pelota como lo hacen algunos de tus incondicionales. Me enteré de ese mensajito que colgaste en las redes sociales sobre el cierre de tu negocio por una de tus queridas ex amigas, reproduzco literalmente el texto para los que lo desconocen: “Cerrado por… descanso, vacaciones (al Caribe), avería y lo que queráis decir, hablar, pensar, suponer. Mientras tanto ser felices como yo. Besitos”.

No voy a juzgar tu actitud, ni voy a reír tu posible cachondeo, tan sólo reseñar tu contradicción al negar lo evidente: La sidrería asesorada por Chicote ofrece su traspaso por 30.000 € .

cartelito cerrado orbayu

¿Pitorreo a la clientela?

Como ya te dije anteriormente “una artista se debe a su público”, defendía Lola Flores. Recuérdalo cuando participes en los realities televisivos. Eres libre para actuar como creas más conveniente, no obstante, la hostelería depende de los clientes, y sería aconsejable una actitud más profesional ante el público y los medios de comunicación.

Entretanto he recibido multitud de mensajes de tus amigas y ex amigas; clientes y ex clientes; vecinos y vecinas; camareros “quemados” y cocineras “chamuscadas, hasta tu ex marido te desea todo lo mejor al leer en PARAHORECA.COM los últimos acontecimientos. La fama ciega y el orgullo -en ocasiones- nos venda los ojos para no aceptar la realidad.

“Con lo fácil que hubiera sido poner un papel diciendo que de tal día a tal día se cierra por motivos personales y ya no hay más que hablar. En cambio pone este otro, ¿eso no es dar que hablar? Ahí se muestra como es y la falta de respeto hacia la clientela, que es la que mantiene el bar abierto”, opina alguien que te conoce bien y que me ha facilitado argumentos para escribir un culebrón. Recuerda que el pasado siempre vuelve…, pero tranquila que no seré yo quien cuente cosas que te perjudiquen. Por mi parte tan solo te dedico este post con una historia escrita con cariño.

 De los callos de La Regenta a las croquetas de Chicote

Elías organiza una cena para un grupo de amigos. Como menú prepara una crema de andaricas, croquetas al “estilo Chicote” y callos a “La Regenta”, para rematar con un final feliz de frixuelos rellenos de compota.

“El vino se me ha terminado y los comercios ya han cerrado”, exclama al poner la mesa. En seguida repara que su vecino Xuan suele invitarle a un Chardonnay excelente.

Sin embargo, Elías empieza a murmurar consigo mismo y le asaltan murmuraciones fantasmagóricas: “Xuan empina demasiado, ¿será pertinente pedirle prestada una botella de vino?”.

Conforme va saliendo hacia el portal contiguo las vacilaciones corroen su cerebro: “Creo que me tiene envidia. Puede que no quiera dejármelo. Ayer lo encontré raro. Quizá no le caigo bien, tal vez piense que no se lo devolveré. Desde luego, si él viniera a pedirme una botella yo se la regalaría. Claro que él es muy sibarita. Estoy convencido de que es uno de esos pijos que sólo beben gran reserva. Además, seguro que piensa que soy un gorrón”.

De repente, Elías toca al timbre con rabia y antes de que su vecino Xuan pronunciase media palabra le espeta: “¿Sabes una cosa tontorolo de mierda? ¡Puedes quedarte con todo el vino del mundo!”.

Saca tus propias conclusiones

Los prejuicios provocaron que Elías no resolviera de forma satisfactoria un simple despiste casero. No caigamos en el arte de amargarnos la vida por tonterías. Luchar contra los prejuicios es en ocasiones más difícil que construir un puente entre dos fresas. Aunque quizá lo que pretendan algunos es utilizar la trampa de Lisardo: “A los niños los engaño con juguetes, y a los mayores con prejuicios”.

Un profesional de la hostelería debería fijarse objetivos realistas, alcanzables, específicos, con fechas de ejecución y medibles. Si el negocio va bien invertir en mejorarlo y si va mal buscar una solución para no incrementar las deudas.

Querida Sandra, no voy a perder más tiempo rectificando informaciones que tu misma enredas con tus mentiras y tus líos. Seguramente cuando leas está información escribas otro letrero con un serio argumento, al final no te va a creer ni el jilguero… Recuerda las palabras de Shakespeare: “Nuestras dudas son traidores que nos impiden hacer el bien por el simple temor a intentarlo”.

Por cierto, tu asesor favorito acaba de inaugurar su propio restaurante: Chicote abre una taberna japonesa en Madrid.

Desde PARAHORECA.COM Alfredo Muñiz te desea que seas feliz.

Relacionado:

La sidrería asesorada por Chicote ofrece su traspaso por 30.000 €

El fracaso de la sidrería asesorada por Chicote

Gastrorumores de cierre en Las Vegas de Chicote

30.000 € y reforma gratis de la sidrería por una pesadilla con Chicote en Las Vegas

Chicote disfruta en Casa Gerardo

El cabreo de Chicote con las croquetas y los mejillones

Chicote cuenta en la tele su pesadilla asturiana

Publicado el Jun 9 2014. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, La Guinda, Opinion, Sabores Afrodisíacos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos