ParaHORECA

Las monas de Pascua y el maestro Christian Escribà

Llega la preparación de la temporada pastelera de Semana Santa. La mona de Pascua es un alimento típico de las regiones aragonesa, valenciana, catalana, castellano manchega y de ciertas zonas de Murcia.

Es una torta de la Pascua cuya degustación simboliza que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado. El nombre proviene de la munna término árabe que significa «provisión de la boca», regalo que los moriscos hacían a sus señores. El pueblo que más fama tiene en la fabricación de este producto alimenticio es el de Alberic, en la provincia de Valencia, aunque también puede encontrarse por los pueblos cercanos dónde se consume durante todo el año. Sin embargo en la mayor parte de la Comunidad Valenciana su consumo está más restringido a la Pascua. En la islas Baleares y en Cataluña se come solamente el día de Pascua. En Avilés (Asturias) es típico el bollo de Pascua.

El gran maestro de las monas de Pascua en Barcelona es Christian Escribà, el prestigioso repostero inaugurará en Singapur el mayor evento pastelero de la historia

Tacones de chocolate, conejos “hardcore” y otras dulces diabluras

Los tacones siempre han sido un elemento fetiche. Al genial pastelero Christian Escribà no se le ocurre otra cosa que crear unos tacones de chocolate con distintos colores y motivos. Desde los topos con aire andaluz a los rojo pasión. No obstante ese ni es el primer guiño del pastelero al erotismo. Las fotos de cuerpos desnudos con pasteles o las formas de conejos hardcore dejan entrever que a este catalán universal le gusta provocar con sus pasteles afrodisíacos…

Un postre para una dulce velada

El límite en las creaciones de Christian Escribà, y su esposa Patricia Schmidt, lo pone el propio cliente pues su talento demuestra que no tiene barreras ni prejuicios relacionados con el mundo del sexo. Algunas de las fotos en su obrador son verdaderas obras de arte del erotismo.

Amigo incondicional del maestro Ferran Adrià fue el elegido para crear su tarta de bodas y el mítico pastel para decir adiós a su restaurante de elBulli. Aunque quizá tras las campanadas se celebró la bienvenida a la Bulli Foundation.

Un pastel en 3D firmado por Escribà, el pastelero elegido por Ferran Adrià para poner la guinda en elBulli

Pedro Subijana, Juan Mari Arzak y Christian Escribà fueron algunos de los cocineros que  se parapetaron con las gafas tridimensionales para ver un pastel virtual. El público disfrutó con la experiencia aunque hubo opiniones para todos los gustos. A unos asistentes Escribà les recordó al artesano del chocolate protagonista de «Charlie y la fábrica de chocolate» de Roald Dhal. Un genio de la creatividad encarnado en la gran pantalla por Tim Burton. Otros consideraron el vídeo presentado por Escribà un poco infantil: “Fue como una historia de Peter Pan”, comentaba una espectadora que esperaba algo más goloso. En cualquier caso Escribà logró epatar con el vídeo tridimensional mostrado en la sala principal del auditorio del Palacio Kursaal donostiarra. En la edición 2010 de San Sebastián Gastronómika el pastelero catalán sorprendió con una maqueta de Nueva York en homenaje a los chefs

norteamericanos. Este año quiso marcar estilo tecnológico con su apuesta por la imagen tridimensional. Christian Escribà explicó: “Adaptamos un pastel que hice el 11 de noviembre con motivo de la boda del undécimo hijo de un cliente. Ha sido un vídeo experimental. Necesitamos tres semanas más para editar el vídeo del pastel. Pero los congresos sirven para esto”.
Su objetivo es que la pastelería sorprenda, emocione y creé un momento único irrepetible. “La pastelería obliga a estar al corriente de cualquier avance tecnológico, así esperamos presentar los pasteles del futuro”, remató.

El pastel del último vals de elBulli

El repostero catalán también fue el encargado de crear el pastel de la despedida de elBulli. Una de las sorpresas mejor guardadas de aquella mítica noche fue la tarta de Christian Escribá, el mejor amigo de Ferran Adrià, y quien hizo su tarta de boda. Frente al mar sonaron las 12 campanadas, como en Fin de Año, simbolizando la muerte de elBulli restaurante el 30 de julio y el nacimiento de elBullifoundation. “No es un adiós, es un hasta luego”, exclamó el maestro.

En las mesas se sirvieron algunos de los mejores platos de los últimos años creados en elBulli, entre ellos aceitunas ‘sféricas’,  flor en néctar, espuma de humo, shabu shabu de piñones, porra líquida de avellana o percebe con caviar. Los mejores clientes, los mejores amigos y algunos familiares, unos 50 afortunados fueron invitados a la fiesta de despedida de elBulli con la guinda del pastel firmado por Escribà.

Informa Alfredo Muñiz, desde San Sebastián Gastronomika.

Enlace relacionado:

Tarta goyesca para la duquesa de Alba firmada por Escribà…

Publicado el Abr 9 2014. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos