ParaHORECA

Un buen restaurante en Cancún ubicado en un pésimo hotel

Los hoteles de 5 estrellas en México no corresponden a la misma categoría de calidad que ofrecen los establecimientos españoles. En el caso del hotel “Gran Oasis Palm” de Cancún el servicio deja bastante que desear. Ascensores estropeados, colas en el desayuno, colas para pedir una copa, colas para las reservas, buffet desastroso, reclamación para lograr una toalla de playa después de la pérdida de tiempo en la consiguiente cola, escaso servicio de bell boy como consecuencia autoservicio de maletero a la habitación, escandaloso aire acondicionado, entre otras deficiencias.

Un todo incluído para turistas con buffet cuartelario y playa saturada. No obstante, pese al caos y la masificación, encontramos dos restaurantes recomendables: “The White Box” y “Careyes”.
“The White Box” es considerado por los seguidores de Tripadvisor como el mejor restaurante de Cancún. Sirven un menú con una extensa carta de tapas para compartir. El camarero toma la comanda entre varias propuestas y el comensal disfruta de una especie cancun webde menú degustación largo y estrecho. Buena presentación y gratas sorpresas, como las croquetas de la casa. No es necesario reservar pero hay que hacer cola para entrar en los turnos establecidos. Abre para almorzar y cenar.

“Careyes” es el restaurante gourmet del recinto hotelero, las reservas comienzan a las 9 de la mañana y es necesario hacer cola para conseguir mesa. La visita merece la pena, los chiles en nogada excelentes. En el vídeo el jefe de sala nos aclara algunas dudas sobre la gastronomía mexicana.

Por otro lado, aconsejamos visitar el establecimiento de fusión japo-mexicana “Maki Taco”. Aunque el menú no sea tan bueno como en los citados anteriormente. La decoración es divertida y la carta variada para los amantes de la cocina japonesa informal con un toque mexicano.

El personal del hotel también nos recomendó un pésimo restaurante de marisco y pescado, “La Bamba”. La experiencia no valió la pena. Nos aconsejaron pedir una espantosa sopa de sobre y unos camarones congelados con toque de chile y nombre diablesco. De postre no había elección: “Solo nos queda pudding de cajeta”. Incomestible. A la postre, visitamos el espantoso buffet y decidimos ponernos a dieta.

Los mejores hoteles de la zona se encuentran en la cercana Playa del Carmen. Quizás para la próxima escapada. Informa Alfredo Muñiz.

Relacionado: Primer restaurante mexicano galardonado con una estrella Michelin en el mundo

Publicado el Ene 29 2016. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Lugares con duende, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos