ParaHORECA

Si no pagaste el IVA de morosos públicos, Hacienda te permitirá “arrepentirte” sin sanción

Las empresas están agobiadas ante los morosos públicos, Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, lo cual crea una espiral creciente de impagos. La disculpa habitual al ir a cobrar una factura pendiente es “no te puedo pagar hasta que no me pague la alcaldesa”.

Amnistía del IVA para arrepentidos

El caso es que ahora Hacienda intenta preparar una especie de “amnistía fiscal” para aquellos casos que no se ha pagado el IVA de facturas pendientes por la Administración Pública. Los “defraudadores” se libran de la sanción, siempre que abonen el IVA correspondiente con sus intereses de demora. Entre los empresarios surge la necesidad de modificar la polémica ley que obliga adelantar el dinero a Hacienda. “¿Por qué se va a tener que adelantar al fisco el IVA de facturas impagadas por el propio Estado?”, comenta un afectado. Si se aplicara la ley vigente sería motivo de fraude. “Se trata de una bolsa de fraude que puede suponer un porcentaje relevante de los 35.000 millones de deuda estimada por el Ministerio de Economía”, escribe el periodista Eduardo Segovia.

Hacienda permitirá una ‘amnistía’ encubierta para los proveedores de los ayuntamientos, según informa El Confidencial

Ahora bien, Hacienda espera que estas facturas se regularicen voluntariamente de forma masiva antes de que la Inspección pueda echar el guante a estos defraudadores. Esta regularización se acogerá al llamado “arrepentimiento espontáneo” que libra a quienes se acogen a ella de unas sanciones que pueden ser muy duras. Eso sí, tienen que pagar el IVA que no ingresaron en su día y los intereses de demora.

“Se trata de una especie de amnistía fiscal encubierta; aunque Hacienda recuperará el IVA no declarado, dejará de ingresar una cantidad muy relevante en concepto de sanciones que, en algunos casos, podrían llegar al delito fiscal en función de los importes no declarados”, explican fuentes no oficiales del departamento.

Según expertos fiscalistas, la sanción para estos casos puede suponer el 150% del impuesto no ingresado. E incluso puede llegar al 300% si el proveedor, además de lo declarar el IVA, lo ha repercutido a un tercero.

Los pequeños pueden arriesgarse

Hacienda espera que esta regularización sea generalizada entre los grandes proveedores con facturas abultadas sin declarar, que lógicamente serán los primeros a por los que vaya la inspección. Por el contrario, los pequeños contratistas pueden arriesgarse a no regularizar a cambio de ahorrarse los intereses de mora e incluso el IVA que no pagaron en su día.

Los expertos consultados coinciden en que Hacienda no puede perseguir desde la unidad de gestión todas estas facturas no declaradas, sino que para imponer una sanción, sino que tiene que abrir un acta de inspección al contribuyente. Lo cual puede hacer que algunas de estas empresas con pequeñas facturas se arriesguen a que las pillen.

Sea como fuere, esta vía de escape -que impulsó la propia Agencia Tributaria en el escándalo de las cuentas opacas en el HSBC en Suiza- va a dejar al Tesoro sin unos ingresos por sanciones muy relevantes. De ahí que haya cierto malestar dentro de la administración tributaria contra esta figura y se exija mayor dureza contra los defraudadores.

Publicado el Mar 21 2012. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Hosteleria, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos