ParaHORECA

Sevilla, disfrutando con los cinco sentidos


Sevilla con los 5 sentidos
La capital de Andalucía es una ciudad para disfrutar con los cinco sentidos.
El sonido se convierte en arte en los “tablaos” al escuchar flamenco; el acento sevillano; la gracia de sus gentes. El taconeo, las palmas, la música de las corridas de toros, las saetas en Semana Santa. Imprescindible acudir el Museo del Baile Flamenco, en el barrio de Santa Cruz.
El olor a Azahar -con sus naranjos en flor-; su manzanilla, sus finos y amontillados; sus aceites y vinagres. Y su perfume Agua de Sevilla disponible en la web: www.aromas.es

Las vistas desde la Giralda o desde el Metropol Parasol, conocida como las setas de la Encarnación. Y las vistas del pasado con tecnología de futuro: la realidad aumentada en La Catedral, la Torre del Oro o el Alcázar de Sevilla con su aura de fantasía y misterio. A través de un dispositivo compuesto por unas smartglasses y un touch pad, se viaja al pasado a través de reconstrucciones virtuales.
El Tacto sevillano puede ser una grata sorpresa con un masaje en un palacio del s. XVI, o la inmersión en el jacuzzi de uno de los hammanes árabes.

Sevilla tiene un sabor especial
Salir de tapas por Sevilla: “La Flor de Toranzo”, “Casa Morales”, “La Moneda”, “El Patio San Eloy”, “Taberna Miami”, “Antigua Abacería de San Lorenzo” y “Eslava”, por citar algunos de los clásicos.
Y de postre, acérquese a la Heladería “La Fiorentina” con Joaquín Liria al frente; especializado en elaboración de helados con aceite de oliva: pestiño, torrija, el dulce de polvorón o el piñonate, inspirándose en recetas árabes.
Si busca un restaurante más formal, en la sevillana calle López de Gomara, 19 –al sur de Triana- se encuentra “Jaylu”, donde le conquistarán con un salmorejo excelente; lleva aceitunas negras deshidratadas, picadito de jamón ibérico y tropezones de gamba roja. Entre las especialidades de la casa destaca el bruño de centolla; el flambeado de bacalao con yema de huevo; la tartera de acería; la corvina al coñac, el tartar de atún rojo; las cigalas, gambas, carabineros y pescados de Huelva y Cádiz. De postre no puede faltar un sorbete de mandarina con su coulis de naranja o los carpaccios de frutas naturales.

Como maridaje productos de la tierra: Manzanilla natural en rama, Finos y Amontillados de Villapanés, Palo Cortado y Mencal de Granada, un vino blanco elaborado con uva Moscatel de Alejandría, Souvignon Blanc y Chardonnay.

Panes artesanales con aceite y la famosa regaña, una galleta de pan típica de Andalucía, constituyen las señas de identidad de “Jaylu”. Respecto a la historia de la regaña se remonta a unos 1.000 años atrás. Cuando algún cocinero despistado descubrió que al someter las sopas de cereal al calor despiadado, se obtenía un alimento de bajo contenido en agua, ideal para largos viajes o para conservar en la despensa durante mucho tiempo. Informa Alfredo Muñiz.

Publicado el Nov 16 2017. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos