ParaHORECA

Se exigen responsabilidades a los gestores de la ampliación del Puerto de Avilés

El tiempo pasa y nada se ha hecho por atajar el problema de la pérdida de arena en la playa de Salinas. El desastre ecológico ha sido provocado principalmente por los dragados descontrolados llevados a cabo en obras de ampliación en el Puerto de Avilés, según las tesis de oceanógrafos y geólogos consultados por PARAHORECA.COM. Entretanto, la evolución de las cifras de los tráficos marítimos sigue cayendo, pese al dinero despilfarrado en la ría avilesina. Ante el desastre ecológico provocado, el grupo de Ornitología Mavea denuncia los efectos en el ecosistema del estuario y exige depurar responsabilidades sobre quienes fueran los gestores que decidieron llevar a cabo tales desmanes. La tomadura de pelo del Puerto de Avilés y su homólogo de Gijón es de juzgado de guardia”, según un amplio sector del pueblo asturiano.

“Igual que actualmente se piden responsabilidades a los gestores del Niemeyer por su despilfarro de dinero público, desde Mavea solicitamos que los gestores de la ampliación portuaria avilesina sean también analizados por las administraciones públicas con el fin de demostrar el innecesario gasto de dinero, así como la destrucción de una marisma de reconocido valor ambiental. Además, la sociedad debe exigir a la Autoridad Portuaria de Avilés que en vez de seguir destruyendo ambientalmente el estuario, comience a recuperarlo, ampliando la superficie de marisma”, explica César Álvarez Lao en un interesante artículo de opinión que reproducimos en su integridad en el siguiente apartado.

Informa Alfredo Muñiz

Enlaces relacionados:

El Gobierno de Rajoy responde a Cascos sobre la “gastronomía playera” y sus consecuencias…

Salvemos la playa de Salinas

El Puerto de Avilés promociona la gastronomía y se olvida de los dragados que afectan a Salinas

Entrevista a un surfero-socorrista en Salinas

Entrevista realizada por el director dePARAHORECA.COM al geólogo German Flor

Dudas sobre el “remiendo” de Salinas

Miguel Loya, el mejor hostelero de Salinas: “Necesitamos reflexionar como Ferran Adrià”

El sinsentido de la ampliación portuaria en Avilés

CÉSAR ÁLVAREZ LAO MIEMBRO DEL GRUPO DE ORNITOLOGÍA MAVEA Ante la reciente resolución adoptada por la Autoridad Portuaria de Avilés de no ejecutar la fase 3 de la ampliación de muelles en la margen derecha de la ría, el Grupu d’Ornitoloxía Mavea manifiesta su satisfacción y recuerda que esa idea ya la defendíamos nosotros en el año 2006, siendo la única voz en Avilés que se opuso a la ampliación portuaria.

La Autoridad Portuaria basaba la ampliación en «el incremento de tráfico observado en el Puerto de Avilés, junto con los cambios que se producen tanto en la flota que atiende el puerto (buques de tamaño creciente) como en las mercancías (imposiciones de mercado o tecnológicas)», según consta en la página 97 del estudio de impacto ambiental.

Debemos tener en cuenta que Mavea ya señalaba que el puerto perdía tráficos en aquellos años: en el año 2005 ya había sufrido una bajada, que se mostró más notoria en los años 2007 y 2008 (las obras comenzaron en 2009). La margen izquierda sí dejaba sitio para nuevos desarrollos (afirmado por la Autoridad Portuaria en la página 18 del estudio de impacto ambiental).

Por lo tanto, a lo largo del expediente administrativo no encontramos justificada la necesidad de esta ampliación. No existieron datos que avalasen ese aumento de tráficos del que hablaban, ni se aportaron públicamente los estudios existentes, ni los análisis de previsión de tráficos futuros. Se aludía a que dichos estudios se encontraban en un plan director en fase de redacción, pero luego se refirieron a documentos en construcción que aún no se habían aprobado en el momento de la cita.

Curiosamente existen publicadas en prensa opiniones, supuestamente basadas en datos también, donde se dice lo contrario. Así, el anterior Presidente de Puertos del Estado, Mariano Navas, afirmó que el desarrollo del proyecto completo estaría supeditado a la existencia de tráficos suficientes que vayan justificando la necesidad de las sucesivas fases. La ampliación «se debe hacer de forma que no se inicie la segunda y la tercera fase hasta que el mercado haya testado que, efectivamente, hay la demanda prevista y, eso si, previendo además el tiempo de desarrollo de las obras». Este planteamiento «es la forma razonable de realizar las cosas y lo que seguramente acordaremos con la Autoridad Portuaria» (prensa de los días 8 de junio de 2007 y 9 de junio de 2007).

También en la prensa, el 20 de enero de 2008, la anterior jefa de Planificación Estratégica y Comercial del Puerto de Avilés, Cristina López Arias, reconocía que cuando se adoptó la decisión de hacer la obra no existían tráficos que justificasen una actuación de la envergadura de la que autorizaron. «Si esperásemos a tener los tráficos para hacer los muelles, no los construiríamos en la vida» señalaba y que «como cualquier empresa, un salto adelante como el que pretende dar el Puerto de Avilés siempre implica una cierta incertidumbre. Se trata de un riesgo medido y estudiado; por supuesto no es una obra proyectada a tontas y a locas, pero es riesgo al fin y al cabo». ¡Qué fácil es especular con dinero público!

Todo esto nos conduce a sostener que ni existía (ni existe) motivación para la adopción de una decisión de la envergadura adoptada, que suponía urbanizar y dragar buena parte de la margen derecha de la ría de Avilés, con claras afecciones a espacios naturales protegidos y a especies de flora y fauna incluidas en catálogos de protección. Mavea lo recurrió judicialmente, aunque llegamos tarde a ello.

Igual que actualmente se piden responsabilidades a los gestores del Niemeyer por su despilfarro de dinero público, desde Mavea solicitamos que los gestores de la ampliación portuaria avilesina sean también analizados por las administraciones públicas con el fin de demostrar el innecesario gasto de dinero, así como la destrucción de una marisma de reconocido valor ambiental.

Además, la sociedad debe exigir a la Autoridad Portuaria de Avilés que en vez de seguir destruyendo ambientalmente el estuario, comience a recuperarlo, ampliando la superficie de marisma. Desde Mavea ya solicitamos la recuperación de las marismas de Maqua, así como la creación de lagunas mareales tanto en el erial de San Juan (margen izquierda de la bocana) como frente a las canteras del Estrellín (donde se preveía hacer la fase 3).

Publicado el Nov 7 2012. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, La Guinda. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos