ParaHORECA

Regresa la hora del vermouth

Martini Bottle 1863Martini cumple 150 años 

La hora del vermouth ha vuelto. Las terrazas de domingo o la copa tras el trabajo son tendencia. ¿Cuál es el secreto de esta bebida que ha encandilado a tantas generaciones?

Dudovich - White LadyLos inicios del vermouth se remontan a la época de los romanos, cuando éstos perfeccionaron la producción de vinos aromatizados hasta convertirla en un arte. Para ello, mezclaban el vino con plantas mediterráneas como el mirto, el tomillo y el romero. Estos vinos estaban muy bien valorados tanto por su sabor como por sus propiedades curativas, y se convirtieron en una parte esencial de la vida de los romanos.

La localización ideal para su producción era,y sigue siendo, la región septentrional de Italia, el Piamonte. Los suelos fértiles de los Alpes italianos son una rica fuente de hierbas aromáticas claves para la elaboración del vermouth, mientras que su clima Martini Bottle 1865fresco produce un vino suave y muy delicado al gusto. Además, durante la edad media, Génova se convirtió en núcleo del mercadeo de especias, proveyendo así de nuevos ingredientes para la producción de vermouths.

Ésta se fue perfeccionando a lo largo de los años hasta que en 1863 dos empresarios se marcaron como objetivo darle a esa bebida una consistencia en su sabor, hasta el momento no muy presente. Se llamaban Luigi Rossi y Alessandro Martini, y se acababan de convertir en propietarios de la Distilleria Nazionale da Spirito di Vino.

La receta secreta mejor guardada en 150 años

China Martini Donna con cappuccio di pelo - M. Rossi 1950A día de hoy, Martini se encuentra en más de 70 países pero su receta sigue estando sólo en manos de cuatro personas. En ella se detalla la combinación exacta de los más de 40 botánicos que se usan en la preparación de sus vermouths, de los cuales sólo conocemos: la artemisa, de carácter amargo; el orégano que aporta profundidad al sabor; rosas marroquíes; violetas italianas; limón dulce; naranja amarga; maderas jamaicanas; raíces francesas y especias de todo el mundo. Para capturar la esencia aromática de estos botánicos se usa el método tradicional del ‘macerato a la girata lenta’ en el cual se mezclan botánicos con alcohol natural en un tamburo que gira sobre si mismo solamente dos veces al día durante Martini Bottle 1868unas 3 semanas. Un proceso de elaboración único y necesario para conseguir el elixir puro que contiene la esencia de Martini desde hace 150 años.

La fórmula secreta se encuentra guardada en una cámara de seguridad. Giuseppe Musso tiene acceso al secreto, como Maestro Mezclador selecciona los vinos óptimos y, añade el elixir obtenido de los más de 40 elementos botánicos. De los botánicos se encarga Ivano Tonutti, que supervisa la búsqueda de los mejores ingredientes y garantiza la calidad a través del tacto, el sabor y el olor, llegando a un muestreo de hasta 500 botánicos cada año.

Los padres del vermouth

La marca Martini nace de la unión de dos emprendedores: Luigi Rossi, un herbolario turinés y Alessandro Martini un comercial florentino. Éstos, trabajaban para la Distilleria Nazionale da Spirito di Vino cuando se Fantino sulla bottiglia - J. Droit 1948conocieron, y tras 16 años, decidieron comprarla junto a un tercer socio, Teófilo Sola. Su objetivo: hacer un vermouth mucho más suave, sofisticado y de estilo constante. El empeño de Rossi por lograr una bebida impecable y la iniciativa de Martini para hacer de la suya una gran compañía, llevó ese proyecto hasta nuestros días.

Rossi y Martini llevaron su producto de exposición internacional en exposición internacional, logrando así su expansión y numerosos premios, como el que recibieron tras dos años de su fundación, el primer gran premio en Dublín, o las 40 medallas de Oro en diferentes competiciones. Estos éxitos y una gran red de embajadores liderada por Alessandro, hicieron que el mundo fijara su atención en Martini, hasta el punto que en 1903 se había convertido en una de las bebidas más cosmopolitas, con distribución en más de 70 países.

Entre su historia, en España destaca la del Café Torino, emblema del modernismo que, en 1902 trajo el vermouth a nuestro país.

Con la llegada del siglo XX llegaron a Europa los movimientos artísticos, las tertulias, las terrazas, los aperitivos y la pasión por el vermouth. En Barcelona, el vermouth desembarcó en 1893 de la mano del italiano Flaminio Mezzalama, gerente de Martini & Rossi, que inauguró 1902 - Cafe Torino Bararcelona 2una planta de importación a granel y embotellado de vermouth en Sant Martí de Provensals, en el Poble Nou. Y su éxito fue tal que, en 1897, la Regente María Cristina de Austria otorgó a Martini & Rossi el título de ‘Proveedor de la Casa Real Española’. Años más tarde, en 1901, este turinés fijó su centro de importación y degustación abriendo un pequeño bar en la Calle Escudellers número 8 conocido en la ciudad como “el Petit Torino“.

Martini Bottle 1977Visto el éxito de la bebida en la ciudad, decidió abrir un segundo bar mucho más grande al año siguiente. En septiembre de 1902 abrió sus puertas en la esquina del Paseo de Gracia con la Gran Vía el legendario “Café Torino”, también conocido como el “Palacio del Vermouth”. Su gran popularidad logró que tomar un Martini en el Torino se convirtiera en una de las atracciones favoritas de la ciudad.Y es que el mismo local era tan exquisito como su aperitivo ya que en su diseño colaboraron los modernistas de más renombre de la época. Puig i Cadafalch, realizó el techo de la entrada con artesonados en relieve y vigas decoradas con motivos lineales, florales y ondulados. Gaudí diseñó los techos de las estancias a base de placas hexagonales combinadas en un complejo entramado. Falqués proyectó la marquesina en hierro forjado con apliques de vidrio de color. Y su interior escondía tapices pintados por Urgell y Ferrater, pinturas al fresco de Saumell y García y esculturas de Buzzi y Massana.

G. Petiti - 1935 - Boys tricolori con cartello MartiniTal era su belleza que en 1903 se hizo con el premio del Ayuntamiento de Barcelona al mejor diseño de comercio de la ciudad. A pesar de todo, el proyecto no duró. Al fallecer su fundador en 1911, desapareció también el Torino, que cayó en el olvido hasta su destrucción en el año 1934. Atrás quedó el emblema, pero la marca Martini se instauró en el país y fue creciendo hasta llegar a nuestros días. Ahora, en su 150 aniversario, Martini nos invita a revivir el espíritu del vermouth original y a celebrar el momento del aperitivo entre amigos del mismo modo que se hacía en sus inicios. Martini, 150 años manteniendo la tradición del Vermouth Original.

Relacionado: Martini Royale, un cóctel listo para servir

Publicado el Oct 30 2013. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Noticias destacadas, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos