ParaHORECA

¿Qué pasará con la gastronomía caduca de El Corte Inglés?

Con las cosas de comer no se juega. El Corte Inglés necesita cash para seguir adelante y su gran líder Isidoro Álvarez se encuentra en una encrucijada de la que no sabe cómo salir en el otoño de su carrera. Entretanto, la sección gastronómica de Harrods o Lafayette continúa brillando con productos para millonarios y clientes que consumen tentempiés de caviar iraní, salmón ahumado y jamón de Jabugo. Pero, ¿qué ocurre con la gastronomía de El Corte Inglés? La estrategia principal parece orientarse a potenciar productos low cost a través de Hipercor para sobrevivir a la crisis. Sin embargo, la oferta compite con las marcas de Mercadona o Carreffour que se comen el pastel al gigante de los grandes almacenes. Relacionado: Las vacas flacas de El Corte Inglés con un 18,32 % menos de “leche” y una caída en picado de Hipercor.

La primavera en El Corte Inglés se ha marchitado y en agosto comienzan a caer las hojas de otoño en sus establecimientos de España y Portugal. En las próximas horas saldrá a la luz las posibles pérdidas del grupo en el último ejercicio, tras la Junta General que se celebra en el momento de escribir esta información. En el pasado año se optó por una huida hacia adelante con la apertura de nuevos centros comerciales, lo cual ha provocado una expansión incontrolada. Se vaticina una caída en picado que sólo podrá solventarse con la venta de un paquete importante de acciones de la autocartera a un grupo solvente. Los rumores apuntan a que los árabes se encuentran como buitres rondando a su presa. El fondo de Qatar Quia, tras invertir en Harrods hace años, podría ser el salvador de El Corte Inglés con una entrada de, al menos, el 10 % del capital societario.

De momento, El Corte Inglés se financia con la ayuda de sus empleados que depositan sus ahorros en la compañía pero esperan cobrar sus intereses. Además, la cadena de grandes almacenes ha puesto a la venta la joya corona, su patrimonio inmobiliario (valorado en 18.000 millones de euros). El gran problema es que no están los tiempos para invertir en gangas inmobiliarias a precios que no sean irrisorios.

Los problemas familiares con los accionistas minoristas

Cerca de los 80 años, el gran líder no tiene sucesor. En su día Isidoro Álvarez adquirió el paquete accionarial de David González, tras pleitear con sus sobrinos por la valoración de las acciones. El mandamás promociona a su sobrino de 39 años, Dimas Gimeno Álvarez, este domingo fue nombrado nuevo consejero director general de El Corte Inglés. Sin embargo, un sector del sanedrín empresarial parece no aceptarlo e incluso hay quien cuchichea que “no da la talla”. En ocasiones los puestos de conveniencia pasan factura…

huevo1En su día nuestro portentoso Isidoro Álvarez no supo cómo resolver sus problemillas familiares por aquello del «precio justo». Después del fracaso con las autoridades contables más eminentes de este país, se rumoreó que fue un estudiante de contabilidad quien propuso la solución esgrimida por el pariente minoritario y aceptada por la juez a la hora de valorar las acciones del grupo. La familia Areces Fuentes denunció en tiempos remotos que El Corte Inglés había establecido en sus estatutos societarios impedimentos para que el valor accionarial no pudiera fijarse a precio de mercado, y así impedir que vendieran su participación fuera del clan. Fue en 2005 en una junta convocada por el presidente Isidoro cuando se cambiaron los polémicos estatutos y se estableció que las acciones sólo podrían venderse al valor teórico de la acción en lugar del precio de mercado. Entonces los auditores manifestaron que, según la ley Financiera y las normas del ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas), no podían proceder a su valoración debido a la incompatibilidad creada tanto por la ley como por las normas. El asunto se solucionó con la modificación estatutaria.

El consejo de administración encargó una valoración al catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Leandro Cañibano, quien utilizó el método del activo real neto. Un sistema confirmado por el bufete Uría-Menéndez y por otro insigne profesor de Alcalá de Henares.  Después de dos años de disputas, la juez dio la razón a César Areces, sobrino del fallecido Ramón Areces y primo de Isidoro. El disidente minoritario poseía un 0,67 por ciento de la gran compañía y el fallo judicial estimó que El Corte Inglés infringió el procedimiento de transmisión de dicho paquete accionarial, valorado en 98 millones de euros frente a los 35 que pretendían otorgarle. Casualmente el «superperito» Cañibano no ratificó su valoración durante el juicio. Cosas que pasan en las mejores familias.

Veremos a ver cómo se guisa ahora la «nouvelle cuisine» financiera para vender su parte a los árabes… Entretanto, Isidoro permanece al frente del barco, pese a su delicado estado de salud y a su avanzada edad. Necesita fichar a un buen patrón que le suceda como hizo Amancio Ortega con Pablo Isla. Así las cosas, don Isidoro además de seducir a los reyes del petróleo tendrá que conquistar a un capitán adecuado para retomar el rumbo de la nave. De momento, su sobrino tendrá una oportunidad. Veremos si lo logra. Informa Alfredo Muñiz.

Publicado el Ago 25 2013. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria, Noticias destacadas, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos