ParaHORECA

Puigdemont ingresará en una celda de 11 m² con todo incluido, menús a 3,69 €, y en Navidad 7,38 €

Celda individual o a compartir de 11 para Puigdemont con menús que costarán a los españoles 3,69 € y en Navidad 7,38 €
La fiscalía de Bélgica pregunta a las autoridades españolas sobre el tamaño de la celda que ocupará el supuesto “presidente de la república catalana en el exilio” Carles Puigdemont y si tendrá “suficiente” comida para satisfacer su apetito. Las autoridades españolas informan que la prisión de Estremera, lugar que pasaría a ocupar Puigdemont si regresa a España, cuenta con un diseño de última generación, se trata de uno de los centros penitenciarios más avanzados del mundo, espaciosas y luminosas celdas de 11 metros cuadrados. Puigdemont podría residir en una celda individual o, si lo prefiere, compartir habitación con uno de de los exconsejeros encerrados. Así podrían charlar sobre política y jugar a las cartas, incluso ver la televisión. Las habitaciones cuenta con duchas y baños que respetan la intimidad de los reclusos.
En cuanto a la dieta, el alojamiento incluye un todo incluido de desayuno, almuerzo y cena. Los menús se personalizan de acuerdo a la edad, salud y costumbres costumbres culturales o religiosas. Los presos no pueden consumir alcohol pero podrán disfrutar de menús especiales en Navidad. En concreto, el menú del día de Puigdemont costará a los españoles 3,69 euros, IVA incluido, si ingresa en prisión antes de que termine el año 2017. Excepto en las fiestas navideñas que tendremos que pagar de nuestros impuestos 7,38 euros por banquete especial. Sin embargo, los reclusos no podrán brindar ni con cava, ni con champán, ni con sidra asturiana. Así las cosas, se prepara el alojamiento para recibir a los ex-mandatarios catalanes y se informa a Bélgica que podrán disfrutar de actividades culturales, formativas, deportivas e incluso terapéuticas; entre ellas, un gimnasio, una biblioteca o talleres de todo tipo.
Además, se explica que solo pasarán a módulos de aislamiento si protagonizan episodios violentos contra funcionarios o contra otros compañeros de cárcel.
Además, Interior explica a los belgas que en el centro de Estremera, donde ingresaría Puigdemont, hay suficientes celdas libres: más de cien plazas aún sin ocupar.

Adiós al sábado sabadete, una vez al mes el casquete

Una vez al mes, los reclusos pueden celebrar comunicaciones íntimas con su cónyuge o pareja de hecho estable, con una duración mínima de 1 hora y no superior a 3 horas. Los funcionarios de prisiones les facilitan condones pagados con dinero de todos los españoles. Además, los internos tienen la posibilidad de comunicar semanalmente con sus familiares y amigos a través de los locutorios durante 40 minutos. Y si están aburridos, pueden efectuar 10 llamadas de teléfono a la semana a familiares y amigos. Y para que no sientan nostalgia, se organizan visitas familiares y de convivencia, una vez al trimestre con una duración máxima de 6 horas.
Entretanto, la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, confirma la responsabilidad civil por 6,2 M para Puigdemont y el resto del Govern por delitos de rebelión, sedición y malversación.

Salpicón, cordero, langostinos pero sin cava en los menús navideños

gambas

Durante las fiestas navideñas los reclusos en las prisiones son agasajados con langostinos, salpicón de marisco, paletilla de cordero, piña y surtido navideño. Así una cena de Fin de Año en prisión puede consistir en langostinos, salmón, solomillo al cabrales, surtido de turrones, piña y las tradicionales doce uvas de la suerte. Al día siguiente también hay menú especial. Los menús especiales se extienden desde Nochebuena hasta el día de Reyes, desayuno con roscón y comida especial. Aunque según informa a PARAHORECA.COM fuentes confidenciales penitenciarias con ironía: “Al aumentar el número de presos, como siga así el asunto, vamos a tener que rebajar el presupuesto del menú gourmet navideño porque no está el patio para grandes celebraciones”. En Navidad el presupuesto para menús en las cárceles suele andar en algo más de 7 euros por preso.

Salpicón, cordero y profiteroles

La cárcel madrileña de Estremera, donde se encuentra Junqueras y los cinco exconsellers, organiza menús especiales para sus 1.350 reclusos durante las próximas fiestas. Esta práctica es habitual en todas las prisiones españolas. Sin embargo, está prohibido el alcohol en todos los centros penitenciarios. La carne suele ser lo más popular: entrecot, pierna de cordero, chuletas y redondo de ternera.
Durante la pasada Nochebuena tomaron una “ensalada tropical” compuesta de lechuga, maíz, piña en almíbar, arroz, gambas, pavo y mayonesa. De segundo, un entrecot de vacuno de “300 gramos” con patatas fritas. Y, para terminar, un flan de huevo y una “bolsita surtido” de dulces navideños. Al día siguiente, Navidad, los presos recibieron de desayuno “leche con cacao” y “suizos”, mientras que a la hora de la comida el día de Navidad pudieron elegir entre “salpicón” de mariscos y “espárragos con mayonesa”. De plato principal, la tradicional “pierna de cordero” asada acompañada de ensalada de lechuga, tomate y cebolla. Terminaron con “profiteroles con nata”. Tres para cada preso, según detalla la orden interna. Sin embargo no se permite ningún tipo de alcohol, así que ni una copita de cava.

No obstante, el gasto no es homogéneo y contempla tres tipos de internos y otros tantos de centros. Así, distingue entre presos sanos, jóvenes y las llamadas “raciones de enfermería”. Estas últimas son las más costosas y están destinadas a aquellos reclusos con problemas de salud, pero no solo. Así, también recibirán esta alimentación especial “los hijos menores de internas que convivan con sus madres, las internas que se hallen encintas o amamantando a su hijos y los enfermos carenciales”. Eso sí, “siempre que así lo dictaminen los servicios médicos del Centro Penitenciario”.

Respecto a los tipos de centros, Instituciones Penitenciarias los clasifica en tres tipos en función del número de reclusos que acojan: Grupo I, Grupo II y Grupo III. De ello dependerá la cantidad que Interior les entregará por preso para alimentación. Así, los primeros, que son aquellos que albergan menos de 200 internos, son los que tienen un presupuesto más elevado ‘per cápita’. En concreto, 4,19 euros. Los segundos, que son los que custodian entre 200 y 500 presos, recibirán 3,71 euros por preso y día. Y finalmente, los de Grupo III –entre los que se encuentra la prisión de Estremera- que son los retienen a más de 500 internos, recibirán los 3,69 euros ya comentados.

Además, Prisiones hace un esfuerzo económico en tres festividades señaladas. Se trata de Navidad, Año Nuevo y el 24 de septiembre, día de Nuestra Señora de la Mercedes, patrona de Instituciones Penitenciarias. En esos días, el gasto se duplica literalmente hasta los 7,38 euros para dar un menú especial a unos 60.000 reos actuales. El gasto que supone para el Estado puede llegar a más de 70 millones de euros. Informa A. M.

Relacionado: Del “Españolito” al cerdo “Pig Demont”, 119 pinchos en el campeonato de Gijón

Churros, tortilla y gazpacho sin cava, saborean Junqueras y los exconsellers en prisión

Publicado el Nov 16 2017. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Lugares con duende. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos