ParaHORECA

“En el Niemeyer no se hacía todo lo correcto que se debía”, según la consejera, pero siguen mareando la perdiz….

Las cuentas del cortijo Niemeyer destapadas por la firma de auditoría Deloitte dejan entrever un cachondeo en la gestión del dinero público. En su día se tildó de “chiringuito socialista” el tinglado cuya verdad ahora sala e a la luz. Lo simpático es el fervor de limpieza del PSOE con un patronato mayoritariamente socialista que decidirá sobre las responsabilidades. La entidad podría tener que devolver subvenciones por importe de 1,2 millones de euros, lo que daría la razón a las denuncias del Gobierno de Cascos y elevaría la deuda de la Fundación Niemeyer a unos 3,5 millones de euros. La propia presidenta socialista, Ana González, en nombre del Ejecutivo regional reconoce que existen pagos que no están debidamente justificados por un valor que supera el millón de euros. Además se descubrieron facturas que no estaban correctamente justificadas por valor de 461.127 euros. El Centro Cultural fabricante de humo deja unas pérdidas cercanas el millón de euros (993.648). Para rematar la deuda de 2,2 millones podría alcanzar los 3,5 millones en caso de que la noble institución tenga que reintegrar al Principado 1,2 millones por la revocación de una serie de subvenciones recibidas entre los años 2007 y 2010. Los patronos no se enteraron de nada porque no les informaron adecuadamente viene a decir la señora presidenta y consejera de Cultura del Principado. Aquí paz y en el cielo gloria. Sigamos mareando la perdiz. En la lengua española “marear la perdiz” significa “hacer perder intencionadamente el tiempo en rodeos o dilaciones que retrasen u obstaculicen la resolución de un problema”. Ya va siendo hora de pedir responsabilidades…

Ante las evidencias, La alcaldesa del Niemeyer pierde la confianza en Natalio Grueso y reconoce que se ha gestionado mal el dinero público »

Nota oficial de prensa: La Fundación Niemeyer presenta ante el Patronato las cuentas anuales de 2011

Las cachondas deudas impugnadas

Al menos los patronos impugnaron una deuda con el anterior ex secretario de la Fundación José Luis Rebollo, y otra deuda por una exposición que no llegó a celebrarse pero se fraguó en un viaje “turístico cultural” realizado a la Costa Azul con dinero del contribuyente, ambas partidas pendientes de pago superan los 100.000 euros. Dentro de está suma no se contabiliza el costo del viaje con un séquito encabezado por el concejal de Cultura Román Antonio Álvarez y el ex director Natalio Grueso, y con enviados de prensa de medios locales de Avilés…que desfilaron por la alfombra roja del festival de Cannes.

Un desastre de gestión destapada en el informe de audioría

La presidenta de la Fundación Centro Niemeyer y consejera de Cultura del Principado, Ana González, ha asegurado este lunes que en las cuentas de la Fundación Centro Niemeyer “no se hacía todo lo correcto que se debía”.

Así se ha manifestado en rueda de prensa tras presentar al patronato el informe “con salvedades” que emitió una auditoría respecto a las cuentas de 2011. González ha insistido en que dicho informe, que incluye cinco salvedades, no es desfavorable.

“Dice que está de acuerdo con los estados financieros, pero que ve cosas por resolver”, ha dicho y apuntado que “todas las salvedades ya habían sido puestas de manifiesto en las cuentas”.

La presidenta de la Fundación ha indicado que a la vista de las mismas pedirá “aclaraciones a quien corresponde”  por los 2,22 millones de euros de pérdidas que arrojó la institución el pasado año, según la auditoría que hoy se ha hecho pública. Apuntó directamente al antiguo gerente, Natalio Grueso; el secretario, José Luis Rebollo, y a los proveedores que emitieron las facturas que no están bien justificadas.

Aunque ha dicho que no quiere precipitarse y primero escuchará sus explicaciones González ha indicado que “aquí había unos gestores concretos con unos poderes concretos y no creo que hayan informado de todo al patronato”.

“Los patronos vigilan en función de la información que les dan”, afirmó al ser preguntada acerca de si también pediría responsabilidades a los miembros del patronato.

González ha detallado las salvedades, una de las cuales se corresponde con los ajustes realizados por la Fundación respecto a las cuentas de 2010. Otra está relacionada con las provisiones por impuestos y otra con el hecho de que la Fundación tiene registradas existencias de material de merchandising y publicitario.

Se incluye también como salvedad el hecho de que la Fundación ha provisionado un importe de 1.231.649 euros para devolver la cuantía exigida respecto a las subvenciones de los años 2007, 2008, 2009 y 2010, estando únicamente los dos últimos pendientes de resolución.

La última de las salvedades es referente a la existencia de registros de la Fundación recogidos como ‘otros gastos de la actividad’ o ‘gastos en proyectos’. Hay 182.616 euros relacionados con cargos sin justificación o invitaciones en la cafetería y restaurante del Centro Niemeyer “de las que se desconoce el propósito y los destinatarios”.

A ellos se suman algo más de 400.000 euros relacionados con contrataciones y gastos de índole internacional.

La presidenta de la Fundación ha expresado también su deseo de “iniciar el año con el concurso de acreedores cerrado para poder empezar a pagar a los proveedores”.

Para el próximo miércoles ha convocado un nuevo patronato para aprobar las cuentas y el plan de viabilidad.

Publicado el Nov 27 2012. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, La Guinda. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos