ParaHORECA

Natalio Grueso se lava las manos ante el juez en el caso Niemeyer

“Inocente” se declara el imputado Natalio Grueso al ser llamado a declarar ante presuntos delitos cometidos durante su gestión al frente del Centro Cultural Niemeyer de Avilés.

Natalio Grueso, su ex mujer y un agente de viajes de El Corte Inglés declaran ante el juez que nunca cometieron ninguna ilegalidad ni delito en relación a las polémicas cuentas y facturas del Niemeyer.

Aunque los medios no pudieron escuchar sus declaraciones durante el juicio, el abogado de los imputados, Pelayo Fernández-Mijares, ha defendido la inocencia de sus clientes.

Natalio Grueso no ha dicho ni una palabra a los periodistas, en otras ocasiones ha expresado su descontento con la prensa asturiana y ha advertido que podría denunciar a distintos medios. Relacionado: Ansón sobre Grueso: “Los sectarios de siempre, los jarrapellejos de las navajas cachicuernas, los envidiosos de verde limón, te acosan”

De momento, nada se ha esclarecido sobre la denuncia tras localizar determinados asuntos turbios en las cuentas entre 2007 y 2010. Se detectaron hechos “que podrían ser constitutivos de delito por falsedad en documento mercantil, societario y contra la Hacienda pública en el ámbito de las subvenciones”. Relacionado: Un “exejecutivo” del PSOE contratado por Ana Botella es imputado por un presunto delito societario en el Niemeyer

Antecedentes del misterioso culebrón niemeyesco

Con la llegada del Gobierno asturiano presidido por Francisco Álvarez Cascos se destaparon graves irregularidades económicas en la gestión de la Fundación Niemeyer y se optó por cambiar la dirección del centro. Relacionado: El partido de Cascos arremete contra presuntas subvenciones sin justificar en el Niemeyer por 3,5 millones

Con la victoria del PSOE en las elecciones autonómicas anticipadas que se celebraron el 25 de marzo de 2012 se devolvió la administración del Niemeyer a la Fundación, tras haber sido gestionado por RECREA. El patronato está presidido en estos momentos por Ana González, consejera de Cultura del Principado. La Fundación encargó una auditoría externa para analizar la gestión de Natalio Grueso y comenzó a detectar que las cuentas no cuadraban. Así se confesó la ausencia de facturas que justificaran determinados gastos por más de 400.000 euros.

La propia Fundación controlada por los socialistas interpuso entonces una denuncia contra Natalio Grueso, después de haberlo defendido a capa y espada durante el Gobierno de Vicente Álvarez Areces.  Relacionado: La trampa resplandece en el Niemeyer: la fundación denuncia irregularidades en sus cuentas

En el día de hoy Natalio Grueso ha tenido que ausentarse de sus labores en el Ayuntamiento de Madrid como responsable de la programación cultural. Como justificante de ausencia alude su obligatoriedad para declarar como imputado en el jaleo del Niemeyer, junto con su exmujer que presuntamente le acompañó en viajes financiados con dinero público y un empleado de una conocida agencia de viajes.

Entretanto el Parlamento asturiano constituyó el pasado mes de diciembre una comisión de investigación para tratar la gestión de Grueso. La comisión está presidida por el diputado del PP Alfonso Román López.

Un mes después la Fundación Óscar Niemeyer anunció un plan para saldar en diez años la deuda contraída por el Centro Cultural, que asciende a 3,4 millones de euros.

Polémica “socialista” hasta con la Familia Real

Desde antes de su inauguración en 2011, surgieron rumores sobre un pelotazo urbanístico en torno al Niemeyer, denunciado por el exalcalde popular de Oviedo Gabino de Lorenzo. No obstante, la pataleta del regidor ovetense estaba causada principalmente por la pérdida de la construcción en la capital de Asturias del edificio emblemático del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. El proyecto fue un regalo del centenario artista a la Fundación Príncipe de Asturias. Ante el revuelo organizado, la Familia Real no permitió la utilización del nombre del Heredero para fundar el Museo de los Premios Príncipe de Asturias, idea inicial pensada para lo que hoy se conoce como el Niemeyer de Asturias.

La riqueza arquitectónica

El complejo Niemeyer supuso una inversión aproximada de 43 millones de euros, sufragados por el Principado de Asturias y el Estado. Al final se diseñaron varios espacios: el Auditorio con posibilidad de crear un escenario exterior; la Cúpula que alberga una sala de exposiciones; la Torre-Mirador dedicado a los servicios de restauración; el Edificio Polivalente y una Plaza Abierta que sirve para albergar al público en los conciertos al aire libre.

cartel parahoreca2 (2) verano

Publicado el Mar 13 2013. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos