ParaHORECA

Natalio Grueso le echa la culpa de los males del Niemeyer a los políticos asturianos

Tras declarar ante el juez como imputado en una causa por presuntos delitos y dejar un pufo de 3,4 millones de euros, Grueso considera que la culpa de todo la tienen los políticos. Primero arremetió contra Cascos por querer destapar presuntas irregularidades y exceso de gastos en viajes y alcohol con cargo al erario público. Al final, además Foro de Asturias, la actual consejera de Cultura perteneciente al partido socialista ha interpuesto una denuncia contra el exdirectivo.

Entrevista concedida a EFE tras su silencio a la salida del juicio

Los políticos en Asturias “han destrozado” “el principal proyecto cultural del país”, es decir el Centro Niemeyer (Avilés), sostiene en una entrevista con Efe el que fue su gestor de 2006 a 2011 y actual director de Artes Escénicas de la Comunidad de Madrid, Natalio Grueso (Oviedo, 1970).

Grueso, que dirigió esa institución desde que el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, fallecido el pasado diciembre a los 104 años, lo donó al Gobierno de Asturias, ha tenido que declarar esta semana en el proceso de diligencias previas que se instruye en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Avilés por una denuncia sobre las cuentas del centro.
El gestor estuvo al frente del proyecto hasta que el Gobierno de Asturias que presidió Francisco Álvarez-Cascos retiró la cesión del mismo a la Fundación Niemeyer, el 15 de diciembre de 2011.
Grueso se siente, asegura a Efe, “muy tranquilo” en lo que se refiere a su administración pero, “a la vez, muy triste, porque los políticos en Asturias destrozaron el principal proyecto cultural de este país y, de paso, destrozaron el futuro de una ciudad como Avilés”.
“Ahora -prosigue- tienen que explicar ante la ciudadanía por qué lo hicieron y buscar culpables donde no los hay y ahí siempre está el eslabón más débil que es quien es independiente y no milita en ningún partido político”.
El proceso se inició a raíz de que la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer-Principado de Asturias presentara el pasado diciembre una denuncia contra Grueso porque, tras un auditoría al periodo 2007-2011, faltaba justificación de determinados gastos, que podrían ascender hasta 400.000 euros.
Grueso, como ya hizo ante el juez esta semana, niega la existencia de delito o ilegalidad alguna en su gestión, que era auditada cada año y cuyas finanzas estaban sometidas al Tribunal de Cuentas.
“Lo que sí está reconocido por todas las partes -subraya- es que no ha desaparecido ni un solo euro. De lo que se está hablando es de si el uso que se hizo sobre los fondos fue el adecuado o no”, y se asombra de que se ponga en duda cuando Avilés, una ciudad de 80.000 habitantes, “generó en imagen pública cerca de 400 millones de euros, multiplico el turismo y provocó noticias en medios de comunicación de 146 países”.
Niemeyer, que además de ser “un gran amigo” era un “sabio”, le insistía cuando se desató la polémica sobre el centro, en el que se invirtieron cerca de 43 millones de euros, frente, por ejemplo, a los más de mil de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, en que “lo importante siempre es crear cosas, no destruirlas”.
“A él le habían negado el visado para entrar en Estados Unidos por comunista y tiempo después va y construye el edificio de la ONU. Le querían encarcelar en Brasil y después le dieron honores de Estado. Estas cosas, me decía, pasan en la vida habitualmente”.
Erigido junto a la ría de Avilés con la pretensión de que supusiera el revulsivo que fue para Bilbao el Museo Guggenheim, es el único edificio de Niemeyer en España y se inauguró oficialmente el 25 de marzo de 2011.
Por él pasaron Woody Allen, Jessica Lange o Kevin Spacey y albergó la I Cumbre Iberoamericana de la Creatividad de la ONU.
Todos ellos, admite, le han mostrado su solidaridad. “Son todos buenos amigos y hay que tener en cuenta que toda esa gente vino allí de forma desinteresada, sin cobrar, y por amistad y esa amistad permanece hoy más sólida que nunca”.
El Centro cerró sus puertas en diciembre de 2011, al concluir la programación prevista por la Fundación, y asumir el Gobierno del Principado la gestión del Niemeyer, al que Álvarez Cascos renombró como Centro Cultural Internacional Avilés.
Sin embargo, la victoria del PSOE en las elecciones autonómicas anticipadas que se celebraron el 25 de marzo de 2012 devolvió la administración del Niemeyer a la Fundación, con un nuevo patronato presidido por Ana González, consejera de Cultura del Principado y el 20 de junio de 2012 recuperó su nombre original.
El Parlamento asturiano constituyó el pasado 10 de diciembre una comisión de investigación para analizar la gestión de Grueso, presidida por el diputado del PP Alfonso Román López.
Un mes después la Fundación Óscar Niemeyer anunció un plan para saldar en diez años la deuda contraída por el Centro Cultural, que asciende a 3,4 millones de euros.
cartel parahoreca2 (2) verano
Publicado el Mar 17 2013. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos