ParaHORECA

Modernist Cuisine, el mejor libro de cocina del mundo

Presentado por el científico-cocinero Nathan Myhrvold
Su obra culinaria cumbre es Modernist Cuisine: The Art and Science of Cooking (Cocina modernista: El arte y la ciencia de la cocina). Todos los que la compran se quedan satisfechos. Ya ocupa un lugar privilegiado en las estanterías de nuestros mejores chefs, e incluso el actor Juan Echanove se ha quedado encantado: “Imprescindible, se trata de una obra esencial para los maestros de los fogones”, cuenta Echanove sobre el libro. Le preguntamos si se lo recomendaría también a un aprendiz y responde: “Útil para todos …, pero más para ya iniciados”.

Modernist Cuisine: El arte y la ciencia de la cocina de Nathan Myhrvold (Taschen) con los mejores chefs del mundo

Andoni Luís Aduriz tuvo el honor de presentar a Nathan Myhrvold en Madrid Fusión 2012.

Un científico en la cocina

Se le conoce como el científico de las seis vidas distintas y después de leer su biografía se entiende mejor… Nathan Myhrvold nació en Seattle en 1959, estudió en las universidades más prestigiosas de América y se especializó en materias como las matemáticas, la geofísica y la física de partículas. Tras graduarse en Princeton, le dedicó un año a desarrollar junto a Stephen Hawking la teoría de la física cuántica en Cambridge. Después abandonó la Universidad. Había decidido lanzarse al mundo empresarial y lo hizo poniendo en marcha una compañía tecnológica llamada Dynamical Sistems Research. Sus logros inquietaron a Microsoft, que fiel a su afición por devorar competidores, se la compró. A partir de entonces, Myrvohold se dedicó a desarrollar proyectos pioneros para la empresa de Bill Gates. Además el cocinero-científico realizó trabajos con tecnología para combatir la malaria; estudió las migraciones de los dinosaurios, y hasta se aventuró a estudiar los excrementos de los pingüinos. Por lo visto es un  apasionado de las nuevas técnicas culinarias, como la cocina al vacío.

 

La ciencia aplicada a los fogones

Con la ‘cryofritura’ se logra un filete casi crudo en el interior, a la vez tostado y crujiente por fuera. La técnica consiste en alternar altas temperaturas, pasando del nitrógeno líquido durante 30 segundos, e inmediatamente después se introduce en aceite hirviendo a 200º C. Del frío extremo a las altas temperaturas, ese es el secreto.

Publicado el Feb 3 2012. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, La Guinda. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos