ParaHORECA

Mi carta a los Reyes Magos de Oriente

Queridos Magos de Oriente, veréis, este año no quiero ni pistolas, ni bombas, ni juguetes bélicos, tan sólo un kit de Harry Potter para resolver el problemilla del paro y otros asuntillos. En este día mágico me gustaría que todos los amigos resolvieran los roces que tuvieron en 2017, que se llamaran por teléfono y se atrevieran a decir te quiero. El diálogo lo resuelve todo, y en ocasiones el cariño puede obrar milagros.

Hace unos meses intenté poner un poco de sentido común en el asunto del independentismo, y las broncas entre unos y otros… La verdad es que mi labor conciliadora me salió como un tiro por la culata. Al final, hasta se sintieron aludidos colegas que no pretendía ofender pero así es la vida: Recobremos la cordura y olvidémonos un poco de las redes sociales. En ocasiones las palabras se malinterpretan o duelen por las circunstancias personales de cada uno. ¡A que no es para tanto! Espero que el tiempo lo cure todo y se acaben los malos rollos.

¡Ah, se me olvidaba!, ya que estamos en un día mágico para mi querida playa de Salinas pido sensatez. Ya sabeis que se necesitan 900.000 metros cúbicos de arena para regenerar Salinas.

Papá Noel, ese viejo cascarrabias de traje rojo, nos ha fallado en lo de la amistad fraternal. Confío en vuestra magia oriental para que las próximas generaciones puedan seguir disfrutando del colegueo en la arena y con aire puro. Si os pido reducir la contaminación, ¿sería demasiado…?

Por lo demás, ya sabeis “virgencita que me quede como estaba”, aún sigo recuperándome de un esguince de tobillo, así que espero poder trotar dentro de poco. Salud también para mi familia y amigos.

Una ración de amor siempre viene bien, y si nos toca la lotería ya sería la leche. ¿Un viaje alrededor del mundo, Galápagos, Brasil, Argentina, Nueva Zelanda, Islandia? Mi lista de sitios pendientes de visitar es interminable.

Y para los que ya no creen en Reyes les regalo una sonrisa. “Hija tenemos que confesarte que los Reyes somos los padres”.

“Lo sabía, lo sabía!, sabía que era una princesa”.

Mi último deseo: no perder nunca la ilusión, ayudaros a planificar el viaje de vuestros sueños para 2018 y, por supuesto, que se vendan muchas revistas VIAJAR, VIVIR y SABOREAR, a la venta en los mejores kioscos de España. Feliz día de Reyes a todos y a disfrutar de la portada:

Relacionado: Se necesitan 900.000 metros cúbicos de arena para regenerar Salinas

Noemí de OT se derrumba y pide perdón a Alfred

Publicado el Ene 6 2018. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos