ParaHORECA

Medidas contra la crisis en la carta de vinos: copas, medias botellas y cobro por descorche

Unos ofrecen medias botellas, otros copas para probar distintos vinos. Los más agresivos permiten el descorche de botellas traídas del exterior. Mientras que los creativos proponen maridajes con los menús a un precio cerrado. Los afectados por el descenso de facturación en las comidas de empresa optan por una carta de vinos menos extensa y por la reducción del stock de los caldos más caros, aunque siempre habrá clientes que puedan quedar descontentos.

Por último, en tiempos de crisis es necesario ajustar los precios y destinar una parte del presupuesto a publicidad en digitales como www.parahoreca.com, la revista que hace líderes.

Pide presupueste al correo: alfredo@parahoreca.com

¿Puedo llevar el vino de casa a la cena? The French Loundry no pone ninguna traba pero cobra 75 $ por servir el vino que compras fuera del restaurante

La crisis lleva a agudizar el ingenio de los más sibaritas. Aquellos que quieren probar vinos para millonarios, y no disfrutan de petrodólares, buscan sitios donde les permitan llevar sus propias botellas aunque cobren un extra por el servicio. Incluso en los templos culinarios de Estados Unidos comienza a permitir dicha práctica, vean la carta de The French Loundryconsiderado entre los 50 mejores restaurantes del mundo. Cuenta con una extensa carta de vinos de 121 páginas, y en la portada explica claramente que cobran 75 dólares por el servicio de sommelier para consumiciones que aporten de fuera, con el límite de una botella de 750 ml por cada dos personas en la mesa. De esta forma los comensales pueden adquirir su vino preferido en una de las bodegas del Valle del Napa o recurrir a su bodega particular. El establecimiento de tres estrellas está situado en Yountvile (California). El nombre The French Loundry le viene de los años 20, cuando la hermosa casa de piedra era utilizada como lavandería de vapor francesa. Desde mediados de los 90 se ha convertido en un templo culinario comandado por el prestigioso chef Thomas Keller. En la carta ofrecen copas de vino para degustar y botellas de distintos tamaños. Los recomendados de la casa son el champán francés Bollinger RD 1997; y los vinos californianos Marcassin chardonnay 2005, procedente de Sonoma coast, junto con el conocido Dunn Howell Mountain 1997 del Napa Valley. Sorprende que en referencia a los tintos españoles figure como altamente recomendado el Priorato Dits del Terra de 2003, al precio de 230 dólares la botella.

75 dólares por descorchar una botella de vino del supermercado

En Australia y otros países de raíces anglosajonas, no es de extrañar que en las bodas de postín los invitados aporten su propio vino para degustar en el banquete nupcial. Esta tendencia está llegando a los restaurantes españoles que comienzan a ponerse las pilas ante las bajadas de consumo de las añadas más cotizadas. Así las cosas, catar vinos ya no es un lujo exclusivo de las vinotecas y de los clubs del gourmet. Los comensales más prácticos negocian en los restaurantes de lujo sus preferencias de cata para compartir con otros clientes. Y los restauradores avispados proponen una fecha para probar un vino determinado, de tal forma que entre varios gastrónomos habituales del local se pueden permitir el lujazo de decantar caldos exclusivos para los magnates de las finanzas. Otra alternativa consiste en abrir una tienda de vinos junto al restaurante, con la posibilidad de poder degustar el vino elegido por el cliente a precio de venta al público. De esta forma se combate la crisis del sector e igual que el acreditado american top restaurant siempre se puede cobrar un plus por el servicio. A partir de ahora no será raro que Louis Vuitton comience a diseñar bolsos especiales para llevar el de su bodega particular o de la oferta de Supercash…

Informa Alfredo Muñiz, puedes enviarnos tus colaboraciones, recetas, fotos, consejos, propuestas para tratar en próximos artículos. Escribe a la dirección de correo: alfredo@parahoreca.com

 

Publicado el sep 24 2013. Archivado bajo Actualidad, El brindis, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

1 Comentario por “Medidas contra la crisis en la carta de vinos: copas, medias botellas y cobro por descorche”

  1. Leonorcita22

    Sí, en todos lados ocurre lo mismo. El descorche es carísimo. Mejor es pedir una copa de vino bueno. Saludos

Dejar un comentario

Martini
 CAREAGA

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos