ParaHORECA

Más fabada constructiva y menos revuelta minera asturiana, llega la hora de la verdad

“Madrid entero se siente minero”, “esta es nuestra selección”, “sí se puede” gritaban durante la larga noche minera en la capital del reino. Las voces críticas denunciaron cierto silencio informativo por parte de los medios oficiales. Sin embargo a través twitter, siguiendo el hastag de #nocheminera y #marchaminera PARAHORECA.COM mantuvo un estrecho vínculo con el movimiento.

La Marcha Minera concluye en Madrid con un jaleo frente al Ministerio de Industria. La batalla entre manifestantes y policías concluyó con un saldo de ocho detenidos y 76 heridos, de los cuales 43 fueron manifestantes y 33 agentes del orden público. La Policía actuaba contra los manifestantes y los mineros respondían con piedras, cohetes y ladrillos. Algunos manifestantes denuncian que comenzaron los policías “sin mediar palabra, sin que nadie les incitara a ello cargaron contra personas que incluso ni estaban en la manifestación pues eran meros viandantes que observaban el recorrido”, comenta un asistente. Mientras otros echan la culpa de los incidentes a la irrupción de grupos antisistema que se enfrentaron a la Policía. Sea como fuere, el Ejecutivo de Rajoy no tiene ninguna intención de otorgar concesiones a la minería, alegando que el plazo de los fondos mineros terminará en 2018, según lo pactado con la Unión Europea. Se estima que más de 10.ooo personas podrían haber asistido a la protesta minera. Incluso hay quien afirma que 500 autobuses se unieron a la manifestación. La violencia no soluciona nada, es hora de sentarse a negociar de forma civilizada y exponer a los medios claramente las reivindicaciones con planes de futuro constructivos, consideran los más moderados. Seguramente, los líderes mineros argumenten que no son escuchados por el Ejecutivo de Rajoy. Un mediador resulta necesario para facilitar el diálogo entre las partes y para llegar a un acuerdo que implique los intereses comunes de todos. Vídeo relacionado: Guerra minera en Asturias con once detenciones

Un sector minero acusa a sindicatos, PP y PSOE de apropiarse de los fondos para la reindustrialización de la comarca

Los trabajadores que construyeron el ferrocarril en las cuencas mineras a finales del siglo XIX quedaron tan hartos de comer salmón a diario que organizaron una huelga obrera. Desde entonces los ríos han ido degradándose y las minas dejaron de ser rentables hace décadas. La Unión Europea lleva años concediendo elevadas cantidades de dinero para que el sector busque alternativas productivas para impulsar la economía de las zonas mineras de Asturias y León. Algunos soñaron en convertir las Cuencas del carbón en el Silicon Valley europeo, pero los “superdotados” dedicados a los negocios tecnológicos continúan con puestos de becarios. Otros intentan dinamizar el turismo de la zona, impulsando su gastronomía y recursos naturales. Rutas de montaña, ríos y casas rurales. Las morcilles son uno de los productos típicos, elaboradas con sangre de cerdo, cebolla, tocino y pimentón. En las zonas mineras elaboran la moscancia fresca, con sebo de vaca o cordero. Las morcilles forman parte del compango, junto con el tocino y el chorizo. Ingredientes fundamentales para una buena fabada asturiana o un buen pote de berzas. Y como maridaje perfecto es obligatorio escanciar la sidra asturiana. Quizá los mineros deberían sentarse a reflexionar sobre cuáles deben ser los ingredientes fundamentales en el tránsito de una economía basada en la industria del carbón a otros sectores de actividad. Se necesitan mentes emprendedoras, actitudes constructivas que piensen en un futuro sostenible y menos conflicto social que no soluciona ningún problema. En plena recesión, los mineros culpan al Partido Popular de una situación heredada de hace décadas, años perdidos en que se malgastaron fondos públicos en proyectos vacíos de eficacia. Ahora los mineros se ensañan contra el poder  de Mariano Rajoy, como si papá Estado tuviera obligación de subvencionar de forma vitalicia lo que ellos no han sabido resolver, según los más críticos. Mientras un sector minero acusa a sindicatos, PP y PSOE de apropiarse de los fondos para la reindustrialización de la comarca. Publicado anteriormente tras los revuelos en Asturias:

Cinco sedes del PP minero con lunas rotas y pintadas

En las últimas semanas los picadores del carbón se han convertido en el temor asturiano. El ciudadano del pueblo tiene que ir a trabajar, a hacer un examen o a coger un avión al aeropuerto, y puede terminar atascado en la autopista ante las revueltas mineras. Los revolucionarios queman neumáticos en medio del asfalto mientras las fuerzas del orden público despejan la zona con la ayuda de los bomberos. Al no lograr nada, la pataleta continúa y deciden emprender agresiones contra las sedes del PP. Las acciones violentas sólo provocarán un enquistamiento del conflicto. Los trabajadores incluso han organizado un lanzamiento de huevos contra la sede del PP en Mieres. Las guerrillas urbanas acrecientan la tensión. Ambas partes deberían centrarse en buscar intereses comunes y dejarse de organizar huelgas que sólo provocarán pérdidas económicas. Ante la grave situación, el Gobierno de Asturias -presidido por el socialista Javier Fernández- exige al ministro de Industria, José Manuel Soria, una negociación con los sindicatos para que el recorte presupuestario se modifique y no suponga el cierre inmediato de las minas. Los disidentes alegan, además de la pérdida de puestos de trabajo, la defensa del carbón como reserva energética estratégica nacional.

En 2009 el Gobierno condonó 5.000 millones de euros a los empresarios mineros a cambio de puestos de trabajo

El Consejo de Ministros condonó casi un billón de las antiguas pesetas a los empresarios mineros asturleoneses, según cálculos de la Intervención General del Estado. La escandalosa deuda correspondía a los reintegros solicitados por la Intervención General en la aplicación de las ayudas pertenecientes al período 1998-2001, gestionadas por el Instituto de Reestructuración de la Minería del Carbón. En el meollo de la cuestión se encuentran beneficiadas prácticamente todas las empresas mineras españolas, y especialmente las de la región asturleonesa, desde Antracitas de Tineo, a Carbonar, General Minera de Teruel, Bajo Segre, Solé Hermanos, Endesa Generación, Hulleras del Norte (Hunosa), Viloria Hermanos, MSP, UMINSA, Hullas de Coto Cortés, Vasco Leonesa, etcétera. Privilegios como los logrados en el pasado están en vías de extinción, más aún teniendo en cuenta que el carbón es una fuente de energía cuya combustión provoca emisiones de CO2. Los socialistas asturianos reconocieron la mala gestión de los fondos mineros durante el Gobierno del presidente Vicente Álvarez Areces. En la fiesta anual de Rodiezmo, José Ángel Fernández Villa propuso en su día la creación de una gran empresa pública nacional que gestione el carbón, junto a las energías renovables. En estos momentos la idea resulta kafkiana, y hasta el mismísimo expresidente Zapatero dejó de acudir a la verbena minera. Entretanto, en las cuencas existen prejubilados de la mina que disfrutan de jugosas pensiones a sus 42 años, circunstancias insostenibles para mantener un sano sistema de seguridad social. En el saco de prejubilados disfruta de los mismos privilegios un ingeniero de HUNOSA con trabajo en una oficina que un picador en la mina. Los recortes de subvenciones a la minería pueden traer la ruina a la región. Se podrá negociar unas medidas menos sangrantes pero la bomba de relojería está activada con un PIB negativo, y una cifra de desempleo juvenil alarmante. Hace falta más fabada constructiva y menos revuelta minera asturiana. Enlace relacionado: Detención de un defensor de los mineros mientras espera por un bocadillo, según sus compañeros Informa Alfredo Muñiz

Publicado el Jul 11 2012. Archivado bajo Actualidad, Asesores, El reto. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

2 Comentarios por “Más fabada constructiva y menos revuelta minera asturiana, llega la hora de la verdad”

  1. Lilona

    Los trabajadores están haciendo lo que tienen que hacer, que es defender su puesto de trabajo.
    Los políticos están ayudando a la banca y olvidándose de los ciudadanos.
    ¿Por qué no usan algo de esos 100 millones de euros para ayudar a las pymes, o a los ciudadanos que día a día ven perder sus casas ya que no pueden defender sus hipotecas al no tener trabajo.?

  2. Estoy de acuerdo en casi todo con el artículo, todo el dinero que mandó la ue. para la reactivación de las comarcas m. se mal gestionó y much a culpa la tienen los alcaldes que mientras lo habia,…,lo malgastaron y con retrasos de hasta 10 años hicieron de mala gana los proyectos, sin un plan coordinado de futuro, hicieron las infraestructuras, museos, etc, y las dejaron a su suerte, para mi much a culpa la tienen los alcaldes y el principado lo permitió, cambiar muchos años de minería por turismo no es tan fácil, si los que tienen el poder, …, no tienen ni idea ni interés ( solo la pasta) de lo que manejan….y el futuro les importa un comino… pillaron y punto.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos