ParaHORECA

Los hoteleros de Barcelona desesperados: los 5 estrellas perdieron 33% de negocio en diciembre de 2017

Los hoteleros de Barcelona alertan del descenso en los establecimientos de lujo de la ciudad: “los establecimientos de cinco estrellas de la ciudad perdieron un 33% de negocio en diciembre de 2017″.

Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches Marbella, ha remarcado que el buen trabajo conjunto del sector público-privado que ha caracterizado siempre a Barcelona ya no está funcionando y ha destacado la importancia de impulsar una estrategia de comunicación interna que ayude a disminuir la turismofobia en la ciudad

Los hoteleros han manifestado la necesidad de recuperar la conexión del sector privado a la hora de impulsar el turismo, para lo que el desbloqueo de nuevos asentamientos hoteleros por parte de la administración sería fundamental

Los principales empresarios y directivos del sector hotelero y turístico de Barcelona se han reunido en el Gran Debate Hotelero, organizado por el Grupo Vía y celebrado en el Hotel Crowne Plaza Barcelona, para abordar distintos temas como el futuro del turismo en la ciudad y cómo relanzar su marca turística. Los hoteleros se han mostrado preocupados por los datos, ya que, según ha apuntado Malco Par, vocal del Gremi d’Hotels de Barcelona, “los establecimientos de cinco estrellas de la ciudad perdieron un 33% de negocio en diciembre de 2017″.
En el debate, en el que han participado Marc Rahola, CEO & Fundador de OD Group; Javier Velat, CEO de BCool Hostels; Alfonso Pérez, Corporate Director Sales&Marketing de Only You. Hotels y Ayre Hoteles; Ignasi de Delàs, Subdirector de Turisme de Barcelona; Malco Par, Director General de Majestic Hotel Group; José Mª Trenor, CEO de Praktik Hotels; Enrique Alcántara, Presidente de Apartur; Héctor González, Director General Área Hotelera de Abac Group; Marisol Turró, Presidente de Sercotel Hotels; Albert Grau, Socio Director de Magma HC, se ha puesto de manifiesto la necesidad de recuperar el liderazgo del sector privado a la hora de empujar el turismo. Los hoteleros han hecho también hincapié en la situación de no crecimiento por el bloqueo de establecimientos, que puede originar que no se quiera invertir en los establecimientos actuales y desciendan los estándares de calidad, así como que lleguen muchas marcas nuevas que traigan aire fresco a la ciudad.

Según Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches Marbella, Escuela Internacional de Alta Dirección Hotelera, y moderador del debate, ha asegurado que “Barcelona ha sido puesta como ejemplo por los profesionales del turismo hasta ahora como buena muestra de convivencia y trabajo conjunto de sector público-privado en la que el sector público cohesionaba y facilitaba las cosas y el privado tenía el empuje para poner en marcha nuevas iniciativas. Esta combinación no está funcionando actualmente y hay que ponerle solución”. Díez de la Lastra ha abordado también el tema de la turismofobia en la ciudad y ha aportado como una de las posibles soluciones: “la puesta en marcha de una estrategia de comunicación interna que haga ver a los propios barceloneses todos los aspectos positivos del turismo para su ciudad.”
Redes Sociales, tecnología y ‘millennials’
Hace tiempo que las redes sociales han cambiado la forma en la que nos relacionamos, pero ahora sabemos que están siendo capaces de generar nuevos modelos de negocio y de transformar industrias. Es el caso del turismo. Las nuevas generaciones son los clientes del mañana, pero ya representan un nicho de negocio importantísimo, especialmente en destinos urbanos. De hecho, cada vez hay más estudios que demuestran que los jóvenes utilizan los viajes y deciden a qué hotel ir basándose en las posibilidades de compartir experiencias atractivas en redes sociales. En este sentido, dice Díaz de la Lastra que “los nuevos turistas de la generación millenial quieren sentirse partícipes de la vida del hotel y la ciudad, transmitir que están en el centro de donde ocurren las cosas para poder compartirlo, incluso aunque esa interacción no sea real. Por eso, muchos hoteles muestran ya, y hacia eso vamos, espacios comunes que integran lobby, recepción y bar para que el huésped sienta mucha actividad y movimiento a su alrededor y quiera trasladarlo en sus redes sociales. La parte tangible del hotel y la comodidad de los espacios comunes pasa a un segundo plano en este nuevo modelo de hotel, y serán aquellos que adapten sus espacios a esta nueva demanda los que consigan un mayor crecimiento en los próximos año”.
“El concepto de lujo ha cambiado”, añade Díez de la Lastra, “ahora entendemos el lujo como aquello exclusivo que ofrecemos al cliente y que no puede vivir o experimentar en ningún otro establecimiento. Los hoteles que quieran triunfar con la nueva la generación millenial tienen que ser capaces de interiorizar este cambio”.

 

Publicado el Mar 20 2018. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Opinion, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos