ParaHORECA

Le rompieron la cara al hijo de Carolina de Mónaco en una bronca discotequera

La pelea empezó por una botella de vodka de 500 dólares, según el dueño del local 

El suceso se produjo en el club “Double Seven” en el Meatpacking District, uno de los barrios de moda en Manhattan, en la madrugada del pasado sábado.

Una botella de vodka de 500 dólares y sentarse a la mejor mesa de una discoteca de moda fueron las causas de la pelea entre el segundo hijo de la princesa Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi, que se enzarzó con el empresario estadounidense Adam Hock, según informa el diario ‘New York Post’.

Por lo visto el financiero de 47 años estaba sentado a una mesa de la discoteca con unas bellas modelos, y el príncipe monagesco y sus amigos querían quitarle la mesa y las modelos. Incluso se rumorea que hubo insultos y entonces comenzaron los empujones y a tirarse cosas a la cabeza. El caso es que Casiraghi y sus colegas Stavros Niarchos IIIexnovio de Paris Hilton;  Vladimir Restoin Roitfeld, y Diego Marroquin terminaron en una batalla discotequera contra el americano y su séquito. Casiraghi fue ingresado en el hospital, se habla de una mandíbula rota y varios golpes en el rostro.

La Policía de Nueva York investiga las imágenes registradas en vídeo

Una chica del grupo de Casiraghi, la organizadora de fiestas Nima Yamani, señala al financiero Hock como el que comenzó la guerra. Lo más probable es la versión de un testigo: “Todos habían bebido mucho y alguien dijo algo que no debía”.

Publicado el Feb 22 2012. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos