ParaHORECA

El glamour de Marbella, entre famosos y magnates del petroleo

Marbella resurge de sus cenizas. Eva Longoria, Antonio Banderas, Julio Iglesias, Isabel Pantoja, Ana Obregón, Carmen Lomana, los retoños de Aznar o Fran Rivera son los famosos que están devolviendo el glamour perdido en la Costa del Sol

Las duchas de champán en Marbella a precio de oro, lo más trendy del verano. Un árabe gastó 23.000 euros en una fiesta

Una de las fiestas del champán (imagen de Vanitatis, A. de la Gama)

La locura de los nuevos ricos y de los magnates de siempre lleva a despilfarrar fortunas en botellas de champán francés en un día de fiesta. Uno de esos lugares donde el líquido elemento fluye como las fuentes es el Nikki Beach de Marbella. Los más trendy dicen que es el lugar más sexy del planeta Tierra. En el club sólo entra quien se puede permitir el lujo de no necesitar hacer cuentas para llegar a fin de mes. Los árabes en unas horas de juerga pueden gastar fácilmente más de 23.000 euros en unas botellitas de champán. No solo lo beben. La última moda es ducharse con champán francés. La broma del descorche puede salir carísima al anfitrión. No obstante los árabes pagan sin rechistar para eso son los verdaderos magnates del petróleo. Los que no son tan ricos -pero les gusta aparentar- también pueden disfrutar de su día de gloria por la módica entrada de unos 100 euros. Aunque en la zona VIP las grandes fortunas reservan una mesa que puede rondar entre 10.000 y 15.000 euros, según informa Vanitatis (sección de Sociedad de El Confidencial).

El champán más caro del mundo se vendió a 30.000 euros la botella en Finlandia

Imagen de Vanitatis

No sólo en el Sur de España se gastan los petrodólares en champán. Un hombre de negocios de Singapur fue el afortunado vencedor en la subasta finlandesa por una botella de champán  de 200 años de antigüedad, rescatada de una galera naufragada en torno a 1825. La reliquia de colección perteneció a una conocida aristocracia, se trata de una botella de champán Veuve-Cliquot vendida en 30.000 euros. Según los historiadores, la reliquia perteneció a madame Clic-quot. Anteriormente una botella de Dom Pérignon de 1950 fue vendida en 2008 por 27.000 euros. Ahora la viuda francesa se ha convertido en la más cara del mundo. Todo un honor. Estas vacaciones habrá que marcharse a bucear a ver si encontramos algún tesoro marino de esa envergadura. Informa A.M.

 

Publicado el Ago 14 2011. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos