ParaHORECA

Las partidas de póquer de Fernando Alonso en el pueblo asturiano de Candás y otros jueguecitos

Según ha podido saber PARAHORECA.COM al piloto Fernando Alonso le gusta jugar a las cartas en Candas durante sus visitas a Asturias. En el pueblecito marinero vive uno de sus compañeros de colegio desde la más tierna infancia, se trata del hijo de un almacenero de bebidas y en el mismo almacén organizan las partidas de póquer para que los fans no molesten al ídolo de Fórmula 1. En una de las ocasiones los jugadores pidieron pizzas para cenar y medio pueblo se enteró de la movida. Además de los amigos asturianos, el piloto suele acudir con colegas del automovilismo, hay quien rumorea que entre sus compañeros de juego se encuentra alguien “muy parecido” al polaco Robert Kubica. Al menos eso son los rumores que corren por el pueblo.

El póquer es un juego de cartas de los llamados de “apuestas”, en los que los jugadores, con todas o parte de sus cartas ocultas, realizan una puja inicial, recayendo la suma total de las apuestas en el jugador o jugadores con la mejor combinación de cartas. ¿Qué aportarán los coleguillas ante un magnate del automovilismo como Fernando? El guaje también es un apasionado de los vídeo juegos y al parecer suele jugar con sus amigos en sus ratos libres desde cualquier parte del mundo.

En sus visitas a Asturias Fernando Alonso también suele jugar al tenis en las pistas de Llanera. Muy cerca, hizo sus pinitos como piloto. Lo que oyen, desde el aeródromo de Llanera despegó en su primer curso de vuelo. Otro de los pasatiempos del campeón es el séptimo arte. Cuando estaba casado con Raquel del Rosario, la parejita solía visitar el cine del Centro Comercial Los Prados en Oviedo. Ultimamente acudió con su novia rusa a una sala de Madrid: Fernando Alonso y su novia rusa juegan a dar esquinazo a los paparazzis

El piloto en la capital del pecado

No es la primera vez que Fernando Alonso fue “pillado” durante una jornada de juego. Hace unos años el director de PARAHORECA.COM coincidió con el campeón en el famoso casino del Hotel Bellagio en Las Vegas. El establecimiento hotelero es típico por sus fuentes danzantes y por haber sido el escenario de películas tan célebres como Ocean´s Eleven.

El piloto asturiano estaba hospedado en la planta más noble del Bellagio. Las villas de la tercera planta se cotizaban entonces a 8.000 dólares la noche, un capricho con piscina privada y máxima discreción. El guaje llegó escoltado por guardaespaldas, enfundado en mega gafas, vaqueros y camiseta. Con aire desenfadao, por la noche probó suerte en las mesas de blackjack, sin grandes despilfarros. Incluso sonaron bromas del tipo: “Al ser fin de mes sólo se podía permitir el lujo de apostar con fichas de diez dólares (el mínimo permitido)”.

La movida de cualquier turista en Las Vegas incluye una visita obligada a los espectáculos nocturnos. La veterana cantante Cher actuaba en el Caesars Palace, David Coperfield ilusionaba al personal en el MGM Grand y el Cirque du Soleil triunfaba con sus fabulosos montajes en distintos hoteles de la ciudad. Entre tanto, los más pecadores disfrutaban con shows eróticos de alto standing. ¿Qué teatro elegiría Fernando?

What happens in Las Vegas stays in Vegas, reza el dicho americano. Pero tratándose de un ídolo como Alonso resulta complicado viajar de incógnito con sus colegas italianos. Quizá el grupo de amigos simplemente disfrutó  de las fuentes danzantes del hotel al son de la música. Además, el cinco estrellas cuenta con los restaurantes de más renombre en la ciudad; el más chic es el Picasso donde se puede disfrutar de una excelente carne rodeado de obras originales del pintor.

Informa Alfredo Muñiz

 

Publicado el Nov 14 2012. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos