ParaHORECA

La teleplastia de la bruja de Pals

En la iglesia de Pals se ha instalado un espanta brujas
En un muro de la iglesia de Pals se encuentra una silueta formada en la piedra donde se puede apreciar claramente una bruja. ¿Se tratará de una simple casualidad de la naturaleza?, ¿ será un fenómeno extrasensorial? No es de extrañar que en el templo de San Pere se instale un espanta brujas.

Hay quien defiende que la silueta que vemos en la imagen se trata de una teleplastia, la aparición por casualidad de formas o figuras más o menos reconocibles sobre una superficie, aducidos a un supuesto contacto de estas superficies con ectoplasma.

En este caso la supuesta teleplastia se encuentra en el muro de la iglesia y se vincula a una persona que fue considerada bruja, asesinada en extrañas circunstancias. También existe en el pueblo una roca ensombrecida con supuestos restos de sangre de la bruja cuando fue descuartizada.

En el vídeo una guía oficial de la oficina de turismo de Pals nos cuenta con desparpajo la leyenda de la bruja basada en hechos reales. 

Un paseo por el centro histórico medieval de Pals con su torre románica construida entre los siglos XI y XIII, conocida como la Torre de las Horas; las sombras del pueblo con sus reminiscencias de otra época pueden hacernos vivir una experiencia única.

En la Edad Media había muchos problemas de malaria (malos aires). Los lugareños protegían las puertas y las ventanas con cruces y con ángeles protectores. Por sus calles encontrarás la Virgen de la Buena Muerte donde acudían a rezar los condenados a muerte antes de ser ejecutados.

Otra de las creencias es que las casas con golondrinas o pájaros dan la buena suerte. Así las cosas, los lugareños colocaban en las fachadas de sus viviendas ollas para anidar las golondrinas y otros pájaros. La explicación científica desvela que los pájaros se comían los insectos transmisores de la malaria. El número 13 de la mala suerte también está presente en las preocupaciones de los palsences. En el pueblo también existe un árbol donde se aprecian extrañas formas en el tronco, las creencias populares vinculan dichas formas a las siluetas de los suicidas ahorcados en el árbol.

Los muros de las edificaciones con sus saeteras, unas ventanas donde los arqueros se defendían de los invasores. El vigía hacía fuego para alertar en caso de peligro. Entonces, los VIP de la época se refugiaban en la torre en caso de invasión. Allí guardaban avellanas, almendras, higos secos y vino.

Viaje a una villa medieval
Pals es un municipio español de la comarca del Bajo Ampurdán en la provincia de Gerona, Cataluña. Limita con los municipios de Torroella de Montgrí, Fontanillas, Palau-sator, Torrent, Regencós y Bagur.
Destaca su conjunto monumental histórico muy antiguo formado por el castillo, la villa y las murallas. A pesar de que no hay vestigios de época romana, su nombre evoca ese origen, Pals posiblemente provenga del gaélico “Palus” que significa lugar pantanoso (agua estancada). Asimismo, el castillo se llamaba “Castellarum Montis Áspero”. Aunque podría ser debido y en honor a Palas Atenea, como Palau, Palencia. El castillo de Pals fue documentado por primera vez en 889 con el nombre de castillo de Mont-Áspre cuando el rey Odón I de Francia le hizo una donación. El segundo documento, data del año 994, por otra donación hecha por los condes de Barcelona, Ramón Borell y Ermessenda, cediendo la torre de Pals y la iglesia de San Pere al Obispo de Gerona. A finales del siglo X fue propiedad de la familia del caballero Gausfred Vidal. El 1065 el señorío de Pals fue devuelto a los condes de Barcelona. Entre el año 1380 y el 1482 estallan varias revueltas de campesinos llamadas Guerra de los Remensas que culminan con la guerra civil catalana contra Juan II. A raíz de este conflicto el castillo quedó muy dañado y el monarca permitió re-aprovechar sus piedras para reconstruir la iglesia de San Pere y las murallas de la villa. Sólo se conservó la torre circular, conocida actualmente como la Torre de las Horas. En el año 1501 y en tiempos del rey Fernando el Católico se organiza como municipio independiente con atribuciones de villa y poderes para imponer tributos.

Dentro del barrio gótico de la villa hay calles empedradas y arcos de medio punto, fachadas con ventanas ojivales y balcones de piedra. La muralla de la ciudad consta de cuatro torres cuadradas que datan del siglo IV. El mirador de Josep Pla (desde donde se pueden ver los campos del Ampurdán y las islas Medas), la plaza Mayor, las tumbas en la calle Mayor y la iglesia de San Pere son otros rincones turísticos de la ciudad. Hay también un Museo de Arqueología. Informa Alfredo Muñiz.

Un antiguo pajar rehabilitado en Pals candidato a estrella Michelin »

Especial para sibaritas: gambas de Palamos en Mas dels Arcs »

Publicado el May 21 2018. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Curiosidades, Hosteleria, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos