ParaHORECA

La Reforma, una nostálgica tienda para gourmets que renace en Navidad

abuelo la reforma parahoreca

Alfredo González y Bernardo Pérez en La Reforma (1933)

Todos los años en Navidad La Reforma abre sus puertas en en local situado en el parking de los almacenes Supercash de Avilés (en el polígono de la ría), allí se venden cestas, lotes y todo tipo de regalos navideños con los mejores productos de alimentación y bebidas para celebrar las fiestas. A La Reforma de Navidad pueden acudir todo tipo de clientes desde empresarios que compran los regalos para sus empleados hasta el ama de casa.

En este vínculo encontrarás toda la información de nuestro catálogo más gourmet para regalar en estas fiestas. ¡Feliz Navidad y Próspero Año 2018!

Felicitacion Navidad Alfredin

Alfredo Muñiz

En el año 1989 se publicó en un diario local de Avilés: “Con la llegada del último día del mes de noviembre llega el fin de uno de los comercios más prestigiosos y con más solera de Avilés. Mañana cierra La Reforma. Fundado en los duros años de la posguerra tuvo en su propietario, Alfredo González, un dinámico y La Reforma anuncio revista avilesemprendedor empresario que lo situó entre los mejores en el ramo”, reza en la hemeroteca. En realidad, La Reforma se fundó antes de 1929 en Avilés, no nació en la posguerra. La fecha exacta se desconoce pero existe un albarán de 1929. Y todos los años renace por Navidad en las instalaciones de Supercash en el polígono de la ría de Avilés.

“La Reforma” fue una tienda de comestibles situada en la calle Marqués de Teverga (hoy en día La Muralla). Pese a las estrecheces de la época, allí se encontraban verdaderos productos para gourmets. Eran famosos sus fiambres, sus quesos, las alubias, el aceite, los vinos de calidad y un sinfín de productos que hacían las delicias de los hogares más privilegiados y también de los necesitados. Todavía en nuestros días me llegan comentarios de agradecimiento a través de las redes sociales provenientes de familias con necesidad en la posguerra que fueron ayudadas por Alfredo González, abuelo del reportero dicharachero La Reformaque escribe esta columna. Aunque yo siempre lo llamé “Papito”, que nada tiene que ver con el éxito del disco de Miguel Bosé en 2007 . Aunque La Reforma también tuvo su propia canción, escrita por Don Pablo, un cura de la parroquia de Salinas que inspirándose en la música de “Mi casita de papel” escribió una letra ensalzando el establecimiento: “Nosotros ricos quesos comeremos y jugosos jamones de Avilés, comestibles variados y conservas acompañados de la sidra y el Jerez. Que feliz nuestra casa será, si compramos …”. La canción sirvió hasta para cuñas publicitarias en la radio.
Mi papito también renacerá en el próximo número de la revista VIAJAR, VIVIR y SABOREAR, especial Navidaddonde tendrá un pequeño espacio en el recuerdo de un viaje a Cuba: “El almendrón de mi papito”…

La Reforma asturiana con raíces mexicanas

Sobre el nombre de “La Reforma” proviene de México; mi bisabuelo Rafael (padre de mi abuela Carmina) fundó una tienda de ultramarinos en México llamada “La Reforma”. Además regentaba junto con mi bisabuela Carmen el Hotel Bristol en el paseo de La Reforma de México DF, hoy ciudad de México. Rafael  impulsó negocios de importación y exportación entre España y México y en su época de esplendor (1910-1920) llegó a poseer una fortuna en acciones petroleras y cerveceras. En la década de los veinte la convulsa situación de México provocó problemas en la empresa familiar. Mi bisabuelo -junto a sus hermanos- llegaron a adquirir barcos mercantes para aprovechar los canales de distribución de “La Reforma” mexicana y sus conexiones con otros países de América Latina. Al final vendieron el patrimonio, saldaron las deudas y se trasladaron a España, uno de sus hijos (Rafa) se marchó a Estados Unidos; el tema de la saga americana lo dejo para otro capítulo. Por todo ello, mi abuelo Alfredo eligió el nombre de “La Reforma” al establecerse en la modesta tienda de Avilés. Al parecer, fue mi abuela Carmina la que confeccionó el primer logo con el repartidor diligente que iría evolucionando con los años. Alfredo González también fue uno de los impulsores de la marca “jamón de Avilés”, recuerdo de pequeño ir con mi Papito a Tineo a seleccionar los jamones con una cala, hoy se utilizan otras técnicas más avanzadas. Luego se almacenaban en los almacenes de la entonces calle de Pinar del Río. El abuelo abrió también “La Reforma”en Salinas dado el éxito de sus productos entre los veraneantes; la sucursal se instaló en la misma acera de la desaparecida sidrería “La Gaspara”.

Los primeros carritos de la compra en Avilés

Alfredo González en El Sumer (hacia 1958)

Alfredo González en El Sumer (hacia 1958)

la reforma playa

Anuncio de La Reforma en la playa de Salinas (1954)

González fundó igualmente el primer supermercado de Avilés a finales de la década de los 50, se llamaba “El Sumer”, estaba situado en la calle de La Cámara, en nuestros días se encuentra el centro comercial El Atrio. Para ponerse al día, Alfredo –el de La Reforma– viajó a Estados Unidos y vino empapado con las últimas tendencias de la época. En Asturias creó una sociedad que impulsó también el que sería primer supermercado implantado en Gijón. Posteriormente se abrió un tercer “Sumer” en la calle Uría de Oviedo. Ala postre, se dedicó a la distribución a la hostelería desde su almacén de coloniales “González y Cía.”, instalado en la misma calle donde hoy se ubica el Centro de Empresas La Curtidora, por aquellos años a la salida de Avilés destacaba “El Arbolón”.

La Reforma renace por Navidad

la reforma escaparate parahoreca

Escaparate de La Reforma

Hace un montón de años el que escribe esta crónica disfrutaba de una beca Erasmus en Dublin City University, allí terminaba una especialidad en Ciencias Económicas y Empresariales. Recuerdo cuando mi abuela Carmina me a desaparecer del centro de Avilés, todos los años La Reforma renace por Navidad en los almacenes de Supercash en Avilés, concretamente en los locales que hay en el parking de Supercash se habilita durante las fechas navideñas un local para vender cestas y lotes de Navidad con los productos y bebidas más gourmet.

En estas fechas tan señaladas para los festejos en familia, La Reforma resurge para enviar cestas de Navidad, lotes de empresa, platos navideños con dulces y bombones, y todo tipo de productos gourmet para alegrar las mesas más selectas como en los mejores tiempos. Recuerdo que mi abuela me contaba que durante la posguerra recibir una cesta de reforma 2Navidad era como el La Reforma 1reforma 3Gordo de la lotería y los repartidores se paseaban con las cestas por Avilés para que todo el mundo viera los trofeos gastronómicos de los más privilegiados con su jamón y su botella de sidra achampanada. Ahora La Reforma vuelve a resurgir también en las redes sociales, y hasta cuenta con su pequeño hueco de contacto en Internet. Informa Alfredo Muñiz

Nota: sobre la fundación de “La Reforma” existe un albarán que data de 1929, así las cosas se ha tomado este año como el de su fundación, aunque con certeza se fundó antes de dicha fecha. En la Cámara de Comercio de Avilés también existen documentos de aquellos años, hemos solicitado la revisión de los mismos y estamos a la espera de su contestación para confirmar el año exacto de apertura de “La Reforma”.

En aquella época la publicidad del establecimiento abarcaba prensa, radio, vallas publicitarias en la playa de Salinas y hasta señales de tráfico indicadoras hacia la dirección del comercio en la calle principal de Avilés. Informa Alfredo Muñiz.

Publicado el Oct 24 2017. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

8 Comentarios por “La Reforma, una nostálgica tienda para gourmets que renace en Navidad”

  1. Carlos

    Tu abuela, para mi Doña Carmina, vecina puerta con puerta de mis padres, la recuerdo perfectamente, una gran persona, a la que mis padres la apreciaban mucho.

  2. Fran Lorente

    Papito y Bernardo (foto).

  3. Manuel

    Gracias por ayudarme a recordar una parte importante de la historia de Aviles y de mi propia historia.
    Pensé que hacia mas tiempo que había cerrado. Tu abuelo fue un hombre con una gran visión comercial.
    A ver si celebramos el cincuentenario y “resucita” el botones corriendo con un jamón en su brazo levantado. Sería una buena publicidad “vintage”.

  4. elena

    N uestros padresvuestros abuelos se nos han ido..Pero aún están con nosotros,de otra manera.Me parece estupendo todo lo que se haga para que La Reforma no caiga en el olvido.

  5. AURORITA

    GRACIAS, JOSE, AL LEER ESTA MAÑANA TU REPORTAJE, UNA “LAGRIMINA” DE NOSTALGIA ASOMO A MIS OJOS.
    GRACIAS TAMBIEN POR MANTENER VIVA LA LLAMA FAMILIAR, Y POR QUERER HOMENAJEAR A UNA TIENDA EMBLEMATICA EN AVILES,

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos