ParaHORECA

La quita de Chipre y el riesgo de los depósitos de ahorro en España

Chipre ha logrado un acuerdo con Europa y el Fondo Monetario Internacional,  el asunto supone quitas que podrían llegar hasta el 40% para los depósitos de más de 100.000 €. Ante la situación, la alarma salta en España. ¿Aguantará la economía española hasta 2015 sin ser rescatada con unas quitas similares a las de Chipre? La insostenibilidad de la deuda española es evidente. Las medidas tomadas por el Gobierno de Mariano Rajoy no han dado sus frutos. ¿Alguien se cree las previsiones optimistas a estas alturas de la película?

La recesión con más impuestos, menos crédito y el incremento del paro llevará al país posiblemente a la ruina, si no llega un milagro. El despilfarro continúa en la administración pública manteniendo los puestos políticos de conveniencia y sufragando los presupuestos autonómicos de los gobernantes que no han hecho sus deberes. Algunas autonomías han gastado en 2012 cantidades muy superiores a sus ingresos, aquí paz y en el cielo gloria. Para atajar el colapso, el Ejecutivo rajoniano prepara impuestos sobre los depósitos bancarios y un recorte gradual del sistema de pensiones.

El ultraderechista británico Nigel Farage considera que la Unión Europea prepara una quita en España como la de Chipre y recomienda a sus seguidores que saquen el dinero del banco para que no les mengue. ¿Consejo alarmista, riesgo clarividente o cachondeo político-económico?

El riesgo de la quita en nuestros ahorros

Las alternativas para no ser expoliados en nuestros depósitos bancarios son como mínimo recomendables. Por un lado, sacar el dinero del banco para las vacaciones, los imprevistos y demás gastos que pudieran surgir en los próximos 12 meses. Los ladrones domésticos estarán al acecho, por tanto sopesar incrementar las medidas de seguridad y las cajas fuertes debajo del colchón: De Caja Ahorros Micolchón puedes fiarte. El resto de nuestros ahorros sería prudente convertirlos en depósitos a la vista por si ocurriera lo peor. En principio, si el montante no supera los 100.000 euros estaría avalada por el Fondo de Garantía del Estado, luego no habría por qué tener miedo.

Sobre alternativas para invertir a los depósitos bancarios, dependerá del riesgo que queramos asumir y de la cantidad que tengamos disponible. La deuda pública a corto plazo es la opción más segura pero la menos rentable. España, Alemania o Estados Unidos son opciones a considerar, aunque también existen fondos con un perfil conservador de bonos corporativos, fondos de renta fija o renta fija americana High Yield, téngase en cuenta los gastos de mantenimiento de la cartera. Los que se atrevan con mayor riesgo tienen un sin fin de posibilidades.

Algunos analistas apuestan por abrir una cuenta en un banco fuera de España de forma legal y transferir sus ahorros. Quizá está opción sea atractiva para las grandes fortunas pero para un humilde ahorrador supondrá más problemas que ventajas. Los depósitos bancarios españoles han sido seguros hasta la fecha pero el riesgo actual, unido a la baja rentabilidad, hacen que sea imprescindible buscar otras formas de inversión. Además de la citada deuda del Estado existen los fondos garantizados. El tratamiento fiscal suele ser favorable para estos productos pero son muchos los expertos que los desaconsejan al no estar protegidos por el fondo de garantía de depósitos.  También existe la opción de los fondepósitos, habría que analizar las comisiones vinculadas a estos productos. Y mientras estudiamos como mantener nuestros ahorros a salvo, los corruptos siguen sin devolver ni un euro y el despilfarro continúa recordando con nostalgia los dorados años de barra libre. Ahora pasan factura.

Hasta 100.000 € asegurado

En cualquier caso, la directiva de la Unión Europea sobre la garantía de los depósitos hasta 100.000 euros es un hecho incuestionable. Para sumas superiores todo es posible. No obstante, en España se ha hecho actuar a la ley mercantil, lo que supone la prelación de créditos en caso de concurso o preconcurso. Primero soportan pérdidas los accionistas; a continuación los preferentistas; luego las obligaciones subordinadas. Si fuera necesario, a partir de ahí, serían bonistas simples y cuenta correntistas de mas de 100.000 euros.

Lo de Chipre en términos macroeconómicos es como si una aldea quebrara. El peligro surge ante la posibilidad de que un país salga de la Unión Europea, entonces se provocaría un caos total a corto plazo en el territorio desertor. Sin embargo, a medio plazo probablemente recuperaría competitividad y crecimiento con una divisa devaluada. Por tanto, la idea podría interesar a algunos países a los que Europa mantiene en la UVI a base de rescates, aunque sin luz al final del túnel. El culebrón financiero-político continuará. Informa Alfredo Muñiz.

Relacionado: Europa sugiere quitas en otros países y el inversor se plantea guardar el dinero debajo del colchón

Ahorradores de Liberbank solicitan su dinero a la puerta de Cajastur

cartel parahoreca2 (2) verano

 

Publicado el Abr 2 2013. Archivado bajo Actualidad, Lujo en tiempos de crisis, Opinion, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos