ParaHORECA

La Pantoja permanece callada ante el libro envenenado de su Cachuli del alma

Julián Muñoz se encuentra entre rejas mientras la tonadillera triunfa por los escenarios. Isabel Pantoja ha retomado su agenda de conciertos y se prepara para la gran cita sevillana con su público. Entretanto el exalcalde de Marbella se desquita en sus memorias, llenas de sexo y traiciones. No se corta ni un pelo a la hora de describir las escenas de cama, ni tampoco como se sintió cuando más la necesitaba: “Me dejó tirado como un perro”. En referencia cuando se fue a la casa que compartían y se encontró con que había cambiado la cerradura.

“La cruda verdad” titula su relato biográfico con la folclórica.  Al parecer el “escritor-político-chorizo” grabó sus memorias y se las pasó al periodista Miguel Ángel Ordóñez para que las transcribiera y pudiera hacer caja. Aunque los beneficios irán a parar a Hacienda y de momento no podrá desfilar por los platós de televisión hasta que se libre de la cárcel, de aquí a muchos años.

“A calzón quitado” cuenta su verdad sobre un idilio de amor, lujo e intereses por el dinero y el poder.

“Lo hacía muy bien y muy a menudo”, explica el amante herido. Hasta le regalaba escenas de danza erótica frente a la cama, según cuentan los tertulianos del corazón. E incluso confiesa que le besaba un pecho antes de salir al escenario en cada actuación.

Del teléfono con conversaciones eternas se pasó a la cama con sesiones maratonianas. Seis años de amor y rosas con cuernos con la niñera de la Pantoja, según confiesa Cachuli.

“Se me enamora el alma” o “Se nos rompió el amor” es el nombre de alguno de los capítulos más entretenidos. ¿Se habrá llevado el exnovio la música de la Pantoja a la cárcel?

Isabel+Pantoja

Publicado el May 14 2013. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos