ParaHORECA

La mujer de Bárcenas y otras señoras con glamour gracias a las “Cincuenta sombras del macho ibérico”

Desde la Pantoja y sus aires de grandeza, pasando por la ex de Cachuli, Maite Zaldívar. Sin mencionar a la impoluta consorte de Urdangarin, nada menos que la infanta Cristina de Borbón con su sangre real y su estilismo de Chanel. Rubias, morenas, sofisticadas y con un presupuesto de peluquería, estética y estilismo para alimentar a un regimiento. Ante las circunstancias, la señora de Bárcenas se abriga con visón y llama a la policía porque se siente hostigada. Entre el chalet de Marbella y el casoplón en Baqueira Beret, Rosalía Iglesias se encuentra estresadísima al tener que aguantar los rumores sobre las cuentas suizas de su amado esposo. Con el trajín y el tiempo perdido en la imputación en la Gürtell por haber ingresado 500.000 euros en billetes de 500 en su cuenta corriente no puede más. Ella que desborda clase teme no tener cash suficiente para permitirse algún capricho de la nueva temporada primavera verano. Ya está harta de viajes a Ginebra para ir “presuntamente” a visitar bancos, balnearios y estaciones de esquí. Ella quiere descansar, que la dejen en paz y le permitan gastar sus ahorrillos ganados cristianamente con el sudor de su frente.

El linchamiento a los presuntos caraduras imputados en asuntos de malversación y evasión de capitales le pone frenética. La idea de las sesiones de estética en Alcalá Meco y los teñidos de rubio casero o pelirroja azabache ponen los pelos de punta a las diversas damiselas de postín. Sus asuntos pendientes con la Justicia les hacen perder el glamour de otros tiempos. ¿Acudirán al psicólogo, a pilates, a yoga, a zumba o una tarde de shopping para olvidar sus penas?

En este país hay demasiadas damas luciendo palmito gracias a los turbios negocios de sus presuntos chorizos. Ellas miran con aire indignado y por encima del hombro porque se creen superiores a la plebe. Sobre sus tacones de Loubotin, sus bolsos de Louis Vuitton y sus gafas de Dior, se creen las diosas de la pasarela e ignoran las denuncias a sus “Cincuenta sombras de macho ibérico”. Parece como si las marcas de lujo fueran un regalo llovido del cielo. Aunque algunas han hecho méritos propios para comprarse su fondo de armario, y sino que le pregunten a la imputada Marta Renedo por sus trapicheos varios en el Caso Marea. ¿Para cuando un museo de su vestuario de lujo con zapatos de 2.ooo euros? Ya que nadie devuelve ni en euro, al menos podrían requisar los fondos de armario y organizar un mercadillo de gangas. Informa Alfredo Muñiz.

Enlaces relacionados:

“Ay Suiza, Patria Querida” de Luis Eduardo Aute a Bárcenas y compañía

Otros dos altos cargos del gobierno de Areces imputados en un caso de corrupción en el Principado de Asturias »

“Trama jamonera de patanegras y paletillas de cerdo ibérico sufragadas con dinero público”, según una portavoz de Cascos

Imagen de la “hostigada” señora de Bárcenas:

Publicado el Feb 26 2013. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis, Opinion, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos