ParaHORECA

La modestia tan de babayu del bien pagao Grueso Niemeyer

Grueso Niemeyer: arrodillados, humillados y paganos. Tres protagonistas para una tragedia

Artículo de opinión de Nacho Artime, escritor y productor teatral: “¿Cree que somos fatos?”

Varela, Gueso y el presi fantasma

Uno. El mágico vendedor de humo, ahora reinventado en Harry Potter puesto que no quiere, te pongas como te pongas, perder «su» invento, no sólo nos exige que nos arrodillemos ante él y su equipo «famoso y apreciado en todo el mundo», sino que nos humilla a insultos por nuestra ignorancia y desprecio ante «uno de los hechos culturales mas brillantes jamás realizados en el panorama internacional».

Las comillas se deben a que son sus palabras textuales. Creo que por su modestia tan de babayu, los de Bilbao lo van a nombrar persona non grata. Para babayos, ellos. ¿Y el Guggy, qué?

Pero a esos ejemplos de modestia infinita, ahora el «bien pagao», el elegido a dedo por dios Tini cuando arruinaba día a día a este guapo paraíso, nos sale con el «ya me parecía a mí». Se nos va de juicio -una vez perdido el norte- a la busca de una indemnización multimillonaria, ofendido como una damisela del romanticismo, que no va a ser precisamente un puñao de parné.

O sea, además ponemos la cama. O sea, una vez más, los paganos-paganinis víctimas de las chapuzas indecorosas de los políticos que no sólo no se van avergonzados a sus casas, y de rositas, sino que nos siguen avergonzando desde los senados. Y a qué precio.

Da risa, tristeza, carcajada salvaje, alipori, lo que dice el mágico y maravilloso Harry el grueso. Lo que yo llamaba el parto de los montes, por ser una programación tan cacareada y tildada de excelente, no era más que más de lo mismo. Un «déjà vu» muy placeado por teatros públicos desde años inmemoriales. No vale la pena recordarlos porque nadie dejó huella, de tanto dejarlas por esos mundos.

Perdón, sólo uno: Spacey y su inolvidable «Ricardo III». Irónicamente, fue lo único que no se aplaudió en su centro. Aunque seguramente lo contabilizó entre el millón de personas (!) que pasó por el otro Niemeyer. ¿Cree que somos fatos? Un millón en nueve meses por ver unas paredes blancas y unas fotos colgadas en las paredes. Que busquen un contable. El Prado, uno de los más visitados del mundo, acogió el año pasado a casi 3 millones. Y el Guggy bilbaíno un millón, y eso que es el museo más caro del país. Aunque lo de la ría fuera gratis, es mucha gente cayendo al baile.

Ya nos quiso meter la trola cuando en un finde de agosto nos presumió que habían pasado por su casa 150.000 personas. ¡Y los que estábamos en Luanco ni nos dimos cuenta! Yo que viví justo al lado del Bernabeu sé muy bien lo que son 100.000 personas, que era los que tenía entonces el viejo recinto. Y menudas manadas.

Vale, el Niemeyer es estupendo, perfecto, lo queremos todos muchos? pero no nos toques más las narices con esas milongas. Como diría el cultureta del Foro en Gijón: «el Niemeyer ye lo que ye». Y ya no ye tuyo, amiguín. Hasta que se te vea en el juicio. Y si lo ganas, porque esos ladinos contratos blindados que hacía el malvado Tini los cargaba el diablo, que haya huelga ciudadana para que no cobres ni un céntimo.

No nos merecemos esa última humillación de que seas «la superbién pagá».

Dos. La nueva Agustina de Aragón no le va a la zaga a nuestro personaje. Se lo ha tomado tan a pecho, que también parece que el invento sea suyo. Se ha venido tan arriba que cuando la oposición la critica -como es su deber y para eso les pagamos- suelta esa ofensa nada democrática de que no tienen fuerza moral ni catadura para toserla. O cosas peores.

Ahora sale con dos cosas terribles. Una, un topicazo que no aprendió del Quijote, sino de los indignados: que no nos rompan los sueños. Chantaje moral puro y duro. Debe oir mucho a La Jurado en las madrugadas: que no se rompa la noche. Le ha salido la vena poética, una vez agotados todos los recursos para no perder su mejor arma electoral.

La otra, la famosa y secreta auditoría. Si se lo hubieran propuesto antes, no se opondría. ¿Qué tiene que ocultar ahora? ¿A quién protege? ¿A qué tapado, que nadie da la cara por él?

En esta escandalosa y obscena lucha por el amor a unas paredes seguimos siendo los grandes perdedores. Otra humillación a añadir a la lista.

Pero Pilar sigue con un par a la suya. Y bien puestos. A su lado, el Alcalde de Zalamea -ya saben el honrado Pedro Crespo de la función de Calderón- con todo su valor y con los del caballo de Espartero, era una nenaza. ¿Irá también a juicio o no tendremos autoridad moral para que le pidamos sencillamente juego limpio y nada de anteponer a su partido a los intereses ciudadanos? El personal anda ya ahíto de tanto sufrir.

Tres. Y, claro, falta la tercera pata: los protas del mutis por el foro. Gobernar no gobiernan -dicen en todas partes porque desde Madrid yo no veo más que insultos- pero el viejo Cacique sabe todas las trampas rodeado de su consejo de sabios. Supieron muy bien jugar sus órdagos a grande y chica para que al final las paredes podridas se cayeran solas. Van a ser los amos del chiringuito con una programación que será el asombro y deslumbre de ese mundo que tanto aplaude y admira a nuestro bien pagaó. 

Ha puesto la excelsa nueva sintonía en manos de una sociedad pública, of course -o sea controlable a tope-, que se llama Recrea. Yo no tengo por qué tener idea de si son mundialmente famosos como el otro, o no. Así que San Google me informa de lo que hacen? y escalofrío en el espinazo. Todo asturiano, de tambor y gaita para arriba. Lo de la gaita no es peyorativo, es un dicho, una metáfora, una gran verdad. No quiero humillar a nadie, como hace nuestro personaje.

O sea, que Dios nos coja recreados.

Enlace relacionado:

Tarta de cumpleaños para Niemeyer con 104 velas y brindis con un cóctel creado en su honor

Publicado el Dic 16 2011. Archivado bajo Actualidad, La Guinda, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

1 Comentario por “La modestia tan de babayu del bien pagao Grueso Niemeyer”

  1. Sencillamente GENIAL, enhorabuena a Nacho Artime por reflejar en un artículo de opinión lo que otros medios esconden…

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos