ParaHORECA

La inolvidable “fartura” de los príncipes en el pueblo asturiano de San Tirso

Tortilla de torreznos y picadillo, chorizo de gocho asturcelta, rapela rellena de tocino, lacón con grelos, truchas y callos con garbanzos
Las comilonas de los pueblos asturianos dan para alimentar a un regimiento de hambrientos guerreros tras un combate en el frente. Ante la visita de los Príncipes de Asturias con motivo de la entrega del Premio de Pueblo Ejemplar a San Tirso de Abres, los vecinos tiraron la casa por la ventana en la comida de campo para toda la comunidad. Una subida del colesterol a niveles de infarto. El desquicio de la dietista de la princesa doña Letizia, experta en el cómputo de calorías, acostumbrada a medir y pesar todos los meses a las infantitas Leonor y Sofía.  Hay quien cuenta que la princesa encargó un estudio especial de nutrición a Suiza para adaptar su alimentación a los nutrientes más sanos. No obstante, durante la visita a Asturias se olvidó de la dieta. Los productos de la tierra fueron las estrellas del banquete y el príncipe don Felipe se marchó para Madrid satisfecho. Mientras el presidente Francisco Álvarez-Cascos se aflojaba el cinturón…

Suscríbete a nuestra revista y recibirás nuestras novedades completamente gratis. Sólo tienes que rellenar un sencillo formulario para recibir parahoreca.com en tu email: http://www.parahoreca.com/newsletter/

Quesos de las principales denominaciones de origen de la zona: Oscos y Taramundi, en especial gustó el queso de cabra curado, oreado con avellanas y nueces.
Las bondades del gochu asturcelta
Un excepcional cerdo asturcelta, criado libre por los campos a base de bellotas y castañas. “Nada que envidiar al ibérico”, comentan. Sus productores aprovecharon la oportunidad para dar a conocer sus múltiples aplicaciones: tortilla de torreznos
y picadillo; rapela rellena de tocino y chorizo de gocho asturcelta. La proximidad a Galicia también estuvo presente en el menú con un lacón con rabizos, más conocidos como grelos. Otro de los manjares de la jornada fueron las truchas del río Eo escabechadas, y para rematar la faena unos callos con garbanzos, por si alguien había quedado con hambre. En la lengua asturiana se llama “fartura” a un atracón hasta la saciedad, en esta ocasión podría desembocar en indigestión. “Una fartura tres dís dura”, predice un comensal. Entretanto, los campechanos vecinos de San Tirso invitaban a sus Altezas a degustar una cazuelita: “Caya Oh, sírvete un puquitín más”.
Fartures de memoria barrigaes de fame…
El postre fue más ligero, compota de manzana con requesón y miel, y una rosca de Jueves Santo de San Tirso. El maridaje naturalmente asturiano con sidra escanciada y vino de Cangas. Desconocemos si la alcaldesa preparó un tuper para que probaran los reyes y las infantitas en Madrid pero alguna rosca seguro que sí metieron en el equipaje principesco. Don Felipe entregó el premio al Pueblo ejemplar al concejo más occidental de Asturias por su “compromiso con la tradición” y por “combatir durante años el aislamiento y el olvido”. Ahora ven el futuro con optimismo, como dice un refrán asturiano: “Fartures de memoria barrigaes de fame” que viene a significar algo así: “no hay que hacerse falsas ilusiones”… Informa Alfredo Muñiz
Suscríbete a nuestra revista y recibirás nuestras novedades completamente gratis. Sólo tienes que rellenar un sencillo formulario para recibir parahoreca.com en tu email: http://www.parahoreca.com/newsletter/
Enlace relacionado:
El atracón de los Príncipes de Asturias en la víspera de los Premios y la cordial cena de hermandad…

Publicado el Oct 23 2011. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

1 Comentario por “La inolvidable “fartura” de los príncipes en el pueblo asturiano de San Tirso”

  1. […] La inolvidable “fartura” de los príncipes en el pueblo asturiano de San Tirso […]

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos