ParaHORECA

La infanta Cristina de Borbón imputada en el caso Noos por tráfico de influencias

Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia en el banquillo de los acusados

La gran pregunta que se plantea en las diligencias es: ¿para qué se nombró a doña Cristina Federica de Borbón y Grecia con el cargo de vocal? Según los Estatutos de la sociedad,  el vocal no es necesario para la válida constitución ni para su correcto funcionamiento como órgano colegiado de gobierno y dirección. Entonces ¿cual eran sus funciones…?

“Prestó su consentimiento a que su parentesco con el Rey fuera utilizado por su marido” (…) para obtener “un trato generoso” por parte de administraciones públicas y empresas privadas, “disfrutando junto con su marido de los beneficios obtenidos”, de esta forma justifica el juez José Castro la imputación de la infanta. La presunta compinche tendrá que declarar el próximo 27 de abril para rendir cuentas de sus actividades en el caso Nóos. La Fiscalía Anticorrupción ya ha anunciado que recurre la imputación de la hija del rey por no ser los indicios de “entidad suficiente”.

De momento, la hermana del príncipe Felipe ha sido acusada de presunto tráfico de influencias como “copropietaria de Aizoon y directiva del Instituto Nóos”. Cristina de Borbón pone así en peligro su puesto de ejecutiva en la obra social de la Caixa. Los duques de Palma también podrían perder el título y hasta quizá tendría que renunciar a sus privilegios en la sucesión al trono para no ver dañada la imagen de la Corona. La Casa del Rey no hace “comentarios sobre decisiones judiciales” pero la triste realidad es que el juez ha imputado a Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia (en las diligencias del caso a las que ha tenido acceso PARAHORECA.COM se refieren a ella como Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia).

Recientemente el juez ordenó investigar la misteriosa cuenta de Urdangarin y la infanta Cristina donde Corinna ingresó al menos 50.000 €. Los rumores apuntaban a que la imputación de la infanta era un hecho que se produciría tras Semana Santa. Entre los correos electrónicos facilitados al juzgado por el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, figura una prueba que implica a la infanta. En concreto el duque de Palma se dirige a su esposa y le explica: “Aprovecho que estás conectada para enviarte una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar. Hay dos versiones. Clientes, colaboradores y amigos. Léelo y dime que piensas please…Ciao”.

El 22 de abril de 2009 los duques se “exiliaron” a Washington D.C., debido a los compromisos laborales de Iñaki Urdangarin como consejero internacional de Telefónica; entonces la infanta Cristina cesó como directora del Área Social de la Fundación La Caixa pero permaneció unida a distintas labores de la obra social.

A finales del año 2011, Urdangarin fue imputado junto con otros socios en el marco de la «Operación Babel», una ramificación del caso Palma Arena, por la que el juez José Castro Aragón, instructor del caso, a instancias del fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, le citó para declarar en febrero de 2012. Pese a ser copropietaria de la sociedad Aizoon y de haber sido miembro del patronato del Instituto Nóos, ambas instituciones implicadas en el caso, la infanta Cristina finalmente no fue encausada. Tanto el juez instructor del caso, como la Fiscalía Anticorrupción de Baleares y la Fiscalía General del Estado mantienen que, según se desprende de los testimonios de los encausados y la documentación intervenida, no existían indicios de que la infanta participara en las actividades ni en la gestión de las empresas implicadas o de que formara parte del núcleo de decisión de las mismas. En septiembre de 2012, los duques de Palma vuelven a establecer su residencia en España y en abril de 2013, dentro del llamado Caso Nóos, la Infanta es imputada por el Juez por presunta apropiación indebida de fondos públicos.

Castro estaba a la espera de que la Agencia Tributaria le remitiera un informe sobre la mercantil Mixta África, una promotora de viviendas sociales en el continente africano a la que Aizoon SL facturó casi 400.000 euros entre 2007 y 2009. El accionista mayoritario es un jeque árabe amigo del rey y de Corinna. El instructor del caso Nóos pidió las actas de las reuniones celebradas por la Junta Directiva del Instituto Nóos para saber si la hija menor del Rey intervino en ellas y participó en la toma de decisiones.

Enlace relacionado: ¿Se ha metido la Infanta Elena en un jaleo societario?

Urdangarin, sus correos a la infanta Kid y el vía crucis de Semana Santa

Publicado el Abr 3 2013. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos