ParaHORECA

La decepción del pulpo de Abelardo en Puebla de Sanabria

Prefiero ignorar a los restaurantes que no dan la talla. Sin embargo, tras las críticas gastronómicas ensalzando el pulpo y las croquetas del “mesón Abelardo” en Puebla de Sanabria no puedo quedarme callado ante la tomadura de pelo de los supuestos expertos. ¿Buenos contactos con la prensa o parentesco familiar con los dueños…?

En mi visita al establecimiento nos sirvieron un pulpo con patatas que parecía recalentado y las croquetas formaban una argamasa de harina con falta de cocción a la que le faltaba bastante trabajo en los fogones. Me acordé de las croquetas cremosas de otros lugares, incluso las precocinadas para hostelería salen de lujo comparadas con las de Abelardo. En mi humilde opinión el mesón Abelardo de Puebla de Sanabria se ha convertido en un sitio para turistas no gourmets. Probamos también una ensalada que tampoco fue de mi agrado y unos pimientos rellenos de marisco que más bien contenían palitos de surimi congelado. El trato fue agradable y el postre correcto.

Si buscan un lugar para comer pulpo auténtico les recomiendo viajar hasta la “Casa do Pulpo” en Verín que no queda tan lejos. Y si prefieren restaurantes por la comarca sanabresa, en el mismo pueblo del “mesón Abelardo” cerca de la Iglesia se encuentra “La posada de pulpoPuebla de Sanabria”, con un buen pulpo y recomendable para visitar en época de setas. Muy cerca pueden visitar “La Taberna de las ánimas” con una cocina más moderna. En la misma ruta se encuentra “La posada Real La Cartería” también famosa por sus setas. No lejos se haya el parador nacional de Puebla.

Siguiendo ruta en dirección al lago de Sanabria, llegamos a un pueblo llamado El Puente, allí  recomendamos el restaurante “Los Rochi” famoso por sus montaditos y pinchos morunos, aunque también se puede degustar un pulpo mejor que el de Abelardo. Una opción interesante es pedir el revuelto casero, quizá inspirado en los huevos estrellados de Lucio… Aunque en este caso es un sitio mucho más barato, sin grandes pretensiones pero con buena calidad de producto. Los más carnívoros pueden pedir una chuleta. A pocos kilómetros en Villarino de Sanabria llegamos a la Pizzería Stop, especializado en setas que venden incluso para llevar en paquetes. En las sugerencias de la casa aparece durante todo el año desde risotto de boletus hasta trompetillas rellenas.

Si subimos hasta San Martín de Castañeda, tras visitar el monasterio encontramos raciones de pulpo en “El recreo” donde también ofrecen truchas sanabresas, chuletas y habones de la zona. Al final del pueblo se ubica el hotel “El balcón de Sanabria” igualmente con pulpo en la carta.

Setas en El Empalme

Cerca de Mombuey, en Rionegro del Puente se haya otro establecimiento recomendable, “El Empalme”, especializado en setas. De las colmenillas al boletus, la colombiana Gloria Lucía Cortés y su marido Elías Martín suelen tener el cartelito de completo por lo que es aconsejable realizar una reserva por adelantado. La pareja incluso ha escrito un libro “El Empalme, las setas y sus recetas” prologado por Juan Mari Arzak. El matrimonio trabajó en “El Zaguán” de San Sebastían de ahí el vínculo con el cocinero vasco. El establecimiento ofrece un menú degustación con 4 o 5 entrantes de setas y un plato principal. Salmorejo con setas, revuelto, una especie de pastel con boletus, guiso de setas, cecina con trompetas de la muerte, pularda con setas, setas con pulpo, boletus a la plancha, foie con setas o ensalada de setas son algunos de mis platos preferidos. Aunque no esperen un restaurante de lujo con esmerada decoración, si no más bien un modesto sitio de pueblo con algunos platos inolvidables. Informa Alfredo Muñiz.

La leyenda gastronómica del lago de Sanabria

Una de las leyendas más famosas, quizás por ser premonitoria de la catástrofe ocurrida en Ribadelago, es la que narra el origen del Lago. Cuentan que un buen día llegó a la aldea de Villaverde de Lucerna un peregrino pidiendo limosna, y al que nadie le atendió, salvo unas mujeres que estaban cociendo pan en el horno de este pueblo. Éstas se apiadaron de él, y le dejaron entrar en la sala del horno para que pudiera guarecerse del intenso frío y saciar su hambre con algo más de masa que pusieron en el horno. La masa que introdujeron en el horno creció tanto que finalmente el pan se salió del horno y, las mujeres, sorprendidas ante este hecho, escucharon de boca del peregrino, que resultó ser Jesucristo, el castigo que iba a implantar al pueblo ante su falta de caridad: inundaría la aldea, por lo que debían de huir de sus casas para refugiarse en el monte. El agua brotó a borbotones anegando el pueblo de Villaverde, salvándose de las aguas tan solo el horno, que conforma hoy en día la pequeña isla que hay en el Lago.

Nota: La leyenda es un resumen de lo publicado en la wikipedia sobre el asunto.

Hongos sobre base crujiente receta escrita por el cocinero Xabier Gutierrez

Ingredientes

setasPara la base

140 gr de caldo de verduras

15 gr de polvo de hongo

140 gr de harina

15 gr de hongo seco en tiras finas. Hidratado y secado después con papel absorbente

Para los hongos (boletus edulis)

2 hongos

Medio ajo picado

3 c.s. de aceite de oliva

Para las hierbas

100 gr de lombarda

30 gr de rucula

Germinados de cebolla

20 gr de Sakura

Para la vinagreta

50 gr de aceite de oliva

20 gr de vinagre de manzana

10 gr de polvo de hongo

Sal y pimienta

Elaboración

Para la base

Mezclar el caldo con la harina y el polvo de hongo. Pintar la superficie de un papel sulfurizado cuadrado y tapar con trocitos de hongos hidratados y otro trozo de papel. Es decir: Lámina fina de la masa con tropiezos de hongos secos, entre dos papeles sulfurizados. Freír en abundante aceite hasta dorar. Retirar ambos papeles. Reservar.

Para los hongos

Saltear los hongos cortados en láminas gruesas con el ajo dorado durante apenas 2 minutos

Para las hierbas

Cortar las hierbas en trozos.

Para la vinagreta

Mezclar todos los ingredientes en frio

Final y presentación

Sobre un plato depositar la lámina crujiente de la base. Encima trozos de hongos y para acabar las yerbas. Rematar con la vinagreta

Publicado el Ago 25 2013. Archivado bajo Actualidad, El reto, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

1 Comentario por “La decepción del pulpo de Abelardo en Puebla de Sanabria”

  1. Leonorcita

    Muy buen artículo. ¡Con lo que me gustan las setas me ha dado bastante apetito. Siendo casi las 20 hs. voy a cenar algo.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos