ParaHORECA

La amiga del rey Corinna es desmentida por el Gobierno que niega haberla contratado de asesora

La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein se ha convertido en un auténtico dolor de cabeza institucional. Hasta la famosa cacería con el rey Juan Carlos y su rotura de cadera, Corinna vivía como una reina en un chalet de El Pardo, muy cerquita del palacio de La Zarzuela. Aunque ahora brilla en el firmamento aristocrático, la bella rubia fue en su día plebeya con apellido de soltera Larsen. Los cuerpos de seguridad nacional español la bautizaron como “Ingrid”. Para unos es encantadora, seductora, irradia cordialidad y carisma; otros la califican de prepotente y arrogante. La mayoría coinciden que su estado de ánimo varía en función de sus ganancias…

Cuando se destapó su íntima amistad con el monarca español y su compañía en la cacería de elefantes, parece ser que los responsables de Zarzuela la invitaron a marcharse inmediatamente de España y a la bella rubia de ojos azules no le gustó el trato de los colaboradores de su majestad. Entonces fijó su residencia en el Principado de Mónaco y continúa viajando en clase business por lo ancho y alto de este mundo. Los países árabes, Londres y Suiza son sus destinos favoritos. Aunque hay quien rumorea que cerró su empresa Appollonia Associates Limited con sedes en Montecarlo y Londres, dedicada a las relaciones internacionales entre personas influyentes, la ejecutiva agresiva continúa en el candelero mediático. Una sociedad con el mismo nombre figura también dada de alta en Malta aunque desconocemos si pertenece a Corinna.
Ante los rumores de supuestas labores como consejera estratégica para el Gobierno de España, el ejecutivo de Mariano Rajoy niega haber encargado «tareas» a Corinna. Incluso Sáenz de Santamaría muestra la disposición del Ejecutivo a que comparezca el director del CNI para aclarar el asunto. La vicepresidenta, preguntada por este asunto en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha sido tajante: “Este Gobierno no ha hecho encargo de ninguna de esas tareas que se citan”, en alusión a las declaraciones de la princesa al diario El Mundo en las que aseguraba haber realizado trabajos de tipo “confidencial” para el Gobierno español.

A su lado, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha ratificado las palabras de la vicepresidenta. Al ser preguntada si el actual Ejecutivo tiene conocimiento de que el anterior Gobierno hubiera encargado algún trabajo a la princesa Corinna, la vicepresidenta se ha remitido a lo declarado por Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 26 de febrero.

Entonces Rubalcaba aseguró que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no hizo “ningún encargo” a la princesa Corinna y de forma tajante afirmó: “Rotundamente, no”. Por otra parte, Sáenz de Santamaría ha afirmado que el director del CNI se encuentra a plena disposición para comparecer ante el Congreso cuando se le convoque.

Así ha respondido la vicepresidenta ante la petición del coordinador federal de IU, Cayo Lara, quien registró en el Congreso la solicitud de comparecencia del director del CNI para que informe sobre la “supuesta vinculación” de la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein con los servicios de inteligencia. Veremos…, de momento al publicar una foto en un acto público en un hotel madrileño: El joyero británico Patrick Mavros solicita la retirada de las fotos en PARAHORECA.COM con el Rey y la princesa Corinna.

Enlace relacionado:

Corinna buscó un trabajo digno a Urdangarin: “250.000 € en una fundación sin ánimo de lucro”

La princesa Corinna luce joyas de reina en el ¡Hola! 

corinna-de-fiesta vip

Publicado el Mar 2 2013. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos