ParaHORECA

Joan, Josep y Jordi Roca, tres hermanos y un reto: ser el mejor restaurante del mundo. Yes, you can

Joan, Josep y Jordi Roca, tres hermanos y un reto: ser el mejor restaurante del mundo. Yes, you can

Con el cierre de elBulli, El Celler de Can Roca lidera el podium español y ocupa el number two en el ranking mundial.
El restaurante ECeller de Can Roca celebra su 25 cumpleaños lleno de éxito. El establecimiento de los Roca se ha convertido en el segundo mejor restaurante del mundo en la lista de los privilegiados, según la revista Restaurant. Joan, el cocinero rey del cocinado al vacío; Josep, el sumiller y jefe de la carta de vinos, y Jordi, el pastelero con más fama de la repostería catalana, han formado un equipo invencible. Prueba de que la unión entre hermanos hace la fuerza. Ahora que Ferrán Adrià tocó las 12 campanadas que pusieron fin a elBulli, con los mejores cocineros del mundo, los Roca se coronan príncipes del mambo gastronómico mundial. Unos maestros de los fogones que siguen en su línea de vanguardia luchando por ser los mejores, aunque sin presiones. Cuentan con tres estrellas Michelin ganadas a pulso y un pase para pasar a la historia como los sucesores españoles de Ferran Adrià.

La historia de la saga que cumple 25 años en la cocina

El padre de los famosos hosteleros tuvo un pequeño restaurante en un barrio obrero de las afueras de Gerona, allí fue donde Joan Roca comenzó a interesarse por la cocina. Al primogénito le entró el gusanillo y para seguir con la tradición familiar ingresó en la escuela de hostelería. En 1986 comenzó la aventura con su hermano Josep, ambos muy jóvenes. Entonces no tenían un duro y pidieron prestado a su padre un local anexo al restaurante familiar para independizarse de la tutela paterna. No querían hacer la competencia al progenitor pero pronto demostraron que eran cocineros de raza. El pequeño de la casa, Jordi, empezó a trabajar con sus hermanos de niño, casi obligado. Con el tiempo se convirtió en maestro pastelero y en la actualidad es un genio de los dulces.

En 2007 decidieron cambiar del local prestado por el padre a un nuevo establecimiento a 200 metros del anterior. Ahora recuerdan los buenos y los malos tiempos, reconocen que el éxito no les vino de la noche a la mañana. En ocasiones, los primeros años, no tenían ni un cliente y se ponían a jugar al futbolín, con un regalo de Reyes del pequeño Jordi cuando tenía 7 añitos. En la actualidad para logra una mesa hay tiros, sino se reserva con suficiente antelación.

Desde parahoreca.com les deseamos un feliz cumpleaños y que cumplan muchos más. Esperamos dar la noticia del gran reto de la saga: ser los número uno del mundo. Yes, you can. Informa Alfredo Muñiz.

 

Publicado el Dic 13 2012. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos