ParaHORECA

Buñuelos de calabaza y espinacas para Halloween

Cuenta la leyenda que las calabazas esculpidas con forma de cara y una luz interior, se deben colocar en puertas y ventanas en la festividad de Halloween. En los países anglosajones son conocidas como “Jack-o” o “lanters”, termino que procede del inglés y significa linterna. La referencia a Jack se vincula con una antigua leyenda irlandesa que hablaba de un borracho muy popular en su localidad, de nombre Jack. Al morir nuestro amigo, no entró en el cielo porque era un amargado, roñoso y mísero individuo, pero hete aquí que tampoco lo quiso el diablo porque, cuando se emborrachaba, lo maldecía a viva voz. Por todas estas virtudes, Jack fue condenado a vagar como alma en pena por la tierra con una linterna en la mano hasta el día del juicio final.

Sea como fuese, esta semana el chef Alberto Reina de Málaga nos propone aprovechar las calabazas para hacer buñuelos, después de la fiesta. “Seguro que les encantará a los niños y de camino ustedes no las tiran, que está la cosa muy mala”, remata nuestro colaborador.

INGREDIENTES de los BUÑUELOS DE CALABAZA Y ESPINACAS 

400 gr. de calabaza, 400 gr. de espinacas,  3 puerros, 2 patatas,  Agua,  aceite virgen extra, Sal,  pimienta negra,  pimentón, 1 rama de perejil, 200 ml. de agua templada,200 gr. de harina,  30 gr. de levadura prensada
Para esta sencilla receta debemos de tener muy claros los tres pasos que se han de cumplir, siguiendo su orden será muy fácil de llevar a cabo. Por tanto, en primer lugar vamos a preparar una masa para rebozar la calabaza y las espinacas, así que disolveremos en un cuenco la levadura prensada con agua caliente removiéndola bien para que no queden grumos. Por otro lado, disponemos otro cuenco con la harina y le echamos el agua con levadura poco a poco, amasando bien la mezcla. Una vez sea homogénea, la tapamos con un paño de cocina y dejamos que repose hasta que suba al fermentar.

Base del plato para la noche de los muertos vivientes

Para la base del plato, que será una crema de puerros y patatas, pelaremos las patatas y los puerros y los dispondremos a cocer en una cacerola durante veinte minutos con un poquito de sal. Tras ese periodo, escurrimos y trituramos hasta que sea un puré al que debemos rectificar de sal y pimienta, reservándolo finalmente. Las espinacas las colocamos en otro recipiente a hervir, pero sólo unos cinco minutos, tras esto las escurrimos y reservamos.

Mientras el agua estaba hirviendo, aprovechamos el tiempo pelando y cortando en bastoncitos la calabaza. Precalentamos el horno a 160º y colocamos los trozos de calabaza en una bandeja del mismo para que se asen durante veinte minutos. Una vez asada, trituramos también con un tenedor.

Para elaborar los buñuelos de calabaza y espinaca, repartimos la masa de rebozado en dos cuencos y le añadimos a uno la calabaza triturada y a otro las espinacas trinchadas a cuchillo. Repartimos bien la mezcla y freímos ayudados de dos cucharas en abundante aceite muy caliente. Una vez fritos, los escurrimos en papel de cocina.

Para presentar el plato, disponemos el puré de patata y puerro en el fondo del plato y, sobre éste, un par de buñuelos de cada clase por persona. Si queremos decorar y perfumar el plato a su vez, mezclamos en un vaso pequeño un poco de aceite de oliva con pimentón y regamos el plato con un hilo de éste.

Consideraciones de Alberto Reina sobre la situación económica en Halloween con sus políticos vivientes…
Escuchar las noticias o abrir cualquier periódico a día de hoy, significa exponerse a sufrir un amago de infarto en cualquier momento, de la impresión que te llevas al ver los resultados de la bolsa y las consecuencias directas que vienen hacia el ciudadano, que asiste perplejo e impotente a la paradoja que resulta de tener que poner dinero de sus impuestos cuando pierden dividendos los bancos, sin haber recibido ni un duro todos estos años atrás cuando los balances eran positivos. El haber repartido cuando la cosa iba bien, habría provocado que al poner cuando va mal no tuviésemos tan acentuada la cara de tonto que se nos está quedando a todos. Una cosa es tener cara de panoli y otra bien distinta es que nos tomen por uno de ellos, que eso generalmente, molesta. En resumen, este año, con motivo de la festividad de Todos los Santos y los Fieles Difuntos tengo una seria duda entre poner una vela al ministro de economía o a quien hace años que ya no da un ruido varios metros bajo tierra. Lo pensaré durante toda la semana.

Como estamos a finales de Octubre,  un mediodía cualquiera llega un niño a su casa después del colegio y le dice a su madre de forma atropellada, casi sin respirar por la emoción: “mamá, el viernes es Halloween, cómprame una calabaza para hacerle boca y ojos y meterle una vela encendida…” Casi sin esperar a que el niño termine, la madre le espeta a la cara una respuesta fulminante: “te voy a comprar dos, una de naranja y otra de limón…”

La escena más o menos va a repetirse a lo largo de toda la semana en alguna que otra casa en nuestra querida Málaga, donde todo se adopta, más aún cuando a una fiesta viene ligado. Lo cierto es que la tradición de rendir culto a los difuntos no la inventaron los americanos ni los anglosajones, ni mucho menos, y es eso lo que nos hace ser tan reacios a que los niños la celebren como si de una cosa nueva se tratase, hasta el punto de casi molestarnos. Aunque si nos paramos a pensar en la cantidad de tonterías y chucherías saturadas de colesterol que le compramos todos los días a los niños, para una vez que nos piden verdura de “motu propio” no podemos negarnos; sobre todo si somos listos y accedemos con la condición que les seguiremos el juego pero pasada la celebración, nos tenemos que comer la calabaza. Apostaría doble contra nada a que el niño entra por el aro.

Sobre el autor de la receta: Alberto Reina

Las últimas noticias sobre Alberto Reina fue nombrado Jefe de cocina de un famoso hotel, anteriormente ocupó el cargo de Jefe de hostelería del Complejo Hospitalario Integral Privado (Chip) de Málaga, así como Gerente del Restaurante-Cafetería “Dr. Zhivago” de dicho hospital.

• 1992- 2009. Restaurante Cortijo Don Paco. Desde el inicio de mi periodo hasta el año 2002, desempeñé tareas de organización de banquetes y jefe de sala, así como organización de suministros y compras de cocina. Desde el año 2001, Octubre, desempeñé el cargo de Jefe de Cocina, junto a mis tareas de gestión de compras y organización de banquetes.

• Desde el año 2006 hasta finales de 2010, tuve una sección de cocina semanal en Procono TV dentro del magacine diario “Málaga en Antena”.

• Desde el año 2004 hasta la primavera de 2011, realicé una colaboración semanal como articulista gastronómico en el diario “La Alcazaba” de Málaga.

Otras recetas de Alberto Reina:

¿TRUCO O TRATO?, ¿RECETA DE CALABAZA CON HONGOS O CHUCHERÍAS?

Crema fría de calabaza y mango para la playa, añadirle siempre una pizca de amor

Para listos de capirote

Publicado el Oct 25 2016. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Recetas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

2 Comentarios por “Buñuelos de calabaza y espinacas para Halloween”

  1. crema de calabaza y calabacín: picas la calabaza y el calabacín en rodajas,lo rehogas un poco; le echas agua que lo cubra y a hervir, hasta que este listo….lo pasas por la mini pimer,y ya está.

  2. Otra seguidora envía el siguiente mensaje: “yo hago otra con 50% de calabaza y 50% de zanahoria.Al TMX,con un buen chorreon de aceite de oliva virgen.Al TMX si no quieres manachar o a la olla y al pimer si lo quieres hacer un poco más.Y si quieres que quede de lujo curruscos de pan,jamón (cuanto más ibérico mejor) y huevo dro picao.Y a calentar ahora que viene el invierno”.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos