ParaHORECA

Georges Moustaki fallece en Niza a los 79 años

La música de Moustaki permanece en el recuerdo de los años setenta, temas como Milor, Le facteur, La mer m´a donné, Ma solitude, Le temps de vivre o Le meteque cuya música reproducimos en el vídeo que acompaña a este texto.

El cantautor francés de origen griego Georges Moustaki falleció hoy en Niza, en la costa mediterránea de Francia, a los 79 años de edad, informó su familia.

El cantante, nacido en Alejandría y autor de “Milord” o de Métèque”, había dejado los escenarios con un último concierto en el Palacio de la Música de Barcelona en enero de 2009, aquejado de una enfermedad pulmonar.

“He tenido una vida apasionante. Espero que lo sea hasta el final”, declaró en 2011 el cantante, cuando explicó a la prensa que tenía una enfermedad pulmonar incurable que le hacía “definitivamente incapaz de cantar”.

Contemporáneo de una generación de artistas que dieron a conocer la “chanson française”, como su maestro Georges Brassens, Jacques Brel o Serges Gainsbourg, Moustaki compuso letras de canciones para melodías que interpretaron Edith Piaf, quien fuera su amante, Yves Montand, Barbara o Serge Reggiani.

Nacido con el nombre de Joseph Mustacchi en 1934, el seductor y revolucionario poeta y músico se hizo mundialmente conocido a finales de los años sesenta y principios de los setenta con temas como “Milord”, que hizo célebre la garganta de Edith Piaf, “Le facteur”, “La mer m’a donné”, “Ma solitude” o “Le temps de vivre”.

Georges Moustaki Le meteque

Le métèque fue el primer gran éxito en solitario de Georges Moustaki. Es una canción de amor y algo de autorretrato “sentimental”. Moustaki compuso esta canción en 1968, cuando tenía 34 años, aunque fue publicada en 1969, en el álbum del mismo nombre.

George Moustaki realmente se llama Giuseppe Mustacchi, es egipcio (nació en Alejandría el 3 de mayo de 1934) de padres griegos. Creció en un ambiente multicultural y políglota (su padre hablaba 5 idiomas y su madre 6), aunque adoptó el francés bien temprano en su infancia. Estudió en la Escuela Francesa de Alejandría, y ya entonces hablaba con los otros niños en árabe, griego, turco, italiano, armenio, maltés, además de francés e inglés, entonces el idioma oficial de Egipto que estaba bajo tutela británica. A los 17 años se fue a vivir a París, donde más tarde conocería a varias figuras del mundo de la canción francesa, como George Brassens, Edith Piaf, Yves Montand, Barbara, entre otros, para quienes escribió varias canciones.

LE MÉTÈQUE

moustakiAvec ma gueule de métèque,
De juif errant, de pâtre grec
Et mes cheveux aux quatre vents,
Avec mes yeux tout délavés
Qui me donnent l’air de rêver,
Moi qui ne rêve plus souvent,
Avec mes mains de maraudeur,
De musicien et de rôdeur
Qui ont pillé tant de jardins,
Avec ma bouche qui a bu,
Qui a embrassé et mordu
Sans jamais assouvir sa faim

Avec ma gueule de métèque,
De juif errant, de pâtre grec,
De voleur et de vagabond,
Avec ma peau qui s’est frottée
Au soleil de tous les étés
Et tout ce qui portait jupon,
Avec mon coeur qui a su faire
Souffrir autant qu’il a souffert,
Sans pour cela faire d’histoire,
Avec mon âme qui n’a plus
La moindre chance de salut
Pour éviter le purgatoire

Avec ma gueule de métèque,
De juif errant, de pâtre grec
Et mes cheveux aux quatre vents,
Je viendrai ma douce captive,
Mon âme soeur, ma source vive,
Je viendrai boire tes vingt ans
Et je serai prince de sang,
Rêveur, ou bien adolescent
Comme il te plaira de choisir
Et nous ferons de chaque jour,
Toute une éternité d’amour
Que nous vivrons à en mourir.
Et nous ferons de chaque jour,
Toute une éternité d’amour
Que nous vivrons à en mourir.

EL EXTRANJERO

Con mi cara de extranjero
De judío errante y pastor griego
Y mis cabellos al viento
Con mis ojos desleídos
Que me dan aire de soñador
Yo que ya apenas tengo sueños
Con mis manos de ratero
De músico y de trotamundos
Que he robado en tantos sitios
Con mi boca que ha bebido
Que ha besado y ha mordido
Sin jamás saciar su hambre

Con mi cara de extranjero
De judío errante y pastor griego
De ladrón y de vagabundo
Con mi piel que se ha curtido
Al sol de todos los veranos
Y todo lo que usa faldas
Con mi corazón que hizo
Sufrir al mismo tiempo que sufrió
Sin por ello hacer historia
Con mi alma que ya no tiene
Ninguna opción de salvación
Para evitar el purgatorio

Con mi cara de extranjero
De judío errante y pastor griego
Y mis cabellos al viento
Vendré, mi dulce cautiva
Mi alma hermana, mi fuente viva
Vendré a beber de tus veinte años
Y seré príncipe de reyes
Soñador, o adolescente
Como tú quieras elegir
Y haremos de cada día
Toda una eternidad de amor
Que viviremos hasta morir
Y haremos de cada día
Toda una eternidad de amor
Que viviremos hasta morir

 

Publicado el May 23 2013. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos