ParaHORECA

Festín gastrobancario con nacionalización de Bankia y brindis de Rato, Rajoy, Mafo y de Guindos

“El Gobierno de Mariano Rajoy nacionalizará este viernes Bankia y también su matriz BFA, en la que será la operación de rescate bancario más importante de la historia de España”, informa El Confidencial. Deloitte se negó a firmar las cuentas de BFA. Es evidente que para llegar a esta decisión el desastre tiene que ser morrocotudo. El informe de auditoría aún es un misterio para los contribuyentes. Ante lo que se presupone, no es de extrañar que el propio Rato se mostrara favorable a la creación de un ‘banco malo’ público para librarse de los activos tóxicos.

El aperitivo del festín financiero consistirá en unas ayudas por 7.000 millones de euros a través de una emisión de bonos, en el argot culinario de los negocio se denominan “cocos”. Además en la cartera de créditos inmobiliarios en mora figura de postre un pufo de 31.000 millones de eurazos. Veremos lo que opina el informe de auditoría de Deloitte sobre este presunto maquillaje de cuentas que podría desembocar en unas pérdidas multimillonarias.

Tras el banquete nacionalizador en el que se traga con todo,  el presidente Rajoy propone un periodo de “dieta”. Una operación bikini para lograr una silueta capaz de seducir a los grandes tiburones del sector privado. Los primeros coqueteos con BBVA, Santander o La Caixa ya se iniciaron en un cóctel para VIPS con Luis de Guindos de anfitrión.

El cóctel para Very Important Persons

El pasado viernes 4 de mayo, el ministro Luis de Guindos citó a su amigo Rodri Rato en el ministerio de Economía para charlar sobre el futuro de Bankia. A la reunión estaban invitados igualmente los patriarcas del Santander, BBVA y La Caixa, Emilio Botín, Francisco González e Isidro Fainé.  Seguramente De Guindos les ofreció un whisky para saborear la noticia. Anacardos, pistachos y cacahuetes suelen ser los tentempiés más socorridos en estas cuchipandas “informales” para arreglar el país. Según cuentan los que saben del asunto, Rato pidió 48 horas de plazo para digerir la merienda. Así fue como Rato preparó la famosa nota de prensa donde parece que no ha pasado nada y que tendremos a un nuevo chef experto en la materia.

El patanegra de Aznar se queda de patitas en la calle ante una herencia que hubiera necesitado el milagro de la Santísima Vírgen de CovadongaLa situación de las cajas la conocemos los plumillas con sueldos de proletario y títulos de Economista desde hace años, y mejor la conocerá el gobernador del banco de España, el socialista Miguel Ángel Fernández Ordóñez. ¿Por qué no ha movido ni un dedo para impedir que llegáramos al actual caos de las cajas de ahorros?, ¿es justificable los emolumentos pagados a Rato para llegar a la actual situación?, ¿son éticos los sueldazos, planes de pensiones vitalicios y demás prebendas de sindicalistas, expolíticos, consultores y auditores pagados con dinero público?

“Las obras completas de Nacho González en materia financiera caben en la servilleta de un bar de carretera, pero otro tanto cabe decir de Rodrigo Rato de Figaredo, de los Figaredo de toda la vida, que es un brillante, un suponer, licenciado en Derecho, con algún cursillo de algo parecido a Economía en alguna universidad americana. Un misterio la vida de este prohombre de la derecha española. Se fue del FMI por la puerta de atrás y sin explicación, después de haber puesto todo un país patas arriba para conseguirle el puesto, y por la misma puerta se despide ahora de Bankia, poniendo broche de cartón piedra al currículum de quien pudo haber sido todo y no fue, un personaje con más talento natural que conocimientos y, eso sí, con un exceso de soberbia de la que ha dejado huella, no precisamente buena, allí por donde ha pasado”, escribe Jesús Cacho en Vozpopuli. Además el periodista palentino arremete contra la responsabilidad de Mariano Rajoy, y el guiso cocinado por el ministro de Economía Luis de Guindos con los tres grandes banqueros BotínGonzález y Fainé, representantes del Santander, BBVA y La Caixa. Aquí paz y en el cielo gloria.

Informa Alfredo Muñiz

Enlaces relacionados: ¿Mintió Rato sobre las cuentas de Bankia o se tratara de una pesadilla sobre un helado de pistacho?

Rodrigo Rato dimite como presidente de Bankia, ¿regresará a la vida política?

El 11 de octubre de 2007 el director de PARAHORECA.COM escribía en un diario líder el siguiente artículo de opinión:

Los riesgos inmobiliarios de las cajas de ahorros

ALFREDO MUÑIZ en 2007

El gobernador del Banco de España (BE), Miguel Fernández Ordóñez, se encuentra al borde de un ataque de nervios ante una anunciada posible crisis. La opacidad y los bulos que rodearon la difusión del «informe Moody’s» sobre las entidades financieras y el mercado inmobiliario fueron el inicio de una bola de nieve que crispa al más sereno. En los mentideros del banco se comentó, en un principio, que «el tema no era relevante», pero, por si acaso, se ocultaron los nombres de las entidades «apestadas». El Gobierno también intento transmitir tranquilidad, sin contar toda la verdad. El mismísimo Solbes intenta desacreditar el duro vaticinio.

Ahora el gobernador del BE corrige al vicepresidente económico del Gobierno de Zapatero, rebaja las expectativas de crecimiento del PIB y declara que «las cuentas públicas pueden entrar en una senda menos holgada». Entre tanto, el propio Solbes aconseja que «las cajas más ligadas a la vivienda deben replantear su negocio». La incertidumbre genera temores y en los corrillos se vaticina revuelo.

El Banco de España lleva años dando la voz de alarma sobre el riesgo inmobiliario, pero en la última semana hay quien dice que Fernández Ordóñez tomó cartas en el asunto con revisiones extraordinarias internas. El miedo fue infundado y los inspectores del BE no detectaron ningún peligro inminente. No obstante, se revisó la situación de las cajas supuestamente «apestadas» (según Moody’s), por si hubiera algún error. La conclusión es que no había motivos para organizar tal jaleo. Aunque las consecuencias son impredecibles, dependiendo de la evolución de las variables macroeconómicas.

¿Qué dice el polémico documento?

La prestigiosa agencia estadounidense de calificación crediticia Moody’s advirtió en su último informe de septiembre del alto riesgo inmobiliario de cinco cajas de ahorros españolas en caso de una brusca corrección en el mercado. Para tranquilidad de los asturianos, ni la Caja de Ahorros de Asturias (Cajastur), ni la Caja Rural de Asturias figuran en el estudio de Moody’s, lo cual no significa que no estén expuestas al riesgo.

El «informe Moody’s» es, en realidad, un papel con ejercicios de simulación (pruebas de estrés) que está dando excesivo juego y demasiado eco. La agencia norteamericana concluye en un informe «confidencial» las entidades que cuentan con el peor «rating» de deuda, lo cual no tiene por qué coincidir con las entidades más expuestas al ladrillo… Habría que analizar los balances de dichas cajas para descubrir las ratios en relación a los riesgos inmobiliarios, y sólo los inspectores del Banco de España tienen acceso a esa información «top secret».

La CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros) también está al tanto del asunto, pero tal como está el patio no suelta ni prenda. Lo que sí conocemos son los datos agregados del primer semestre de 2007: «El crédito a promotores de las cajas es de un 50,57 por ciento; a constructores, de un 19,89 por ciento, y a particulares, de un 19,17 por ciento».

Según los expertos, «si la cosa fuera grave, existe un pacto tácito entre los miembros de la CECA y en caso de problemas de iliquidez o insolvencia de una caja el resto de las corporaciones saldría en su ayuda. El plan de alerta no termina ahí, pues, además de la actuación de la CECA, cabría la actuación del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y del Banco de España». Así las cosas, la situación está controlada. El presidente de la CECA, Juan Ramón Quintana, intenta transmitir optimismo al respecto. Sin embargo, la realidad -no explicada con claridad- es la causa de expectativas negativas. Al mismo tiempo, crece el rumor de la posibilidad de colapso en el mercado interbancario.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, criticó el informe en cuestión por hablar en términos abstractos. La réplica de la vicepresidenta de la firma Moody’s en Madrid, María Cabanyes, no aclaró la situación y comenzaron las especulaciones.

En líneas generales el informe considera que el sector bancario español y el mercado inmobiliario se encuentran bien posicionados. Aunque alerta de una significativa exposición en el crédito a constructores y agentes inmobiliarios. Los Moody’s apuestan por una recesión «suave» del sector inmobiliario español provocado por un descenso en los precios de la vivienda y un crecimiento del PIB en torno al 3 por ciento. El gobernador -según su última comparecencia parlamentaria- parece coincidir con la firma.

Así las cosas, el vaticinio de que viene el lobo para las cajas de ahorros pequeñas cobra cada día más fundamento. Pese a las circunstancias adversas, el reciente informe del Banco Internacional de Pagos de Basilea es más optimista y concluye que la banca española no tiene riesgos significativos en la crisis hipotecaria. En dicho «report» participan los bancos comerciales y el propio Banco de España, por lo cual es normal que quieran transmitir serenidad.

La verdadera prueba de fuego saldrá a relucir en fechas próximas; se trata de la publicación de los resultados trimestrales del presente ejercicio. Entonces se reflejará la purga real de las entidades financieras en la cuenta de resultados ante los efectos de las «subprime» y las consecuencias de la crisis hipotecaria.

 

Publicado el May 8 2012. Archivado bajo Actualidad, El reto, Hosteleria, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos