ParaHORECA

En India ya están en el año 2068

Con dioses hindúes, velas y dulces

Iluminación, bolas, guirnaldas con flores, hojas del árbol de la paz, petardos y fuegos artificiales. India se viste de fiesta y celebra el Nuevo Año 2068 desde el pasado 26 de octubre, entonces celebraron las navidades al estilo hindu y ahora vuelven a festejarlas con los símbolos occidentales. “Diwali” significa alegría y es el nombre de la festividad para festejar la Navidad , al estilo hinduista. Los dulces, la fruta y los presentes para los niños se convierten en los regalos estrella de la temporada. La fecha de la Navidad en India cambia cada año en función del ciclo lunar.

Si quieres escuchar un villancico índio: “Hindi Jingle Bells” (cliquea sobre el vínculo).

Navidad india con dulce y alegría hasta para los más necesitados

Transporte escolar en Benares

En los hogares se prepara un “nacimiento” con casitas de barro, flores, figuritas de dioses hindúes, velas y rituales purificadores. Los más creyentes limpian, pintan la casa, y por supuesto leen las lecturas sagradas. No consumen alcohol, ni suelen comer carne ni pescado durante los festejos navideños, pero sí disfrutan de lo más dulce. Uno de los postres típicos son los “Gulab Jamun”, bolitas con polvo de leche que se fríen y remojan en un almíbar elaborado con agua, miel, azúcar, cardamomo, pistacho, canela o coco. Además, los objetos de valor se purifican en agua y leche. Tras el ritual, hacen una cruz esvástica hindú en las monedas para atraer la prosperidad.

Tom Cruise y su misión imposible en India por Navidad…
Llegan las Navidades, se encienden las luces de bajo consumo en arbolitos navideños, suenan los villancicos. Los centros comerciales preparan la campaña de más consumo del año y los cines se abastecen de palomitas de maíz para consumir en las veladas más frías. Ante la crisis planetaria en los países avanzados, las grandes producciones de Hollywood emigran a Bollywood. Al menos, Tom Cruise se ha trasladado a la India para promocionar la cuarta entrega de la saga “Misión Imposible”. Mientras visitaba el Taj Mahal, el emblemático mausoleo de mármol blanco en la ciudad de Agra, realizó una sesión fotográfica para que en todo el mundo comenten el próximo estreno mundial de “Mission Impossible: Ghost Protocol”.
Cruise se unió al astro de Bollywood Anil Kapoor para una proyección de alfombra roja el domingo en Mumbai. En la película, el ex de Penélope Cruz retoma el papel como agente secreto Ethan Hunt, mientras que Kapoor interpreta un magnate indio.
El actor, de 49 años, protagoniza un film cargado de escenas acrobáticas y de acción, algunas de ellas grabadas en el edificio más alto del mundo: El Burj Jalifa de Dubái, de 828 metros.

Saboreando lentejas, las tomas o las dejas

En el refranero castellano las lentejas indican la necesidad de tomar algo tal cual viene, sin poder matizarlo. Si nos dicen “son lentejas”, sabemos que tenemos que aceptarlo como es. En la India las lentejas se convierten en las reinas del gourmet vegetariano. Desde aperitivos de lentejas, en bolsas que recuerdan el arroz inflado, al pudding con lentejas para el postre. Un chef indio cocina lentejitas en puré, las prepara con vegetales y hasta logra sabores afrodisíacos para una velada de las mil y una noche, siempre con su ración de picante. Incluso llegan a machacar las lentejas y tras horas de remojo obtienen  una harina blanca para elaborar una especie de croquetas (maas) que sirven hasta en el desayuno.

El renacer del espíritu navideño con la Madre Teresa de Calcuta, Gandhi y el padre Vicente Ferrer

A la hora del té también se pueden degustar unas lentejas fritas blancas, con cebolla, limón y pimienta. Los garbanzos son otro de los ingredientes habituales en los guisos indios, aunque en nada se parecen a nuestro cocidito madrileño. Garbanzos negros

con coco es una de las especialidades habituales en los menús de los aviones a la India, al menos así los sirvieron en el trayecto desde París de Air France.

Por otro lado, los amuletos y las tradiciones centenarias son comunes con la utilización de productos gastronómicos. Cada sábado siete guindillas y un limón se cuelgan en las puertas de los hogares y en los autobuses para ahuyentar la negatividad de Saturno, hijo del sol y origen de la envidia.

Las mujeres más religiosas ayunan durante un día hasta la salida de la luna llena como sacrificio para pedir salud a su esposo. El problema surge en los días nublados que tienen que esperar hasta la luna siguiente, en cualquier caso como contrapartida el marido aporta un regalito.

Desesperación navideña en la India con suicidios en el campo y esperanza en la llegada de un año 2068 lleno de fortuna

Lakshmi, la diosa de la fortuna

La alegría de la Navidad en India se enfrenta a la realidad de 1.200 millones de habitantes. Las zonas rurales son las más afectadas, un jornalero trabaja de sol a sol para ganar unos 2 euros al día. Pese al crecimiento económico del país, superior al 7%, el sector agrario sufre una crisis sin precedentes. La causa principal es la introducción de las semillas transgénicas y la desaparición de las ayudas al campo. Las deudas y la desesperación provocan suicidios en masa.

Del orfanato de la Madre Teresa a los templos eróticos de Khajuraho

Vendedora de ofrendas florales

El el memorial de Gandhi

Lo picante alterna con lo rabiosamente dulce; la riqueza resplandece en oasis de maharajás construidos entre pobreza; la religión mueve a las masas mientras el culto al sexo se exhibe en templos con escenas del Kamasutra. La India es un país lleno de contrastes donde el hinduismo se convierte en una filosofía de vida capaz de infundir un ápice de cordura ante el caos reinante.

Vacas sagradas cruzando por las calles, monos saltando en torno a templos para adorar a dioses del planeta de los simios. Divinidades con trompa de elefante e historias mitológicas que se entremezclan con la palabra sagrada. Ciencia ficción para los occidentales con mensajes cordiales de paz y amor. Los pobres dirimen sus pecados de otra vida y aceptan su destino con la esperanza de reencarnarse en un estadio superior.

Suscríbete a nuestra revista y recibirás nuestras novedades completamente gratis. Sólo tienes que rellenar un sencillo formulario para recibir parahoreca.com en tu email: http://www.parahoreca.com/newsletter/

Sikhs: guerreros del hinduismo y benefactores de causas sociales

Sikh en un templo de Nueva Delhi

Turbantes, exóticos sarees, bocinas, atascos entre atracones de gustos y colores. El turista se monta en una bicicleta con taxista (rickshaw) y observa lo cotidiano como en un parque de atracciones; esquivando baches y vacas sagradas gracias a un ciclista con chanclas al que se le paga una miseria. Luego el viajero se refugia en los relumbrantes palacios de los maharajás venidos a menos para atracarse de sabores con guindilla.

El biberón a Nenún lo más emocionante del viaje a la India

Niño vendedor de marionetas

Durante la última semana el director de parahoreca visitó el orfanato de la Madre Teresa de Calcuta situado en Agra, la ciudad del Taj Mahal. A escasa distancia del mausoleo más bello de la Tierra se encuentra el centro de las Misioneras de la Caridad.

El Taj Mahal es un monumento de mármol blanco, construido por el emperador mogol Shah Vahan en memoria de su esposa predilecta Muntaz Mahal, una joven vendedora que llegó a ser la reina del imperio gracias a su belleza. La reina murió

Nenún en el orfanato de la Madre Teresa

tras el parto de 14 hijos y el monarca le dedicó una tumba que simboliza el amor eterno. Muy cerca, se encuentran los pabellones de la Madre Teresa donde se albergan ancianos desvalidos y terminales, niños con discapacidades y huérfanos desde la más tierna infancia. Existen otros centros similares en distintas ciudades de la India. Durante la visita tuvimos la oportunidad de darle el biberón a Nenún, un bebé

de tan sólo dos meses. Desgraciadamente Nenún no tiene a su alcance la leche materna ideal para la nutrición infantil pero dispone de unas cuidadoras que comparten el cariño con el resto de huérfanos.

20 euros al mes para que un niño pueda crecer sano y educado

Para salvar a un desprotegido de la miseria, en la India se necesitan unos 20

euros al mes, repartidos en los siguientes gastos: menos de 4 euros para

Misionera de la Caridad encargada del orfanato

facilitarle una nutrición adecuada; en torno a 6 euros para escolarización; unos 10 euros para formación profesional y cerca de 12 euros para salud e higiene. Al final de la crónica figuran los vínculos para realizar las donaciones en las organizaciones oficiales. Así si colaboras con la Fundación Vicente Ferrer: “Si apadrinas un niño o niña, le estás ofreciendo la posibilidad de tener un futuro, no sólo a él, sino a toda su comunidad. La contribución mensual de 18 € no se destina únicamente al niño o niña apadrinada, sino a mejorar las condiciones de todo su entorno. Como padrino recibirás información sobre los avances que reporta tu aportación solidaria y podrás seguir, mediante cartas, dibujos y fotografías, la evolución del niño o niña que apadrines”. Feliz 2068 para el pueblo indio, y deseos de un renacer del espíritu navideño con la Madre Teresa de Calcuta, Gandhi y el padre Vicente Ferrer.

Las lentejas de los pilotos de Fórmula 1 rivalizan con las de los campesinos indios

El estreno de la Fórmula 1 en la India comienza con cortes de luz, y con protestas por la suciedad y el polvo de la pista. Después de 400 millones de inversión en el trazado, los campesinos indios amenazaron con lanzarse a las pistas del circuito para jugar al criquet. Los indignados protestan porque les arrebataron las tierras para la construcción del circuito y ahora exigen compensaciones. De todas formas, aunque las medidas de seguridad son extremas, de momento se coló un perro negro a la hora de salida de los coches. Aunque al final todos los pilotos expresan adjetivos positivos: “El circuito es divertido, excitante, interesante”.
Para el multimillonario indio Vijay Mallya: “Es un error creer que la gente se muere de hambre en la India. Muchos no tendrán luz o teléfono, o incluso calidad de vida. Pero hambre no hay. También tenemos una clase media de 300 millones de personas”, declara.  Sea como fuere, las lentejas de los pilotos de Fórmula 1, alojados en los hoteles de 5 estrellas de Nueva Delhi, nada tienen que ver con las lentejas de supervivencia de una gran parte de los más de 1.200 millones de habitantes, la mayoría sumidos en la pobreza.

Fernando Alonso recibe el año 2068 en la India, visita un hospital y vacuna niños contra la polio

Namaste, un collar de flores, una sonrisa y el lunar rojo en la frente fue el modo con que agradecieron la visita de Fernando Alonso. Una bienvenida para desearle prosperidad con la imposición del roli en la frente, el tercer ojo.
El piloto asturiano de Ferrari se encuentra en Nueva Delhi para participar en el Gran Premio de Fórmula 1. Aunque lo primero que hizo a su llegada fue visitar un hospital infantil y ejercer como Embajador de Unicef España. El bicampeón mundial salió de un Maserati y repartió regalos en la festividad de Diwali, el Fin de Año para los indios. Además, el piloto hizo un llamamiento por la erradicación de la polio y vacunó a cinco de los niños hospitalizados.

“Todos los niños tienen derecho a correr, jugar y vivir una vida sana sin poliomielitis. La polio es una enfermedad terrible, de consecuencias catastróficas para los niños, podemos y debemos erradicarla del planeta”, declaró.

Los templos eróticos de Khajuraho serán tratados próximamente en nuestra sección “Sabores Afrodisíacos“.

Fotos y texto Alfredo Muñiz

Dulces típicos de la Navidad india

Vínculos recomendados:

Centros de la Madre Teresa de Calcuta

Fundación Vicente Ferrer

Fundación Mahatma Gandhi

Publicado el Dic 27 2011. Archivado bajo Actualidad, Asesores. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

2 Comentarios por “En India ya están en el año 2068”

  1. […] un modelo para muchos movimientos sociales que postulan la no violencia como medio de protesta.Mohandas Karamchand Gandhī, más conocido como Mahatma Gandhi fue un pensador y político indio que…reformador social y religioso y por su defensa al nacionalismo […]

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos