ParaHORECA

Falta de transparencia y tomadura de pelo del BBVA

Reclamación gastos de formalización del préstamo hipotecario

He intentado en distintas ocasiones que algún responsable del banco BBVA me explique el finiquito que me exigen firmar para resolver los cálculos abusivos referentes al préstamo hipotecario, también he intentado aclarar qué método utilizan para calcular la cantidad a devolver por la práctica abusiva de dichas actuaciones. Sin embargo, la única respuesta de mi gestora es que reclame al Banco de España. También he intentado contactar con algún responsable de atención del cliente del BBVA pero tras varios intentos me comunican que el caso ya está resuelto -será para el banco…-. El director de mi oficina bancaria no da señales de vida ni por teléfono ni por correo electrónico aunque hace más de un mes me escribió diciendo que me llamaría por teléfono. Lo mismo ocurre con el máximo responsable comercial de la entidad que en su día se iba a encargar del asunto. Por su parte, mi gestora tampoco me dio ninguna explicación convincente sobre las diferencias de criterio a la hora del calculo por la práctica abusiva practicada en su día referente a los GASTOS DE FORMALIZACIÓN DEL PRÉSTAMO HIPOTECARIO.

Todo esto, después de que se hubieran confundido con el nombre del titular en una de las comunicaciones y de que me dieran un acuse de recibo con el nombre de otro titular al entregar la documentación en la sucursal bancaria. ¡Viva la protección de datos de carácter personal! Aquí paz y en el cielo gloria. Ni un disculpe, ni un le voy a intentar dar un acuse de recibo a su nombre. Simplemente no me dieron ningún documento que acredite que entregué dicha documentación porque en ese momento no estaba disponible y posteriormente tampoco… No me voy a alargar con los inconvenientes sufridos a través de Internet durante más de un año. Te hacen perder el tiempo con el propósito de que abandones en el intento. Lo que está claro es que el banco BBVA demuestra una total falta de transparencia, escasa empatía con el cliente a la hora de solucionar el caso después de más de un año de realizar la reclamación inicial. El proceso se inició en enero de 2017 y sigue sin resolverse de forma pactada entre las partes.

Ante las discrepancias, me remiten al Banco de España sin dar más explicaciones. No creo que se resuelva nada por esa vía. Considero que el BBVA tiene pendiente una explicación por todos los incidentes detectados durante el proceso. Lo primero deberían darme una explicación sobre el cálculo de la cifra que ofrecen. Pero nadie responde, tan solo los comunicados por correo electrónico que no resuelven mis dudas. Me gustaría resolver el asunto amigablemente pero estoy muy descontento con el proceder del BBVA durante todo este tiempo, creo que como cliente merezco un mejor trato.

Lo más simpático del tema es el remate de la entidad, que pese a no dar una explicación convincente, exige que se firme un finiquito para cobrar las migajas que ofrece para saldar la deuda contraída con el cliente por la práctica abusiva de la cláusula de gastos del préstamo hipotecario. El BBVA lo redactan de la siguiente forma: “En relación con la reclamación presentada por mi ante el Servicio de Atención al Cliente, con nº. Ref. XXXXX, relativa a la cláusula de gastos de nuestro préstamo hipotecario, he alcanzado un acuerdo con la entidad BBVA por los hechos expuestos en la misma consistente en el abono por la entidad de ??????? €, cantidad en la que de común acuerdo las partes hemos cuantificado la aplicación de la citada cláusula, por todos los conceptos. De conformidad con lo anterior manifiesto que con la percepción de dicha cantidad, nos damos por satisfecho, renunciando a ejercitar cualquier tipo de acción, judicial o extrajudicial sobre la cuestión, no teniendo en consecuencia nada más que pedir ni reclamar“. ¡Tendrán morro! Alucinante la desfachatez del banco BBVA, resulta que no dan ninguna explicación y pretenden que firmemos que estamos contentos y satisfechos con un cálculo, después de recibir un trato inaceptable. Toma lentejas, o las tomas o las dejas.

Según el banco BBVA: “No podrán corresponder nunca a la Entidad los gastos de la compraventa, gestoría o tasación, en tanto se trata de relaciones jurídicas ajenas al banco, los gastos de las copias emitidas por el Notario para usted, y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados”. Está claro que el juez tiene la última palabra y en muchos casos es contraria a la política del BBVA pero el quid de la cuestión es: ¿le merece la pena al cliente perder su tiempo y su dinero reclamando, acudiendo a abogados y teniendo que nombrar un procurador? El banco BBVA sabe que la mayoría de clientes no quieren problemas y en eso se basan para actuar de esta forma. Por mi parte, han logrado un cliente insatisfecho que acudirá a otras entidades financieras cuando necesite realizar una operación relevante. Creo que les hubiera salido más rentable haberme escuchado y llegar a un acuerdo pactado. Pero en fin…

Otra duda: ¿por qué no exigen firmar finiquito a la hora de cobrar la devolución del montante monetario correspondiente a la cláusula suelo practicado por BBVA? Algo no me cuadra…, y lo peor es que no veo fácil solución. Informa Alfredo Muñiz.

Publicado el Feb 27 2018. Archivado bajo Actualidad, El reto, Hosteleria, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos