ParaHORECA

Estrés en la cocina del Reconquista mientras los Reyes y sus 8 invitados VIP brindan por la unidad de España

La nueva Reconquista nació en Oviedo con los Reyes Felipe VI y Letizia de Borbón, Mariano Rajoy, los líderes europeos y los premiados con el Princesa de Asturias brindando por la unidad de España
Mientras la cocina del Hotel Reconquista echaba chispas, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, el del Consejo, Donald Tusk, y el del Europarlamento, Antonio Tajani, apoyaban al Rey Felipe VI, y al presidente Mariano Rajoy por sus decisiones respecto a las medidas que anunciarán mañana sábado para frenar el “golpe de Estado catalán”.
Dieta ligera para no provocar empachos
El jefe de cocina del Hotel de la Reconquista, Diego Viqueira, sabía que su menú sería decisivo para la relevante cita y no podía fallar ante los hambrientos estómagos, ni tampoco podía provocar pesadas digestiones. Viquiera como si se tratase del rey Pelayo en la Reconquista de España, jugó un papel decisivo en el homenaje gastronómico. Un menú donde no faltó la fabada asturiana.
Tanto Felipe como Letizia suelen pedir parrochas para la cena después del agotado día de besamanos, discursos y selfies (en el último apartado de este post contamos más cotilleos de esa cena top secret con 8 invitados VIP).
Rajoy acude a los Premios Princesa de Asturias
En Oviedo comienza la lucha por la Reconquista con esos vítores al ¡Viva España y Viva Europa! El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegaba procedente de Bruselas, donde asistió a la reunión del Consejo Europeo, un acto en el que los principales dirigentes comunitarios también  le mostraron su respaldo ante el desafío independentista. La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron brindaron por la constitución española.
Siempre habíamos echado en falta la participación de Rajoy en los Premios, solía mandar a Ana Pastor y a algún ministro que estuviera libre. Sin embargo, en esta ocasión Rajoy sabía que tenía que estar presente ante los discursos, y un histórico Asturias Patria Querida -interpretado con gaitas- que puso los pelos de punta a todo el mundo, ante el gran aplauso por la unidad de España. El galardón al Premio a la Concordia 2017 ha sido concedido a la Unión Europea, las palabras de sus representantes fueron un auténtico bofetón a los independentistas.

Además de Rajoy, a Oviedo acudieron el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo; la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina; el titular de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis; y la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor. Políticos como Miguel Ángel Revilla, o el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aplaudían emocionados ante las medidas que todo el mundo espera: la puesta en marcha del artículo 155 en el Consejo de Ministros extraordinario de mañana sábado en Madrid. Junto a una lista interminable de rostros VIP, por citar a los más fieles: el duque de Alba Alicia Koplowitz.

Entretanto la cocina echa humo…

Volviendo a la cocina del “Reconquista”, dos meses llevan trabajando Diego Viqueira y su ojo derecho, Rebeca Martínez, en el menú que hoy ofrecieron a tan altos mandatarios, invitados VIP, patronos y colaboradores de la Fundación Princesa de Asturias.  Aunque el equipo de cocina del Reconquista suele estar compuesto por diez personas, durante la semana de los Premios recibieron refuerzos de los mejores profesionales de la cadena hotelera. El jefe de cocina del Gran Hotel Balneario de La Toja y el del Monasterio de San Clodio viajaron hasta Oviedo. Por otro lado, el equipo se reforzó con 24 estudiantes de hostelería de Galicia. En total, suman más de 50 personas.

Además de la cena privada de los Reyes, el equipo de cocina preparó un aperitivo para 165 personas, un almuerzo bufet para 700 invitados, un cóctel de canapés para 1.500, y todavía les quedó energía para cocinar el almuerzo y la cena del personal. Y mañana tendrán que servir el desayuno real personalizado a los gustos más sofisticados. Así, la Reina pidió salmón y espinacas para desayunar en la edición 2016. Por lo visto, uno de los zumos reales favoritos de Letizia es el de zanahoria con naranja. Todo un chute de vitaminas naturales.

Cotilleos gastronómicos del buffet

Al medio día, el buffet no suele variar mucho de una edición a otra. Aunque la organización solicitó que los platos no fuesen pesados para que la gente no se duerma en la ceremonia, nunca faltan las cazuelitas de fabada con el compango de chorizo y morcilla asturiana. Lomos de lubina al horno, patata a lo pobre, fritos de rape (pixín en asturiano) con guisantes (arbeyos), salpicón de marisco, pastel de verduras, jamón ibérico, fueron algunos de los platos estrella.

Los tradicionales postres de arroz con leche, casadielles y carbayones. Además del surtido de quesos asturianos: Gamonéu, Casín, El Astur, Taramundi y Los Cuetos, acompañados de mermeladas caseras.

Cena top secret de los Reyes con 8 invitados VIP

Tras el cóctel, posterior al acto de entrega de Premios, la mayoría de asistentes reservan mesa para cenar en otros establecimientos del Principado. Por ejemplo, en su día Francis Ford Coppola se marchó a cenar a la mejor sidrería de Asturias. Las bandejas de canapés circulan por los abarrotados salones y el patio del Hotel de La Reconquista en un simbólico gesto por ver – y ser visto…-, toman una copa, un pincho y se pelean por el ansiado selfie con Letizia. La alta sociedad del Principado de Asturias se codea con el resto de personalidades asistentes, para la ocasión se reparten unas 1500 invitaciones.

Una vez terminado el cóctel, los Reyes cenan en privado como Dios manda. Jamón ibérico y parrochas son los platos más solicitados. Felipe y Letizia, la Reina emérita Sofía -si decide pernoctar en Oviedo-, junto con los invitados más íntimos acuden al banquete. Desconocemos la lista de VIP, la Casa Real mandó preparar una mesa para ocho comensales.

El Hotel de La Reconquista prepara para la ocasión unos entrantes con anchoas del Cantábrico, chutney de tomate, crujiente de pan y caviaroli, ensalada de bogavante azul con perlas de wakame; crema de nécoras (andariques) con ragú de centollo, y chipirones “afogaos” con parmentier de patata y aceite de algas, además de las citadas parrochas y los platos de jamón de pata negra.

Para continuar, se sirve a la carta entre una selección donde no falta el virrey salvaje asado, la lubina del Cantábrico, las microverduritas y un consomé de pescado muy chic. Los carnívoros pueden degustar solomillo de xata roxa con compota de manzana, cebolla y canela, y chuletillas de lechazo churro con patatas confitadas y pimientos del piquillo.

Para el postre pueden elegir entre arroz con leche requemado, ensalada de frutas, y capricho de chocolate con almendras garrapiñadas y algodón de azúcar.

La agenda de Sus Majestades finalizará este sábado con un almuerzo en Poreñu, una aldea de 113 habitantes de Villaviciosa galardonada con el título de Pueblo ejemplar de Asturias. Veremos a ver si siguen con apetito. ¡Buen provecho! Informa Alfredo Muñiz.

Relacionado: Cena “Michelin” top secret para los Reyes Felipe y Letizia en los Premios Princesa de Asturias

Publicado el Oct 20 2017. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos