ParaHORECA

El riesgo del Santander y la sucesión de Emilio Botín podrían provocar una tormenta perfecta

Algunos banqueros están empeñados en morir con los botas puestas. Ana Patricia Botín estaba llamada a ser la heredera al trono de la banca, pero los años pasan y el mercado interno se encuentra por los suelos. El patriarca del grupo Santander, Emilio Botín, se aferra al poder mientras el Financial Times le tira de las orejas y le recuerda que ya debería haberse retirado hace 13 años. Su mano derecha Alfredo Sáenz tampoco pasa por sus mejores momentos mediáticos, tras sus tropiezos con la Justicia. Así las cosas, si la economía española continúa en recesión podría provocarse una tormenta perfecta…

Financial Times sitúa a Emilio Botín en su “tormenta perfecta”

El rotativo económico ‘Financial Times’ (FT) publica en su suplemento del fin de semana un reportaje dedicado al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, en el que sitúa al empresario en su “tormenta perfecta”, ya que el mercado interno se encuentra “por los suelos” y que el propio Botín supera en 13 años la edad normal de jubilación sin haber planteado un plan claro de sucesión.

“El problema se avecina, se mire como se mire, para Botín y para el mayor banco de España”, señala FT, que repasa de forma exhaustiva la vida del banquero, al que se refiere como un “diminuto septuagenario” que los vecinos de Somosaguas (Madrid) pueden ver pasear alrededor de su casa a las 06.00 horas casi todas las mañanas.

El diario repasa la historia de la familia Botín, del Banco Santander y el éxito del actual presidente, el hombre que convirtió a una pequeña entidad en uno de los mayores bancos del mundo. Sin embargo, asegura que ahora los inversores están perdiendo la fe en la historia del banco y afirma que muchos accionistas han desertado.

Según FT, los inversores ven tres grandes riesgos y creen que cualquier de los tres podría arruinar la historia de éxito de Botín: la amenaza reguladora, un mayor deterioro de la economía española y la sucesión de Botín como presidente de la entidad.

Sobre la amenaza reguladora, el rotativo considera que las exigencias de la ayuda europea para la banca podrían resultar costosas para el Santander, a pesar de que la entidad sostiene que su nivel de capital es fuerte. De hecho, asegura que, según los analistas de Barclays, Santander podría tener que llenar un “agujero negro” de 18.000 millones porque el regulador europeo será más exigente que el Banco de España.

Ante la posibilidad de que la economía española empeore, FT alerta de que el banco caerá si el país entra en suspensión de pagos, ya que la entidad incrementó su exposición a la deuda española en 2012 atraído por los altos rendimientos que se vio obligado a ofrecer el Tesoro español. “Si España fracasa, Santander fracasa”, advierte.

Publicado el Ene 27 2013. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Hosteleria, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos