ParaHORECA

El refugio secreto de soltera de la reina Letizia y su cuñada Elena en Baqueira Beret

Un acogedor “escondite” real en Baqueira a 1.700 metros …

Baqueira fue en otros tiempos refugio de la Familia Real. Ahora los reyes Felipe y Letizia se marchan de vacaciones navideñas a destinos discretos y confidenciales. Ya no salen en las revistas del corazón cogiendo el remonte en su querida estación de esquí. Por su parte, Cristina de Borbón pronto se sentará en el banquillo y también ha permanecido invisible durante las Navidades. Respecto a su hermana, Elena ha sido relegada a un segundo plano y aunque haga sus escapaditas, ya no es pillada por los paparazis. Entretanto, los reyes eméritos se han jubilado del cargo y también de sus estancias en la nieve. Aunque Juan Carlos recuerda sus buenos tiempos de esquiador en el restaurante “Aspen”, que pertenece a su amigo Miguel Arias, en su día fue director de la estación invernal Baqueira-Beret. Pese a todo, seguro que la princesa de Asturias Leonor y la infanta Sofía se han deslizado por las pistas de alguna estación de élite fuera de España. Felipe no se pierde unas Navidades sin esquiar y Letizia aunque no es muy aficionada, aprovechará para respirar aires de alta montaña y tal vez para relajarse en un spa y descansar de la ajetreada vida en el Palacio de la Zarzuela. Lo que cambian los tiempos.

Aquellos tiempos dorados en la nieve de la Royal Family

La infanta doña Elena en Baqueira en las Navidades de 2010

Todos sabemos que a la familia real le gusta esquiar en Baqueira Beret y disfrutar de La Pleta, una residencia vigilada día y noche por la seguridad del Estado. En distintos restaurantes del Valle de Arán existen fotografías con la presencia del rey Juan Carlos en sus numerosas salidas a cenar, por ejemplo en Casa Benito se cuelgan imágenes de un joven monarca esquiador. Sin embargo lo que no había trascendido hasta la fecha es el refugio secreto elegido por la princesa doña Letizia, cuando aún era novia del príncipe Felipe. Casualmente su cuñada, la infanta doña Elena de Borbón y Grecia, también suele frecuentar el “escondite” real. Nos referimos al Chalet Bassibe, un hotel de cuatro estrellas con encanto que se encuentra situado en Baqueira 1.700.

La infanta Elena en una piscina caliente rodeada de nieve…

El secretario de las infantas en Baqueira en enero de 2012

La revista www.parahoreca.com ha podido saber que en una estancia de doña Elena en la estación de Baqueira acudió al spa del Chalet Bassibe para pegarse un baño relajante en la piscina caliente que tiene una parte al aire libre. Durante aquel viaje en 2012 se captaron imágenes en el acceso a las pistas de su secretario personal, Carlos García Revenga, ejerciendo de vigilante de Felipe Juan Froilán y Victoria Federica de Marichalar y Borbón.

Algunos medios publicaron que la duquesa de Lugo no esquió y permaneció en su refugio de La Pleta, la casa que poseen los reyes en la parte alta de Baqueira.

Doña Elena prefirió mantenerse lejos del objetivo de los indiscretos paparazzis

Salón del Chalet Bassibe

Por lo visto, doña Elena se refugió en el hotelito de cuatro estrellas, prácticamente a pié de pista, para despistar a la prensa. ¿Estaría alojado en el Chalet algún amigo íntimo de la infanta?

El establecimiento dispone de unas 30 habitaciones equipadas con una decoración acogedora y un restaurante con una carta aceptable.

Manzana asada con toping de frutos secos caramelizados del Chalet Bassibe

La discreción es la tónica generalizada, se puede acceder directamente del parking cubierto a las habitaciones, y muy cerca se encuentra un remonte a las pistas. Los fotógrafos suelen buscar a los famosos en el acceso al huevo desde Baqueira 1.500, pero nadie se había percatado de la estratégica silla entre pinos… ¿Se escaparía la infanta a esquiar por ese remonte?

Doña Letizia pernoctó de soltera en el refugio “secreto”…

Unos amigos cercanos a la pareja real cuentan como anécdota que doña Letizia aprendió a esquiar en el centro comercial de Xanadú, situado en Arroyomolinos, cerca de Madrid. Las lenguas más viperinas murmuran que pese a las clases particulares nunca llegó a perfeccionar la cuña. Cuando aún cortejaba a su príncipe don Felipe, también se escapó a Baqueira y la pareja de novios disfrutaron de una romántica cena en el restaurante del mismo Chalet Bassibe. Un refugió que une a cuñadas en sus escapadas más blancas…. En los salones principales la chimenea calienta la estancia y en las habitaciones disponen de amplios jacuzzis. Un relax absoluto para sentirse como una reina de las nieves.

Otro de los viajecitos donde doña Letizia tuvo ocasión de aprender las destrezas del esquí alpino fue en la estación francesa de Courchevel en los 3 Valles, en el año 2004. Por aquellas fechas los príncipes -aún solteros- también visitaron Candanchú en el Pirineo Aragonés. Una vez casada doña Letizia parece haber perdido la afición por el esquí.

Los recuerdos en Baqueira con la familia unida

Moët Winter Lounge en Baqueira

Durante las Navidades de 201o toda la Royal Family se reunió en el Palacio de la Zarzuela para la cena de Nochebuena. Tras las celebraciones navideñas, la infanta doña Elena se trasladó a Baqueira con sus hijos; acompañada de su hermana doña Cristina; su cuñado Iñaki Urdangarín, junto con sus cuatro herederos, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene. Entonces era el primer año en el Valle de Arán de la infanta con su nueva condición de separada.

Desde el invierno de 2005 la princesa doña Letizia no ha vuelto a ser vista practicando esquí en Baqueira.

Sin embargo, la revista www.parahoreca.com ha podido saber que los príncipes se escaparon en un viaje “top secret” hace algunos años hasta la estación de Whistler en British Columbia (Canadá), donde se instalaron en una de las suites del Four Seasons Resort. ¿Por qué no volverá la princesa a Baqueira?

La infantita Leonor se desliza por las pistas más elitistas de Suiza

En Semana Santa de 2010 la infanta Leonor comenzó sus clases de esquí en los Alpes suizos, en compañía de los príncipes, su abuela materna y su hermana Sofía. Sin embargo, tampoco coincidieron con el resto de la familia en Baqueira.
En los últimos meses doña Elena prefiere no atraer la atención de los paparazzis. Así recientemente almorzó con su prima María Zurita en el restaurante el Qüenco de Pepa y la infanta se enfadó al ser pillada por las cámaras. Ante los nuevos acontecimientos -con la imputación del duque de Palma- la situación ha cambiado. Los Urdangarín en los últimos tiempos se sabe que esquiaron en Suiza y cuando estaban en Washington y se destapo el escándalo, se refugiaron en una estación de esquí norteaméricana durante sus vacaciones navideñas. Por su parte la infanta Elena prefiere pasar inadvertida. Aunque siempre nos quedara el recuerdo de los buenos tiempos en Baqueira: “Una familia unida esquiando en feliz armonía”.

Enlace relacionado: Lo más chic de Baqueira Beret: Moët Winter Lounge y el refugio de San Miguel

Informa Alfredo Muñiz

Publicado el Feb 4 2017. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos