ParaHORECA

El Niemeyer pierde un pleito gastronómico denunciado por los Morán mientras entra en concurso de acreedores

PARAHORECA.COM destapó en exclusiva una denuncia interpuesta por los prestigiosos cocineros Pedro y Marcos Morán, donde reclaman 26.000 euros a la Fundación Niemeyer. A principios de junio los hosteleros ganaron el pleito donde exigen el pago de la deuda pendiente. Además la institución niemeyesca tendrá que pagar las costas del juicio y los intereses. Por lo visto, faltaba por dilucidar si el importe de dichas facturas tendría que ser abonado por la Fundación Niemeyer o por el Gobierno del Principado de Asturias. El primer pleito ganado obliga al Niemeyer a pagar a los Morán 15.000 euros por el banquete y las bebidas servidas durante la inauguración del complejo. Además los cocineros tienen pendiente otro juicio donde reclaman 11.000 euros por las inversiones que realizaron en el centro, y solicitan una indemnización de 100.000 euros. Cuando los demandantes rescindieron el contrato, Natalio Grueso consideró a los Morán “los restauradores más prestigiosos de Asturias”. Enlace relacionado: ¿Está el Niemeyer lleno de chorizos?

El proyecto político-cultural-gastronómico del Niemeyer entra en concurso de acreedores ante los pufos pendientes
En todo guión de cine que se precie se perfilan personajes variopintos: el malvado político, el chorizo amante de las casas de lenocinio o la impoluta filántropa salvadora del mundo. Algo así parece ocurrir en el culebrón del Niemeyer donde cada uno cuenta la historia a su modo, llamando “idiota” al común de los mortales que analice con calma las cifras reales de la tomadura de pelo. Que el exdirector mejor pagado del Principado vendió humo es algo evidente; Natalio Grueso en estos momentos se encuentra en Madrid a las órdenes de Ana Botella. Que Grueso disfrutó de una tarjeta de crédito digna de Willy Fogg en una vuelta al mundo, alojándose en hoteles de cinco estrellas ha sido denunciado por los casquistas, acusándolo de aprovecharse de dinero del contribuyente. Que  el Gobierno presidido por Francisco Álvarez-Cascos entró en el complejo cultural como un elefante en una cacharrería es algo innegable.

Que la ideología política socialista del expresidente  del patronato intenta desprestigiar la figura de Cascos es un secreto a voces. Se trata de Manolo Díaz, un productor musical con residencia en Miami; en una de las últimas reuniones pasó de ser máximo responsable a patrono encargado de captar futuros mecenas millonarios. Que antiguos patrocinadores como Fernando Masaveu o Antonio Garrigues Walker marcharon espantados de la Fundación ante las cuentas poco claras es un indicio de presunta “malversación”….Cajastur y Fernando Masaveu se negaron a firmar los balances de 2008 y 2009. Que la situación económica nacional no está para tirar cohetes en duplicidades de gestión que supongan más impuestos al contribuyente es una reflexión a considerar.

Ahora , el patronato de la Fundación Niemeyer abre un concurso de acreedores para pagar sus deudas que ascienden a 1,1 millones, correspondientes a facturas pendientes con proveedores. En realidad la mala situación financiera del centro se fraguó desde su nacimiento. En 2010 presentó un balance negativo que ascendía a 276.645 euros. Sin embargo, entonces todo era optimismo.

El pleito ganado por los chefs de Casa Gerardo

PARAHORECA.COM destapó en exclusiva una denuncia interpuesta por los prestigiosos cocineros Pedro y Marcos Morán, donde reclaman 26.000 euros a la Fundación Niemeyer. A principios de junio los hosteleros ganaron el primer juicio donde exigen el pago de la deuda pendiente. Además la institución niemeyesca tendrá que pagar las costas del juicio y los intereses. Falta por ver si el Niemeyer recurre la sentencia. Por lo visto, faltaba por dilucidar si el importe de dichas facturas tendría que ser abonado por la Fundación Niemeyer o por el Gobierno del Principado de Asturias. Y es que durante la presidencia de Vicente Álvarez Areces la utilización del Niemeyer para fines “electoralistas” fue algo clamoroso, según denuncian seguidores de FAC. “Figuras como el juez Garzón, Brad Pitt, Felipe González, Amenabar, Woody Allen, Kevin Spacey o una buena parte de los artistas de la ceja, Víctor Manuel, Serrat, Sabina o Pagés, desfilaron por el Niemeyer haciéndose la foto con Areces. El socialista convirtió el centro en una especie de cortijo político-cultural-gastronómico donde pretendía la cesión de unos edificios de titularidad pública a una fundación controlada por patronos privados durante 50 años, con Areces como presidente vitalicio”, comentan. El presunto pelotazo fue criticado por los partidarios de Cascos que sacaron su artillería pesada para desacreditar la gestión del centro cultural.

Unas cuentas con dudas por aclarar…

Tras la batalla, llega la cruda realidad de una polémica situación contable aún sin aclarar. Existen valoraciones de inmovilizados inmateriales de difícil cuantificación, por ejemplo una exposición pagada a precio astronómico al director Carlos Saura. En estos momentos pertenece a la institución cultural pero no tienen donde colocarla. Lo mismo ocurre con una muestra de pintura de Hugo Fontela, un genial artista asturiano que se ha visto devaluado por la crisis. Con el espectáculo “Utopía” de María Pagés, producido por el Niemeyer, ocurre más de lo mismo. El show iba a ser una suculenta fuente de ingresos, pasado el tiempo las cuentas no cuadran. Castillos en el aire o un cuento de la lechera que ha visto roto su cántaro ante la llegada de los auditores de Deloitte, afanados en presentar un informe sobre el asunto. La deuda reconocida en la última asamblea se eleva a  1.600.ooo euros…, en los próximos días podría crecer como la espuma si se aplican otros criterios de valoración más de acuerdo con la triste realidad.

Ante el desastre, la nueva secretaria de la Fundación Pino del Río ha iniciado los trámites para abrir un concurso de acreedores. Mientras la alcaldesa socialista Pilar Varela arremete contra Foro Asturias acusándolo de ser el causante de la “quiebra” después de un presunto despilfarro de fondos públicos otorgados por el Ejecutivo de Zapatero y Areces.  La regidora municipal asegura que el plan de viabilidad del centro supone volver a tomar las riendas los patronos públicos para hacer frente al agujero financiero. ¿Cuando hay pérdidas se acude al contribuyente para financiar una institución que hasta hace unos meses era controlada por mayoría de capital privado, aunque la mayoría de aportaciones eran públicas…? Cascos optó por traspasar la gestión de forma provisional a RECREA, una sociedad que también gestiona el Centro Cultural de la Universidad Laboral de Gijón, entre otros museos asturianos. Con la llegada al poder del nuevo presidente socialista Javier Fernández, el gerente de RECREA Alejandro Jesús Calvo fue nombrado viceconsejero de Cultura. El casquista Raimundo Abando se pregunta que “si la programación estaba tan mal como dicen algunos socialistas, cómo es posible que el responsable de la misma sea ahora viceconsejero con el PSOE”.

Del presunto pelotazo urbanístico a la guerra contra Cascos…

Por su parte, el Partido Popular en la gestación del proyecto tuvo una postura muy crítica encabezada por el actual delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo que acusó al Niemeyer de futuro pelotazo urbanístico y logró hundir la idea de bautizar el proyecto como Museo de los Premios Príncipe de Asturias. El rey don Juan Carlos y el príncipe don Felipe de Borbón tuvieron una reunión confidencial en Zarzuela con los representantes de la institución donde se vetó el asunto. Con el tiempo el Partido Popular reconsideró su postura y se “arrimó” al PSOE en la guerra contra Cascos. A lo cual responde el casquista Abando: “El agujero se produjo entre el ejercicio de 2009 y 2011. En 2009 se gastaron 500.000 euros más de lo que se ingresó. En 2010 se gastaron 276.000 euros más de lo que se ingresó y en 2011 se gastaron 1.352.000 euros más de lo ingresado”.

Ahora el PP es partidario de la moderación, su objetivo primordial consiste en abonar lo que se debe a los proveedores más débiles que ven en peligro su empresa, agobiados por los pufos del Niemeyer. En plena “reconquista” socialista, ha sido nombrado miembro del patronato Constantino Álvarez, portavoz local del PP. El concejal, designado como representante del Ayuntamiento en el Niemeyer, fue recibido con críticas de Foro Asturias e Izquierda Unida.

Entretanto, queda pendiente la aprobación de las cuentas correspondientes al ejercicio 2011, en espera del informe de auditoría encargado con urgencia a Deloitte. Hace meses, el Gobierno de Cascos exigía  un examen contable por una firma independiente. ¿Por qué no se permitió entonces la realización de dicho trabajito?

Los directivos con sueldos millonarios se van al paro

Los cinco trabajadores con sueldos de ministros que ocupaban los puestos directivos fueron despedidos durante el plan express anticrisis, hasta ahora permanecían en stand by en un Expediente de Regulación de Empleo. Las nóminas pagadas a los ejecutivos con más rango rondaban entre 5.000 y 7.500 euros brutos al mes. Además, según ha podido saber PARAHORECA.COM había contratos con el despacho de abogados del secretario de la Fundación, José Luis Rebollo, por emolumentos entre  4.000 y 6.000 euros al mes.

Según el expresidente del Puerto, Raimundo Abando, el sueldo del que fuera director general de la Fundación, Natalio Grueso, ascendía a los 100.000 euros anuales. Mientras que el secretario general de la Fundación: “se llevaba más de 120.000 euros al año, una cantidad que cobró en 2010 y 2011, cuando se debía a proveedores un millón de euros”.

El cerebro de la ingeniería, Natalio Grueso, fue cesado después de beneficiarse de un sueldo de 100.000 euros anuales. Ahora disfruta de un puesto de oro como experto cultural en el ayuntamiento de Madrid. El subdirector, Joan Picanyol, cobraba 90.000 euros anuales; y Marc Martí, 80.000 euros anuales. La alcaldesa y vicepresidenta de la Fundación declara desconocer la cuantía de estos sueldos…Las aspiraciones futuras consisten en abrir un concurso de relevancia internacional para contratar a un nuevo gerente que se encargue de devolver la credibilidad al proyecto con actividades dignas de Hollywood.

Un concurso de acreedores con muchos misterios sin resolver

El patronato del Niemeyer presentó un concurso de acreedores para hacer frente a su deuda, más de 1,6 millones de euros. De esta cifra, 1,1 corresponden a facturas pendientes de pago a proveedores. Así, la Fundación debe 250.000 a una agencia de viajes, 150.000 a una empresa de limpieza, 90.000 a una academia de música y una larga lista de facturas. A hosteleros y a la empresa que contrataba las azafatas para los eventos se les debe unos 45.000 euros. Además, la entidad adeuda 500.000 euros a Liberbank por un crédito. Esa cuantía era de 800.000 euros en 2011, pero la entidad bancaria entregó los 300.000 euros de aportación como socio que le correspondían ese año para organizar actividades e inmediatamente se lo ingresó de vuelta como pago por lo que le debía la Fundación. Afortunadamente, el Ayuntamiento de Avilés y el Gobierno del Principado financió algunas de las facturas de viajes y banquetes organizados para recibir a los invitados estrella que acudieron al Niemeyer.

Otro día analizaremos el ambicioso proyecto inmobiliario de la Isla de la Innovación, en torno al Niemeyer, con la posible colaboración de Norman Foster o del gabinete de arquitectos dirigido por Lars Zückerberg con Brad Pitt como socio, la imagen que acompaña a este texto recoge la bienvenida del expresidente Areces al actor Brad Pitt en calidad de posible futuro inversor…

¿Delirios de grandeza o torpeza en la gestión?

El Ayuntamiento defendió la gestión del antiguo equipo hasta el último momento. Sin embargo, las cuentas dejan mucho que desear. El presupuesto de 2011 preveía 600.000 euros de ingresos por mecenazgos y aportaciones privadas. Que se sepa tan sólo hubo una aportación de 38.000 procedentes del empresario Daniel Alonso. Las ventas de entradas reportaron 450.000 euros de los 600.000 euros previstos. El soñado efecto Guggenheim quedó en una simple fantasía. Así una partida bajo el epígrafe “Otros” que estaba presupuestada en 250.000 euros, a la hora de la verdad se convirtieron en 21.552 euros. En el presupuesto de 2011 se dotó 440.000 euros para el mantenimiento de los edificios, los gastos reales supusieron 807.000 euros.

C´est la vie. Informa Alfredo Muñiz

Enlace relacionado: Los jacarandosos retos del Niemeyer en tiempos de crisis

Publicado el Jun 26 2012. Archivado bajo Actualidad, Asesores, El reto, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos