ParaHORECA

El proveedor de Nestlé niega vender carne de caballo mientras Ikea retira sus albóndigas

Ni recetas artesanas ni gaitas, Nestle ha cortado por lo sano y ha retirado sus canelones sospechosos del mercado. Ikea también ha reaccionado de forma defensiva retirando sus albóndigas en toda Europa al detectar carne de caballo en sus filiales checas.

Agricultura detecta ADN de caballo en los canelones La Cocinera y surgen sospechas sobre las albóndigas de Ikea, tras la noticia publicada ayer en PARAHORECA.COM, tanto Nestle como Ikea han retirado del mercado sus productos “dudosos”.

Servocar, proveedor de carne de vacuno de Nestlé España, ha asegurado que nunca ha distribuido, comprado o vendido carne de caballo, después de que la compañía suiza retirara este lunes del mercado español seis productos elaborados tras detectarse en uno de ellos, los canelones para microondas ‘La Cocinera’, la existencia de trazas de ADN de caballo.

La empresa cárnica recuerda en un comunicado que comercializa carne de vacuno, cordero, cerdo y avícola y “nunca” carne de caballo, además de que “cumple” con toda la legislación vigente y comprueba la procedencia de todos sus productos cárnicos.

Además, tras el escándalo del fraude de la carne equina, la compañía ha realizado “voluntariamente” análisis a todo su ‘stock’ de carne sin encontrar traza alguna de caballo en ninguno de sus lotes, aunque señala que en una semana se conocerán los resultados de los análisis de muestras realizados para delimitar si la carne con trazas de caballo procede de alguno de los proveedores de Servocar.

Por otro lado, la compañía, proveedora de Nestlé desde hace más de 25 años, asegura que “no procesa ningún tipo de carne” para la compañía suiza y que “sólo suministra piezas enteras (delantero de vacuno deshuesado)”.

Cabe recordar que Nestlé España aseguró hoy que la partida contaminada era suministrada por el proveedor Servocar, que había certificado dicha materia prima como 100% carne de vacuno, tras lo que Nestlé ha decidido dejar de comprarle y actuar legalmente para exigirle responsabilidades.

Sin embargo, desde la compañía cárnica subrayan que Nestlé “no se ha puesto en contacto en ningún momento” con ellos para confirmar que la carne con trazas de caballo encontrada en sus productos tras los análisis de muestras realizados por los técnicos de la CAM provienen de Servocar.

Desde la compañía cárnica aseguran que están colaborando activamente con los inspectores de agricultura y sanidad de la CAM, y ha abierto sus instalaciones para que realicen todos los análisis de muestras necesarios para determinar responsabilidades, sin que hasta el momento se haya recibido notificación oficial alguna de que proceda de ninguno de sus lotes.

El gigante de la decoración sueco Ikea confirmó hoy a Efe que ha decidido retirar preventivamente de todas sus tiendas y restaurantes en Europa las albóndigas suecas Köttbullar, tras descubrirse carne de caballo en las de sus filiales checas.

La portavoz de Ikea, Ylva Magnusson, explicó que después de que catorce divisiones nacionales de la compañía decidiesen suspender la venta de este producto, la central de la empresa ha optado por ampliar esta medida cautelar a todos sus establecimientos en Europa. “Es muy importante no preocupar a nuestros clientes“, argumentó Magnusson, que avanzó el inicio de “más investigaciones”.

De forma paralela, Ikea va a realizar unos test genéticos “específicos” a todas las partidas de albóndigas, cuyos resultados se prevén para “mediados o finales de esta semana”, agregó la portavoz. Con estos nuevos resultados en la mano, el gigante sueco decidirá qué hacer con sus populares Köttbullar, en tela de juicio desde que las comercializadas en la República Checa diesen positivo en un control sanitario para detectar carne de caballo, según pudo saberse hoy.

Magnusson resaltó asimismo que Ikea realizó hace dos semanas -y a raíz de la extensión del escándalo de la carne de caballo por todo el continente- unas pruebas de ADN en todos sus productos alimenticios y que ninguna de las doce partidas de albóndigas analizadas entonces dio positivo. Por el momento sólo se ha confirmado que las Köttbullar comercializadas en la República Checa contenía carne equina, pero a lo largo de la mañana, las divisiones de Ikea en Suecia, Eslovaquia, Hungría, Francia, Reino Unido, Portugal, Holanda, Bélgica, España, Grecia, Italia, Chipre e Irlanda, decidieron preventivamente retirarlas.

Magnusson explicó que una única empresa de nacionalidad sueca produce las Köttbullar para la mayoría de divisiones nacionales de Ikea en Europa y sólo las divisiones de Noruega, Rusia, Polonia y Suiza cuentan con sendos proveedores locales. El año pasado IKEA facturó 1.300 millones de euros en sus restaurantes, lo que supone el 5% de sus ingresos.

Desde que en enero saltó el escándalo de la presencia de carne de caballo en productos alimentarios preparados y hamburguesas en Reino Unido, se han detectado en casi todos los países europeos decenas de productos etiquetados fraudulentamente como exclusivamente de vacuno cuando contenían carne equina.

Agricultura detecta carne de caballo en los canelones de La Cocinera

Por otra parte, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha dicho este lunes que se ha detectado un primer caso de fraude por la presencia de carne de caballo en “canelones con relleno de carne” etiquetados como vacuno y que se ha informado del caso a las comunidades autónomas y empresas afectadas. Fuentes del Ministerio precisaron que el positivo detectado corresponde a la marca ‘La Cocinera’, propiedad de la multinacional suiza Nestlé.

“Desde primeros de febrero venimos haciendo análisis en los puntos de consumo y una de las muestras ha dado resultado positivo, con restos de ADN de caballo”, ha indicado en declaraciones a la prensa en Bruselas, en donde Arias Cañete discutirá con sus colegas europeos los últimos acontecimientos de esta crisis que afecta ya a varios países de la UE. Arias Cañete ha evitado dar detalles sobre el origen de la muestra que ha dado positivo y se ha limitado a señalar que se trataba de “canelones con relleno de carne en la península ibérica” y que dicha prueba ha sido “tomada en Madrid”. “Hemos informado ya a las Comunidades Autónomas, a las autoridades de consumo y a las empresas afectadas”, ha añadido.

Con este ejemplo, el ministro ha querido destacar que España “se ha anticipado” al plan europeo pactado por los 27 para realizar test con los que rastrear en todos los países de la UE rastros de ADN de caballo en los alimentos transformados y comercializados como vacuno. También deben realizar pruebas para detectar la eventual presencia de un analgésico de uso animal llamado fenilbutazona.

Nestlé también retira 6 productos de proveedor español Servocar

Ante esta crisis alimentaria, Nestlé ha ordenado retirar toda la producción de su proveedor español de carne Servocar (6 productos), de Casarrubios de Monte (Toledo) al haberse encontrado en los análisis realizados ADN de caballo superior al 1% y ha asegurado que actuará legalmente contra él para exigirle responsabilidades. Según la multinacional, Servocar había certificado dicha materia prima como 100% carne de vacuno, por lo que Nestlé ha decidido dejar de comprarle y actuar legalmente para exigirle responsabilidades.

Ikea retira sus albóndigas de todas sus tiendas en Europa

Ha subrayado que este hecho no supone ningún riesgo para la salud de los consumidores, pero que “el error consecuente en el etiquetado hace que los productos no cumplan con lo que los consumidores esperan de nosotros”. Nestlé ha apuntado que en breve, los productos retirados serán reemplazados por otros nuevos fabricados con carne 100% de vacuno que hayan superado los análisis de ADN.

Tras los análisis realizados, la firma ha procedido a la inmediata retirada de productos de sus marcas elaboradas con carne de vacuno del proveedor Servocar. Así, además de los canelones para microondas ‘La Cocinera’, también retira del mercado fusilli boloñesa ‘Buitoni’, empanada gallega de carne ‘La Cocinera’, relleno de carne ‘La Cocinera’, gratén de berenjenas ‘La Cocinera’ y empanadillas de carne ‘La Cocinera’.

Desde la empresa han precisado a Europa Press que solamente se han detectado trazas de ADN de caballo en los canelones para microondas ‘La Cocinera’, pero finalmente ha decidido retirar del mercado todos los productos realizados con carne suministrada por Servocar. “Este hecho no supone ningún riesgo para la salud de nuestros consumidores, pero el error consecuente en el etiquetado hace que los productos no cumplan con lo que los consumidores esperan de nosotros”, señala la compañía, que ha asegurado que “en breve” estos productos serán reemplazados por otros nuevos fabricados con carne 100% de vacuno que hayan superado los análisis de ADN.

El director general de Nestlé España, Bernard Meunier, ha afirmado que se trata de un problema que afecta al conjunto de fabricantes de la industria alimentaria y de un “fraude de dimensión europea”, al tiempo que ha calificado esta situación de “inaceptable”. “Pido disculpas a los consumidores y les reafirmo la voluntad de mantenernos alerta. Vamos a seguir realizando todos los análisis de ADN que sean necesarios para descartar que cualquier otra partida de carne de vacuno que se nos suministre pueda estar afectada por el mismo problema”, ha asegurado.

En este sentido, ha subrayado que desde la compañía se están reforzando los controles de calidad “para que no vuelva a pasar algo similar en el futuro”. “La calidad y la seguridad de nuestros productos es y seguirá siendo la prioridad número uno para Nestlé”, ha agregado.

Publicado el Feb 26 2013. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, La Guinda, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos