ParaHORECA

El presidente de Vega Sicilia: “La crisis al igual que la gripe, hay que pasarla; pero la solución hay que tomarla antes”

Vega Sicilia supone prestigio y su secreto: el tiempo. Una historia construida desde el trabajo, el amor al detalle, la tradición y la discreción.

“Existen años que los que hay que sacrificarse y bajar la producción, y esa es una decisión muy importante que no mucha gente está dispuesta a tomar”, subraya el presidente de la bodega.

El presidente de Vega Sicilia, con bodega en Valladolid, Pablo Álvarez afirma que siempre tiene en mente entrar en nuevos vinos, tanto en España como fuera, y cita expresamente su interés por los de Jerez y Galicia, y los de Burdeos o Borgoña, donde es difícil encontrar viñedos por su alto precio.

En una entrevista con Efeagro, Álvarez asegura que el vino de Jerez es, en su opinión, “irrepetible e incopiable, y que Galicia es una región interesante donde se elabora el vino blanco más español (albariño) si no se considera el de Jerez”.

Fuera de España apunta que le “encantaría entrar en Burdeos o Borgoña, dos de las grandes zonas del mundo del vino”, aunque reconoce que es difícil encontrar viñedos en esa zona a unos precios razonables, ya que están disparados.

Las ventas del grupo familiar Vega Sicilia (compuesto por las bodegas Vega Sicilia, Alion, Pintia y Tokaj-Oremus) oscilan entre los 22 y los 30 millones, y de esta facturación el 70 % lo generan los vinos de Vega Sicilia.

Una facturación con importantes variaciones, porque como explica Álvarez depende exclusivamente de la calidad de las cosechas, que inciden en la producción final.

“Existen años que los que hay que sacrificarse y bajar la producción, y esa es una decisión muy importante que no mucha gente está dispuesta a tomar”, subraya.

Recuerda que, en ocasiones, han tenido que bajar hasta un tercio la producción y comunicar a los accionistas que ese año “vamos a facturar y ganar menos porque la producción no ha sido tan buena y si queremos mantener la calidad tenemos que reducir la producción, y esa no es una decisión fácil”.

El caso más reciente en el que el grupo se ha visto en esta situación ha sido con Alion, que en 2007 registró una producción de 270.000 botellas y un año más tarde tuvieron que reducirla a 200.000, mientras que en 2009 “logramos la cosecha más grande en nuestra historia, 330.000 botellas”.

En Vega Sicilia “nos jugamos todo o nada, hay años en los que decidimos no elaborar nada y cuando lo hacemos podemos dejar de ingresar entre 6 y 17 millones de euros (en función de la mínima o máxima producción) y eso nos ha pasado en dos o tres cosechas en cada década, la última la de 2001”, precisa.

Una decisión que desvela Álvarez “se toma desde aquí y se comunica a los accionistas y la familia la acepta y la respeta; hay gente que piensa que es un tema nuestro de márketing, ojalá pudiéramos hacer todos los años Único (el vino más prestigioso de Vega Sicilia)”.

“En el mundo del vino hay muchos conceptos y hay que saber elegir en cuál de todos ellos quieres estar”, cuando en 1982 adquirieron Vega Sicilia era “formar un grupo de bodegas importantes tratando de hacer lo mejor en cada uno de los sitios en los que estuviéramos”.

Pese a ello, reconoce que quizá no han sabido transmitir lo que es el grupo Vega Sicilia, porque, según algunos estudios, “la gente piensa que somos una bodega inalcanzable y no es verdad; aquí tenemos todo tipo de clientes, gente con mucho dinero y muy normal, lo mínimo que se puede comprar en Vega Sicilia son tres botellas de Valbuena, que tampoco es un gasto inalcanzable”.

La receta de Álvarez para la crisis es que “al igual que la gripe, hay que pasarla; pero la solución hay que tomarla antes de que llegue para poder estar preparado”, en alusión a la necesidad de exportar por parte de las compañías, actividad a la que ahora se quieren sumar.

En este sentido, apunta que Vega Sicilia realiza un 60 % de sus ventas fuera de España y que funciona mediante topes máximos de pedidos entre sus clientes.

El 80 % de ellos son particulares y el resto proceden de los sectores de restauración y distribución, aunque estos dos últimos son los que más peso tienen en las ventas.

La compañía Sotheby’s realizará el próximo 4 de abril una subasta monográfica en Hong Kong de vinos del grupo Vega Sicilia, con 2.000 botellas, algunas de ellas con una antigüedad de 20 años.

cartel parahoreca2 (2) verano

Publicado el Mar 12 2013. Archivado bajo Actualidad, El brindis, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos