ParaHORECA

El partido de Cascos lleva el disparatado caso del Niemeyer al juzgado por presuntos delitos societarios y de malversación

Ni chivos expiatorios ni mociones de censura ni puñetas. Foro Asturias, el partido presidido por Francisco Álvarez-Cascos, acaba de judicializar el escándalo en la gestión del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer de Avilés, al presentar una denuncia en los juzgados para que se investiguen “presuntos delitos societarios y de malversación” penados con hasta seis años de cárcel, en que podrían haber incurrido sus “anteriores gestores”, entre quien se encuentra su ex director, Natalio Grueso, actualmente al frente de la programación de Artes Escénicas del Ayuntamiento de Madrid a las órdenes de la alcaldesa Ana Botella. En la denuncia y en la nota de prensa de Foro Asturias se recoge uno de los artículos publicados en PARAHORECA.COM como motivo esclarecedor de los hechos: La alcaldesa del Niemeyer pierde la confianza en Natalio Grueso y reconoce que se ha gestionado mal el dinero público

Aunque quizá el más esclarecedor de los últimos acontecimientos sea este vínculo: El pitorreo del Niemeyer, despilfarro y chapuzas contables apoyadas por el PSOE

Entretanto el PSOE intenta echar balones fuera y aspira irse de rositas mientras el PP amenaza con llegar hasta las últimas consecuencias, tras una comisión de investigación para destapar irregularidades manifiestas. El secretario general del chiringuito socialista, José Luis Rebollo, ganaba nada menos que 16.000 euros al mes con tres contratos. Mientras  el subdirector, Joan Picanyol, y el jefe de producción, Marc Martí, conversaban en catalán sobre sueldos millonarios y asuntos internos, hasta osaban llamar la atención al personal que usara cualquier signo regionalista astur como la insignia de la bandera asturiana.

Ahora el PSOE considera que los culpables fueron los antiguos gestores con Natalio Grueso como capo de la banda. La alcaldesa y vicepresidenta del patronato Pilar Varela argumenta que ella no vio ni sospecho nada. Diversos testigos presenciales han relatado a PARAHORECA.COM escenas en las que el comportamiento del director Grueso frente a la regidora municipal dejaba bastante que desear…

Aunque en la denuncia no se cita explícitamente a nadie, “por desconocer quién o quiénes fueron las personas que materialmente realizaron los hechos así como la forma en la que internamente se actuaba o funcionaba en la Fundación”, se pide al Fiscal que llame a declarar a los anteriores responsables del centro, tras hacerse pública la pasada semana una auditoría de Deloitte que destapó gastos de más de 180.000 euros sin justificar. Entre ellos pagos con tarjetas VISA de los que no se tiene justificación documental alguna, más allá del cargo en el banco o invitaciones realizadas en la cafetería y en el restaurante del Centro Niemeyer de las que “se desconoce el propósito y los destinatarios”, según expresa textualmente la firma auditora.

Foro Asturias fue el partido que destapó, al llegar al Gobierno, las que consideraba irregularidades en la gestión de la Fundación Niemeyer aunque sólo ahora sus sospechas “se han confirmado” y se han descubierto las auténticas cuentas, cuando han querido dar un paso más y poner el caso en manos de la Justicia.

De los gestores de entonces, el ex secretario de la Fundación, José Luis Rebollo ya ha hablado para asegurar que “si se hubiese vigilado más se habrían evitado muchísimas cosas del funcionamiento”. Eran sus explicaciones tras conocerse que su despacho había facturado 299.000 euros por tres contratos para la prestación de servicios de asesoramiento legal, económico financieros y de dirección y explotación.

También ha hablado la Vicepresidenta de la Fundación, la alcaldesa de Avilés Pilar Varela para reconocer que como patrona de la Fundación se le había engañado. “Se nos había dicho que la deuda de la Fundación era de 238.000 euros y según Deloitte, se habla de 725.000“, lo que según la regidora, “provoca graves perjuicios”. Por ello Varela ha dicho públicamente que ha perdido la confianza en Natalio Grueso. Éste aún no ha dicho nada.

La Fundación se encuentra en concurso de acreedores y además podría tener que devolver 1,3 millones de euros que recibió del Gobierno del Principado. Informa Alfredo Muñiz.

Enlaces relacionados:

El colegueo entre socialistas asturianos y Brad Pitt ante un presunto pelotazo urbanístico

El pitorreo del Niemeyer, despilfarro y chapuzas contables apoyadas por el PSOE

El Niemeyer y el colmo de la señora Maniega, según un concejal socialista

El escándalo del chiringuito socialista Niemeyer salpica a Alfredo Pérez Rubalcaba »

“En el Niemeyer no se hacía todo lo correcto que se debía”, según la consejera, pero siguen mareando la perdiz….

¿Se encargó un pastel de marihuana para ser pagado con dinero público del Niemeyer?

La alcaldesa del Niemeyer pierde la confianza en Natalio Grueso y reconoce que se ha gestionado mal el dinero público

La Fundación Niemeyer presenta ante el Patronato las cuentas anuales de 2011

Nota de prensa de Foro Asturias

FORO presenta una denuncia por la gestión llevada a cabo en la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer

En la mañana de hoy, ante los Juzgados de Instrucción de Avilés, por presuntos delitos societarios y de malversación en los que podrían haber incurrido los responsables de la gestión

Ante la confirmación de las noticias sobre los compromisos de pago de 1.800.000 € por parte del Principado de Asturias, Ayuntamiento de Avilés y Puerto de Avilés para tapar el quebranto producido por la gestión de sus responsables, en contra de los acuerdos adoptados por la Junta General del Principado
Solicita la práctica de diligencias previas para la depuración de las responsabilidades penales que puedan resultar de los hechos denunciados
Ante la confirmación de las noticias acerca de los compromisos de pago de 1.800.000 € por parte del Principado, Ayuntamiento de Avilés y Puerto de Avilés para tapar el quebranto producido por la gestión de sus responsables, en contra de los acuerdos adoptados por la Junta General del Principado, en la mañana de hoy, FORO presentó una denuncia ante los Juzgados de Instrucción de Avilés por los presuntos delitos societarios y de malversación, por la gestión y actos llevados a cabo en la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias.Las alegaciones que acompañan a la denuncia son las siguientes:PRIMERA.- Que los días 27, 28, 29, 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre de 2012 han aparecido en diferentes medios de comunicación informaciones sobre la presentación del informe de auditoría de la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias del ejercicio 2011, en las que entre otras circunstancias se indica lo siguiente:-Que en el año 2011 la Fundación terminó con un déficit de 2.225.297 euros, de los que 1.200.000 euros se corresponden con provisiones.Edición del día 27 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 20.-Que ha existido una ampliación del déficit de 2010, tras incluirse en los resultados de ese ejercicio una serie de facturas no aceptadas inicialmente por el auditor de las cuentas de ese año y que ahora han sido revisadas y aclaradas. Suman 461.127 euros y se contabilizan en 2011.Edición del día 27 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 20.-Que existen facturas, gastos de Visa, arqueos de caja y gastos por servicios y proyectos que no se justifican, así como problemas con respecto a facturas provenientes de contrataciones. Lo que suma 589.526 euros.Edición del día 27 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 20.-Que las cuentas de 2011 arrojan un resultado negativo de 993.648 euros.

Edición del día 27 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 20.

-Que en las cuentas de 2011 se recoge una deuda de 1.626.254 euros con proveedores y acreedores y una deuda bancaria de 816.932, derivada de la póliza de crédito contratada con Cajastur.

Edición del día 27 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 20.

-Que existía una previsión de ingresos de 600.000 euros en explotación y ventas en el Centro y solo se ingresó 426.565 euros.

Edición del día 27 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 20.

-Que en el ejercicio 2011 fueron facturados por el despacho Rebollo Abogados S. L., propiedad del secretario de la Fundación, 299.000 euros que tienen su origen en tres contratos suscritos por la prestación de servicios ligados a las tareas de asesoramiento legal, servicios económico-financieros y de dirección y explotación de la Fundación.

Edición del día 27 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 21.

-Que en la auditoría de 2011, los auditores han detectado cinco irregularidades en las cuentas, una de ellas especialmente llamativa: descuadres contables, gastos con tarjetas Visa sin factura e invitaciones en la cafetería y restaurante del Niemeyer sin acreditar, por valor de 182.616 euros.

Edición del día 27 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 19.

-Que la Fundación cerró 2011 con pérdidas de 993.648 euros y con deudas bancarias de 816.932 euros y 1.700.000 euros con deudas a proveedores.

Edición del día 27 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 19.

-Que la Fundación podría verse obligada a tener que devolver subvenciones por importe de 1,2 millones de euros, lo que elevaría la deuda a unos 3,5 millones de euros.

Edición del día 27 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 19.

-Que la alcaldesa de Avilés manifiesta que aprobó unas cuentas en 2010 con unas pérdidas de 283.000 euros y el lunes conoció que las perdidas eran de 725.000 euros.

Edición del día 28 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 22 y edición del día 28 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 20.

-Que la alcaldesa de Avilés reconoce que se han provisionado 1.230.000 euros para responder a las posibles devoluciones de subvenciones del Principado, debiendo de reintegrarse ya 746.000 euros. Y que esa situación se produce por una gestión poco rigurosa y un desorden contable importante. Una inadecuada justificación, aportando facturas de un año para otro, cuando es algo que no se puede hacer, o sin pedir más de tres ofertas cuando los contratos superan los 12.000 euros.

Edición del día 28 de noviembre del diario El Comercio, sección Asturias, Avilés, página 22.

-Que la alcaldesa de Avilés reconoce que las cuentas reflejan que la gestión de la Fundación ha sido poco rigurosa desde el punto de vista administrativo y de un desorden contable importante.

Edición del día 28 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 20.

-Que por los auditores en el ejercicio 2010 se detectó una partida que no está correctamente justificada por valor de 461.127 euros (supone una corrección al resultado y a la deuda contemplada en las cuentas de dicho ejercicio) y tampoco pudieron comprobar el origen de operaciones correspondientes a 2011 agrupadas bajo el epígrafe de otras perdidas de gestión corriente valoradas en 182.616 euros, esto es un gasto aproximado de 500 euros al día durante un año. De las cuentas se extrae que el Niemeyer perdió una media de 6.000 euros al año en un solo día (parece querer decir perdida media de 6.000 euros y gasto sin justificar de 500 euros de media, ambos al día).

Edición del día 28 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 21.

-Que los auditores explican que esos 182.616 euros están relacionados con cuatro incidencias: 34.930 euros corresponden a descuadres en la caja (había menos dinero en efectivo que el que se hacía constar en los libros), los gerentes aprobaron la retirada de talones y efectivo por valor de 37.352 euros sin que conste el origen del dinero; además se cargaban a las tarjetas Visa gastos por 28.258 euros sin justificación alguna más allá del apunte en el banco.

Edición del día 28 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 21.

-Que se realizaron invitaciones en la cafetería y el restaurante del centro no justificados por valor de 25.837 euros. Y hay abonos y donaciones sin justificación por importe de 56.239 euros. La media de 500 euros al día indebidamente justificados o sin factura.

Edición del día 28 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 21.

-Que las deficiencias en la gestión del Niemeyer llegaron al punto de que la Consejería de Cultura tuvo que reelaborar las cuentas para poder someterlas a los auditores. Fue entonces cuando se detectó un agujero aun mayor del previsto. Solo en la actividad de 2011, el Centro, arrojó un resultado negativo de 2,2 millones de euros. El Niemeyer perdía al día más de 6.000 euros.

Edición del día 28 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 21.

-Empezaron a surgir muchos fallos y cuentas que no cuadraban producto de la gestión del Director Natalio Grueso. El presupuesto de 2011 preveía 600.000 euros de ingresos por mecenazgos y aportaciones privadas. Sólo hubo 38.000 procedentes del grupo Daniel Alonso. Las ventas de entradas reportaron 450.000 euros de los 600.000 euros previstos. Y los 250.000 euros presupuestados como ingresos bajo el epígrafe de ‘Otros’ sólo llegaron a 21.552 euros.

web Vozpopuli.com, artículo: Natalio Grueso gastó 182.616 euros bebiendo cafés.

-Existen registros de la Fundación recogidos como “otros gastos de la actividad” o “gastos en proyectos”. Hay 182.616 euros relacionados con cargos sin justificación o invitaciones en la cafetería y restaurante del Centro Niemeyer “de las que se desconoce el propósito y los destinatarios”. A ellos se suman algo más de 400.000 euros relacionados con contrataciones y gastos de índole internacional, cuya justificación no aparece detallada.

web Vozpopuli.com, artículo: Natalio Grueso gastó 182.616 euros bebiendo cafés.

-La presidenta de la Fundación y consejera de Cultura del Principado ha asegurado que en las cuentas de la Fundación “no se hacía todo lo correcto que se debía”. La presidenta de la Fundación ha indicado que a la vista de las mismas pedirá “aclaraciones a quien corresponde” y apuntó directamente al antiguo gerente, Natalio Grueso; el secretario, José Luis Rebollo, y los proveedores que emitieron las facturas que no están bien justificadas. Aunque ha dicho que no quiere precipitarse y primero escuchará sus explicaciones González ha indicado que “aquí había unos gestores concretos con unos poderes concretos y no creo que hayan informado de todo al patronato”. “Los patronos vigilan en función de la información que les dan”, afirmó al ser preguntada acerca de sí también pediría responsabilidades a los miembros del patronato.

Web de Europapress.

-La aprobación de esta petición de préstamo -refiriéndose al préstamo solicitado a Cajastur- por parte de los patronos se esgrime ahora en el entorno del equipo gestor como una de las pruebas que demostrarían que el Patronato no era ajeno a la situación económica de la Fundación, que en aquel mes de febrero tenía prácticamente cerrada toda la programación incluidas las actuaciones de Kevin Spacey y María Pagés en los meses de setiembre y octubre.

En cambio, desde el Patronato se insiste en que sus miembros eran ajenos al día a día de la gestión económica, conociendo solo los grandes números que se presentaban en cada reunión.

El Comercio

– Sobre esta cuestión de las cuentas de 2010, fuentes del patronato indican que se contrató precisamente al bufete de abogados del secretario de la Fundación, José Luis Rebollo, para que «rehiciera los datos económicos de ese ejercicio» ante los reparos del auditor. Y en cambio, la auditoría de Deloitte que se acaba de conocer eleva hasta 725.000 euros el déficit de 2010, cuando en las cuentas revisadas se reconocían sólo 283.000 euros como déficit.

El Comercio

-El secretario de la Fundación, José Luis Rebollo, en declaraciones a la prensa dice, refiriéndose al Director, que “había una gran confianza en él. La confianza puede dar lugar a una decepción, pero no puede ser una excusa. Yo he confiado en la Fundación y en el Patronato, y me han decepcionado, pero eso no es una excusa”. Que “el director Natalio Grueso ostentaba todas las facultades de gestión hasta un límite económico y el patronato se reunía muy poco. Mi misión no es obligar a nadie a que siga mis recomendaciones. Las decisiones correspondían a otros”. “Me pareció que debía existir mayor vigilancia sobre la gestión. Había cuestiones que no podían llevarse al patronato, que se reunía poco, y no me parecía correcto que las tomase solo el director general. Quería mejorar el funcionamiento”. “Pero si yo voy a una reunión de un consejo de administración representando unos intereses y veo lo que se gasta en una cosa, si me parece mucho pido un desglose. Esa capacidad la tuvieron todos los miembros del patronato. No he presenciado jamás que se negase ninguna información que se solicitase”. Refiriéndose a las irregularidades de la Fundación dice, “mi punto de vista cambió ante los expedientes por subvenciones mal justificadas que hizo el Gobierno regional de Foro. Allí se enumeran muchísimas irregularidades, aunque ese término no es muy preciso desde el punto de vista legal. Había unas 40 por ejercicio”, “tuve que dedicarme a buscar los soportes contables”, “fue uno de los trabajos más duros de mi vida: justificar subvenciones con soportes insuficientes…”. “Me queda la duda de sí realmente hasta la última factura tiene justificación. Yo no la he dado porque no la sé”. “En enero de 2011 empezamos a hacer las cuentas sin habernos sido entregados los asientos contables de cierre de 2010 hasta finales de mayo. Y fue entonces cuando vimos que estaban mal elaboradas.” “Si se hubiese vigilado más se habrían evitado muchísimas cosas del funcionamiento. Si se hubiese sido más crítico internamente y más cuidadoso se habría evitado mucho daño. Si hay una irregularidad no hay que ocultarla, sino examinarla y evitarla”. ”Hay una responsabilidad de algunas personas que no vigilaron suficientemente. Y de otros que pese a no haber sido vigiladas deberían haber hecho las cosas mejor, al menos cuando se les avisó de que no las hacían bien”.

Edición del día 30 de noviembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, páginas 20 y 21.

-El secretario de la Fundación en la misma entrevista, reproducida con mayor extensión en la web, dice, refiriéndose a la justificación de los gastos de la Fundación, que “Las cuentas se hacen con unos soportes: facturas, pagos de bancos… No sabes si ese gasto es útil o no para la Fundación. Se supone que quien gasta y gestiona lo hace en interés del centro, pero si no hay una fiscalización cercana eso no se puede saber”.

”¿Esa fiscalización no existió?” (Pregunta del periodista). “¿El gasto de la Fundación ha sido adecuado a su actividad? Eso lo deben dilucidar quien gastaba para la actividad, esto es el director general, y el patronato de la Fundación, que debe dar las coordenadas. Puedo imputar una comida, por ejemplo, a mi despacho, pero no puedo ponerla sin más, tengo que explicarla. Eso es una justificación”.

“Eso no significa que todo el mundo lo haya sido” (pregunta del periodista). “No, en absoluto, pero eso no lo sé, ni mi misión es fiscalizarlo ni comprobarlo. Si hubiese visto algo irregular no lo habría dicho a los medios de comunicación, a un juez o a la policía. Lo habría dicho a quienes tienen que saberlo: las personas de la Fundación”. “¿Y lo ha dicho?” (pregunta el periodista). “Si ha ocurrido y lo he visto, lo he dicho”.

“Jamás maquillé las cuentas. Tampoco presenté unas cuentas completas, no tuve ocasión. No fui yo quien habló de los votos del patronato, pero creo que todas las decisiones se aprobaron por unanimidad, salvo dos abstenciones en las cuentas de 2009 y 2010. Tampoco recuerdo que quienes se abstuvieron expresaran que había algún problema”.

“¿Por qué la auditoría dice que aumentaron las pérdidas de 2010?” (pregunta del periodista). “Puede ser que haya facturas de 2011 con fecha de 2010, por ejemplo”. “¿Eso es normal?” (pregunta del periodista). “No, es algo que hay que corregir. Otra posibilidad es que hayan aparecido facturas de 2010 que no se conocían. Esa sospecha la he tenido pero no he podido comprobarlo. Y esa sospecha la trasladé al patronato”.

“¿Se informaba de costes?” (pregunta del periodista). “Hasta el año 2010 no vi ningún presupuesto de actividad. En 2011 hubo presupuesto y se cumplió la previsión de gastos. Comprobé que el de ingresos estaba desviado y lo advertí. Que no había ingresos suficientes”.

“¿Quién daba el visto bueno a los gastos?” (pregunta del periodista). “Natalio Grueso tenía un poder por el cual podía contratar por actividad hasta 90.000 euros. Si tenía el visto bueno de la presidenta del patronato podía llegar hasta los 200.000. Si se pasaba, necesitaba la autorización del patronato. En la reunión de febrero de 2011 se aprobó darle capacidad para ordenar todo el gasto. No me consta que nadie plantease problemas con eso”.

“¿Cómo era posible llevar así las cuentas?” (pregunta del periodista). “Fue muy difícil. El sistema era tremendo. Fue un fallo que no existiera una persona, a modo de gerente, que controlase todo y tuviera autoridad sobre los programadores. El director general tenía capacidad para generar un gasto, hablaba con los proveedores y te aparecía una factura. ¿Y esto qué es? Llamábamos y preguntábamos. A veces lo explicaba, otras decía que no se acordaba. Intentamos que a cada factura pusieran un número de proyecto. Por dejadez, prisa o urgencia nunca se cumplió. Y no tenía autoridad yo para exigirlo”.

La Nueva España

-Pero la mayor preocupación de los actuales gestores son las «graves irregularidades» detectadas en las cuentas: anticipos a cuenta mal contabilizados (la mayoría, en viajes), y deslizamientos temporales en la contabilidad (sobre todo con un proveedor concreto, y también vinculada a los viajes). Se habló de «contabilidad creativa» (se contabilizaron gastos sin soportes, facturas sin origen justificado) y de cuentas de ejercicios anteriores. Según la normativa, las cuentas de una Fundación deben ser aprobadas en un patronato público. Y entre las funciones de esta entidad está la de reunirse al menos dos veces al año para cumplir con sus obligaciones concretas. Pero según las fuentes consultadas, «las cuentas de 2010 están hechas y aprobadas por un procedimiento escrito e insuficiente». Conclusión: están sin aprobar. Otras de las salvedades que detectó la auditoría tiene que ver con las provisiones por impuestos. La entidad tiene que pagar unos 350.000 euros en concepto de devolución de IVA de 2010, pese a que en las cuentas esa cantidad figura como ingreso. Además, siempre según trascendió en la reunión, los ex gestores no declararon este impuesto en ejercicios anteriores. La gestión contable anterior fue descrita sin tapujos de «auténtica chapuza». En números se traduce en unas pérdidas de 2,2 millones de euros, desvíos contables de un año a otro por valor de más de 461.000 euros, y facturas y facturas cuyo origen se intenta aún aclarar. En la reunión y como ya informó este periódico, se reconoció que Deloitte no pudo iniciar la auditoría hasta mediados de septiembre.

Edición del día 1 de diciembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca página 21

-Gastos del ejercicio de 2010 se computan en el 2011. Es el caso de cerca de 230.000 euros que se facturan a Viajes El Corte Inglés. En el año 2010 se había hecho un pago de un anticipo a costa de futuros viajes. Ese dinero aparece en la contabilidad de 2011, pero sólo como un ingreso, no como el gasto, con lo que se genera un agujero contable.

Este hecho fue descubierto por el administrador concursal cuando El Corte Inglés le comunicó sus deudas y obligó a reformular todas las cuentas de la Fundación, tarea de Francisco Fernández Viesca. El volumen manejado es similar a la contabilidad elaborada por el equipo de José Luis Rebollo, pero los conceptos son diametralmente distintos, aflorando las deudas de 2010. Las cuentas de Viesca fueron las auditadas y aprobadas.

Teléfonos móviles, ordenadores y dos ipads aparecen en el inventario de la Fundación pero los equipos han desaparecido. Tampoco queda constancia de la información que contenían.

En pleno enfrentamiento con el gobierno de FAC, José Luis Rebollo decide iniciar cinco procedimientos judiciales «irrelevantes», en palabras de Pino del Río en la reunión de ayer. Para defender a la Fundación, decidió «autocontratar» a su bufete facturando por sus servicios 297.000 euros, IVA incluido.

La abogada Pino del Río aseguró en la reunión que la reforma de los estatutos aprobada en febrero y junio de 2011 «no se ajustaba a la ley al atribuir al secretario de la Fundación más atribuciones que las recogidas por la legislación», según explicó Juan José Fernández. La Ley de Fundaciones limita las responsabilidades del secretario y, en ese sentido, Del Río considera que «la decisión del Protectorado de Fundaciones de no inscribirlos fue razonable».

La primera propuesta de valorar las producciones de ‘Utopía’ y ‘Luz’ como «inmovilizado intangible» por un valor cercano a los 200.000 euros es rechazada y se reduce a 11.175 euros.

«No sólo se trata de los 182.000 euros de gastos con la tarjeta Visa pendientes de justificar. Aún se desconoce el número de tarjetas que había y las personas autorizadas a usarlas», afirmó Alfonso Román López

El Comercio

-Los desencuentros entre la Consejera y el director del centro cultural estaban al orden del día. «Era conocido y el principal motivo de discusión eran las cuentas», reconoce en privado un ex alto cargo del Gobierno regional. Tanto es así que la relación entre Natalio Grueso acabó directamente controlada por Presidencia. «Las cuestiones que se llevaban a los patronatos los decidían Grueso y Areces, y en ocasiones Mercedes Álvarez no conocía el orden del día», aseguran.

Edición del día 2 de diciembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 20.

-«Son gastos necesarios para la programación del Centro Niemeyer». Ésa es la escueta y reiterada respuesta que ofreció Natalio Grueso, ex director general de la Fundación y actual responsable de Artes Escénicas del Ayuntamiento que dirige Ana Botella (PP), a los técnicos que intentaron buscar una justificación a facturas, talones y cargos de Visa sin justificar por valor de 182.616 euros. Así trascendió en las reuniones del patronato de la Fundación del Niemeyer que se celebraron esta semana. Pero hay muchas más facturas. Unas de las que más inquietan en el Gobierno regional superan el medio millón de euros y provienen de una conocida agencia de viajes. A medida que ha ido pasando el tiempo, la deuda en viajes de los anteriores gestores ha ido engordando. El patronato conocía su existencia y la estimaba en 200.000 euros. Pero con el tiempo, la agencia de viajes ha ido revelando una sorpresa mayúscula: los viajes superan los 500.000 euros. Las cuentas que dejó en herencia a su sucesora el ex secretario de la Fundación, José Luis Rebollo, tuvieron que ser reelaboradas. Dicen que fue un trabajo de chinos. Y fue éste el motivo por el que los encargados de esta misión casi imposible intentaron buscar en Grueso una respuesta a tanta factura sin justificar. El caos contable era tal que la firma auditora, Deloitte, no pudo comenzar con los trabajos de auditoría hasta mediados del pasado mes de septiembre. Y a punto estuvo de no dar opinión al respecto. Esto es, no veía posible verificar tal desaguisado contable. La Nueva España adelantó que la auditoría presentaba reparos y el pasado lunes trascendió, en la reunión del patronato, que había detectado cinco salvedades. Entre ellas se encuentra una partida de 182.616 euros, por la que supuestamente preguntaron a Grueso. Y esta suma, ¿de dónde procede? 34.930 euros son descuadres en el arqueo de caja (contablemente hay más dinero del que existe en realidad); 37.352 euros se corresponden con talones y retiradas de efectivo aprobados por la gerencia, que se han registrado contablemente, pero de las que se desconoce su origen; 28.258 euros son gastos cargados en tarjetas Visa de los que no se tiene justificación documental alguna, más allá que el cargo en la cuenta del banco; 25.837 son invitaciones realizadas en la cafetería y restaurante del Centro que están registradas contablemente, pero de las que no consta justificación alguna, y los 56.239 restantes están agrupados en la auditoría «otros abonos y donaciones carentes de suficiente justificación documental». Más cuantiosa es aún una partida «fantasma» por importe de 441.220 euros, gastos por servicios prestados en 2010 (la mayor parte de la cuantía facturas de un solo proveedor: la misma agencia de viajes) que suponen una corrección al resultado y a la deuda contemplada en las cuentas de dicho ejercicio (por cierto, sin aprobar). Así, las sumas indebidamente justificadas rozan los 600.000 euros. Que los viajes consumían buena parte del dinero que manejaba cada año a la Fundación no era un secreto. El 21 de febrero de 2011 La Nueva España desveló el contenido de la auditoría interna de la Fundación referida a las cuentas de 2009. En ella se decía textualmente que el Niemeyer destinó a viajes de promoción casi el 70 por ciento de su presupuesto. La dirección del Centro exigió una rectificación al afirmar que buena parte de esa cantidad se refería al caché y el desplazamiento de los artistas que participaron en los actos del Niemeyer. La Fundación se esmeró entonces en señalar que no existían reparos en las cuentas. Esta semana trascendió que así era. Los ex gestores del Centro visitaron los cinco continentes entre los años 2007 y 2008, cuando aún el equipamiento estaba en obras. En el Principado constan facturas de 2007 por desplazamientos en Río de Janeiro, Hong Kong, Londres (dos veces), El Cairo, Portugal, Japón y NuevaYork (en tres ocasiones). En 2008 los viajes de la Fundación con cargo a subvenciones del Principado fueron a NuevaYork (tres veces), Tánger, Londres (seis veces), París, Sydney, Tailandia, Sudáfrica, Singapur, Portugal, El Cairo, Cannes, Montecarlo, Jordania, Río de Janeiro y Los Ángeles. ¿Dónde está el origen de todos esos abonos con origen injustificado? «Son gastos necesarios para la programación del Centro Niemeyer» ha sido hasta ahora, según fuentes del Gobierno, el único argumento del anterior director general, sobre el que su secretario, José Luis Rebollo, cargó en una entrevista en exclusiva a este periódico («Natalio Grueso era parco en explicaciones y el patronato en preguntas: mala combinación»). ¿Quién pagará ahora esa ingente cantidad de dinero público gastado sin que nadie sepa en qué?

Edición del día 2 de diciembre del diario La Nueva España, sección Avilés y Comarca, página 20.

-La auditoría de cuentas que ha presentado la firma británica Deloitte ha provocado un notable escándalo porque confirma –y amplía– las irregularidades protagonizadas por Grueso que ya denunció el Gobierno de Foro Asturias, que presidía Francisco Álvarez-Cascos. El informe hace aflorar un auténtico caos de contabilidades falseadas, adjudicaciones a dedo, viajes por todo el mundo sin saberse a qué, cargos a discreción en la Visa oficial y todo tipo de celebraciones y otros gastos sin justificar –singularmente, en bares, cafeterías y restaurantes–.

Periódico El Mundo, edición del día 3 de diciembre de 2012, sección España, página 21.

Hechos los anteriores que, provocando enorme alarma social, han sido reiterados en diferentes medios de comunicación, además de los ya citados, entre otros:

PARAHORECA.COM: La alcaldesa del Niemeyer pierde la confianza en Natalio Grueso y reconoce que se ha gestionado mal el dinero público-http://www.parahoreca.com/la-alcaldesa-del-niemeyer-pierde-la-confianza-en-natalio-grueso-y-reconoce-que-se-ha-gestionado-mal-el-dinero-publico/.

-IU considera que lo ocurrido en el Niemeyer es un caso de malversación y pide responsabilidades.

SEGUNDA.- Que la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias se financiaba de forma principal con las subvenciones percibidas del Principado de Asturias -sin perjuicio de otras subvenciones percibidas del Ministerio de Cultura, Autoridad Portuaria de Avilés y Ayuntamiento de Avilés-, habiendo aportado hasta el 31 de diciembre de 2011, en concepto de subvenciones, el Principado de Asturias 3.225.000 euros, pudiendo por tal por tal motivo ser calificada como una Fundación Pública, al margen de las consideraciones que en tal sentido puedan hacerse por la composición de su patronato. Circunstancias las anteriores que han de unirse a la condición de las subvenciones como crédito público que pudiera resultar de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones.

TERCERA.- Que, considerando los hechos y razonamientos anteriores, pudiéramos estar en presencia de un delito societario de los previstos en los artículos 290 y 295 del Código Penal, existiendo en este caso una evidente afectación a los intereses generales -tanto por la posible naturaleza pública de la entidad, por la financiación pública de la misma a través de subvenciones, así como por el hecho de que la reparación de las pérdidas se pretende sea realizada por las Administraciones Públicas fundadoras de la entidad, como así se ha manifestado por la señora consejera de Cultura (El Comercio, Edición de La Voz de Avilés, página 2, del día 29.11.2012)-, por lo que de acuerdo con el artículo 296.2 del mismo texto legal no se requiere denuncia del agraviado. Pudiendo asimismo ser constitutivos tales hechos de un delito de malversación del artículo 432 del Código Penal, en relación con el apartado 1 del artículo 435 del mismo Código, por poder estar en presencia de personas encargadas de la gestión de fondos públicos.

Evidentemente, no puede esta parte de forma inicial imputar a persona alguna, por desconocer quién o quiénes fueron las personas que materialmente realizaron los hechos así como la forma en la que internamente se actuaba o funcionaba en la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias, razón por la cual no se formula querella en este momento y, ello, sin perjuicio de las ulteriores actuaciones que se pudieran llevar a cabo una vez realizadas las diligencias cuya apertura se interesa.

CUARTA.- En cuanto a las diligencias a practicar, se solicita se incorpore la documentación que se acompaña al presente escrito. Se solicita se requiera a la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias, a fin de que remita las cuentas anuales y el informe de auditoría del ejercicio 2011, a las que se refieren las noticias transcritas, y las cuentas e informes de auditoría emitidos en los ejercicios anteriores al indicado; los estatutos de la Fundación y las restantes normas o reglamentos a través de los cuales se regule el funcionamiento de sus órganos, en las diferentes redacciones dadas a los mismos con indicación del periodo al que corresponden cada uno.

En tercer lugar se proceda al interrogatorio de las personas que ostentaban la condición de secretario, director y gerente de la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias durante el ejercicio 2011 y anteriores, para lo cual deberá requerirse a la citada Fundación la determinación de su nombre y domicilio.

Que se proceda al interrogatorio de las personas que en la actualidad ostentan la condición de secretario y presidente de la Fundación, así como a los autores del informe de auditoría del ejercicio 2011, especialmente por lo que se refiere a la información referente a la negativa inicial a la realización del informe de auditoría y la reelaboración de las cuentas por la Consejería de Cultura, hechos contenidos en la información citada anteriormente.

Que se proceda a la toma de declaración de las personas que se han ocupado de la llevanza de la contabilidad, elaboración de las cuentas anuales y realizado los informes de auditoría en los años 2007 a 2011, sustituidos “casi” anualmente, a fin de que informen de la situación económico-financiera de la entidad analizada por ellos, de las causas que provocaron su sustitución y de las posibles incidencias denunciadas por los mismos en la realización de sus funciones, para lo cual deberá requerirse a la citada Fundación la aportación de un listado de las personas en las que concurran las condiciones señaladas con indicación de su nombre y domicilio.

Se requiera a la Fundación los expedientes seguidos para la aprobación de las cuentas anuales de la misma, desde el año 2007, con indicación del sistema utilizado para su aprobación, aportación de la forma de remisión de la documentación a los patronos y plazos concedidos para el examen de la información contable en cada uno de los ejercicios, así como el acta de las reuniones en las que se aprobaron las cuentas.

Por último, se proceda al interrogatorio de las personas que en el ejercicio 2011 y anteriores tuvieran la condición de representantes de los patronos públicos de la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias -como son el Principado de Asturias, Ayuntamiento de Avilés, Autoridad Portuaria de Avilés y Ministerio de Cultura-, que hubiesen participado o hubiesen sido convocados a la aprobación de las cuentas anuales, presupuesto y plan de actuación previstos en el artículo 25 de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones, así como de los patronos honoríficos en los que concurran iguales circunstancias, para lo cual deberá requerirse a la Fundación la aportación de un listado de las personas en las que concurran las condiciones señaladas con indicación de su nombre y domicilio.

En su virtud, SUPLICA al Juzgado admita a trámite el presente escrito y documentos que lo acompañan y acuerde la apertura de diligencias previas en orden a la depuración de las responsabilidades penales que puedan resultar de los hechos denunciados; y disponga la práctica de las diligencias que se interesan en el cuerpo de este escrito, sin perjuicio de las que pudiere acordar ese juzgado.

Publicado el Dic 3 2012. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Hosteleria, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos