ParaHORECA

Las tentaciones del Papa Benedicto XVI: el arroz con leche, la horchata y la tarta de chocolate

Luis Lezama es el artífice de las diabluras dietéticas papales

Imagen de Vanitatis

El arroz con leche es la gran tentación del Padre espiritual de la Santa Iglesia Católica. Por lo visto, el dulce vuelve loco al Sumo Pontífice, y además Benedicto XVI alcanza la gloria gustativa cuando le invitan a una tarta de chocolate. La horchata también se encuentra entre sus debilidades gastronómicas, según nos cuentan nuestros confidentes de Vanitatis. El artífice de las diabluras dietéticas papales es el sacerdote Luis Lezama, propietario de La Taberna del Alabardero y el Café de Oriente en Madrid. El cura hostelero ha sido el suministrador oficial de los menús servidos en la Nunciatura Apostólica donde reside Su Santidad durante su estancia en España con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Una de las especialidades de la casa es el “arroz con leche de la Tía Margarita”. Parahoreca ha logrado la auténtica receta original que han utilizado para preparar el postre a Su Santidad. Acceder al vínculo: El pecado venial del Papa: la diablesca receta del arroz con leche de la Tía Margarita
Hay quien dice que la tarta de chocolate que le prepararon los reposteros de La Taberna del Alabardero es obra de un auténtico diábolo de la cocina del siglo XXI, una reencarnación de la serpiente del Edén ante la operación bikini en plena temporada estival.  La tentación comenzó con el mordisco a una manzana. Desde entonces las comiditas han provocado tentaciones que desembocan en pecados: gula, lujuria, avaricia, envidia, soberbia, pereza e ira, por citar los capitales. Aunque la mayor parte de los tropiezos son fruto de los deseos de la carne, dulces y otras sugerencias. Malos pensamientos y deseos impuros hacia postres prohibidos causantes de barriguitas. Como predicó Coco Chanel ante los bombones: “Un minuto en el paladar y toda la vida en el michelín”.

El Papa Benedicto XVI degustó una paletilla de cordero y un helado de mandarina servido por La Taberna del Alabardero

El maridaje elegido para el almuerzo fue agua natural. Según nuestras fuentes: “Ratzinger no consume ni una copa de vino”. Quizá en la Eucaristía un sorbito pero poco….

Benedicto XVI ha llegado a España, su misión principal es presidir en Madrid las Jornadas Mundiales de la Juventud. El almuerzo papal ha sido preparado por la taberna del Alabardero. El menú elegido para sorprender al Sumo Pontífice es todo una muestra de la gastronomía nacional. Para comenzar le han agasajado con unos espárragos de Aranjuez. En el Siglo de Oro ya se hablaba de los espárragos de Aranjuez como una de las exquisiteces del reino de España. Conocidos con el sobrenombre de Pericos, estos espárragos se caracterizan por su color verde intenso, gran frescura y ternura reconocida. Un color esperanza. La esparraguera es una planta herbácea perenne cuya vida productiva es de siete u ocho años. Sobre ésta se desarrollan posteriormente los brotes carnosos que, al crecer, llamamos turiones o espárragos.

“El Papa había pedido previamente salmorejo pero sin ajo”, según comentan nuestros confidentes. Por lo visto el ajo repite al máximo representante del Vaticano. Los cocineros papales en España han tomado buena nota para preparar salmorejo sin ajo en los próximos menús que degustará el pontífice hasta el domingo en la capital del reino. Sus dietistas no le recomiendan ingerir marisco debido a los calores de agosto.

El plato fuerte de la jornada papal consistió en una paletilla de cordero lechal delantera de raza churra, y como postre se le sirvió un refrescante helado de mandarina. Tras el almuerzo, el Papa disfrutó de un paseíto por el interior del moderno edificio de la Nunciatura, bajo lona para que no sufra una insolación. Después se fue a dormir la siesta para adaptarse a las costumbres españolas.

Juan Mari Arzak, Genaro Pildain y Patxi Bericu fueron los primeros asesores de la taberna del Alabardero

Parahoreca ha podido disfrutar recientemente un menú en la taberna del Alabardero de Madrid, situado muy cerca del Palacio Real. Un proyecto fundado en 1974 por iniciativa del sacerdote Luis Lezama. Su objetivo es formar a la juventud y para ello fue asesorado por maestros de la talla de Juan Mari Arzak, Genaro Pildain y Patxi Bericu. Así con la ayuda de los cocineros logro hacer realidad su inquietud social. Bericua fue el primer chef de la Taberna madrileña.

Seguidamente al descanso del viaje, el Sumo Pontífice acudió en el Papa móvil para reunirse con sus seguidores. Miles de peregrinos se congregaron para escuchar el mensaje papal. En su primer discurso en Madrid se preocupó por el paro juvenil y por la crisis. Asimismo Benedicto XVI realizó un llamamiento a la tolerancia, el respeto y a la convivencia hacia las “legítimas opciones”. Además ha exigido respeto hacia la identidad cristiana. Amén.

Otro de los menús en un almuerzo con peregrinos

El Papa, junto a Rouco Varela invitaron a un grupo de peregrinos a compartir mesa en uno de los salones de la Nunciatura. El menú comenzó con un potaje de garbanzos; luego se sirvió un pescado a la gaditana y como postre torrijas con helado de vainilla. El vino blanco y el agua fueron el maridaje elegido para  el encuentro que se alargó hasta casi una hora y media.

Informa Alfredo Muñiz

Una receta confeccionada especialmente para su Santidad:

Marchando una de salmorejo sin ajo para el Papa

Publicado el Ago 18 2011. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos