ParaHORECA

El origen de la quiebra del Calatrava de Oviedo, víctima del cuento de la lechera

Para entender mejor el origen de la quiebra de Jovellanos XXI, la concesionaria del Calatrava de Oviedo, sería necesario hacer un repaso a los negocios de la familia Cosmen y Alberto Lago, y a sus buenas relaciones con el expresidente socialista Vicente Álvarez Areces, y con el popular Gabino de Lorenzo, exalcalde de Oviedo y actual delegado del Gobierno. Los grandes proyectos entre el establisment del Principado fracasaron por denuncias sobre su legalidad mientras la crisis se apoderaba de Jovellanos XXI.

Ahora sus responsables, Jacobo Cosmen y Alberto Lago no ven otra alternativa que entrar en un concurso de acreedores. Entretanto la oposición critica que el Ayuntamiento de Oviedo saldrá al rescate del Palacio de Congresos. El edificio, diseñado por Calatrava, iba a ser bautizado como de Princesa Letizia pero la Casa Real o no se pronunció o aplazaba el acontecimiento para tiempos mejores. El Palacio de Congresos ocupa los terrenos liberados por el antiguo estadio de fútbol Carlos Tartiere en Buenavista. El actual alcalde, el popular Agustín Iglesias Caunedo, no sabe que responder ante la papeleta. Tras los últimos acontecimientos tendrían que convertir el complejo en un monumento al cuento de la lechera. La concesión pierde 90 millones de euros, según las fuentes oficiales: La promotora del Calatrava, propiedad de los Cosmen y los Lago, entra en concurso de acreedores con una deuda de 90 millones »

“Los Cosmen y los Lago, se pitorrean de los ovetenses”, denuncian los críticos

Las lenguas más viperinas no se creen que los Cosmen y Lago no hayan hecho caja con el Calatrava, según Oviedo Diario: “Por trocear el ‘Calatrava’, recibieron 130 millones de euros de la empresa que abrió el Centro Comercial, 58 millones de euros del Principado, por las oficinas que abrió en los ‘brazos’ del ‘monstruito’ de Calatrava; y otros dos buenos ‘pellizcos’ por el aparcamiento y el hotel. Troceando el ‘Calatrava’, ‘Jovellanos XXI’ ha ingresado más de 230 millones de euros, más de 38.000 millones de pesetas, que son suficientes, para pagar semejante chapuza arquitectónica”.

 ¿Se llegará a una quita con los acreedores?, ¿les regalaron los responsables públicos los terrenos que ahora están en quiebra?, ¿venderán más de 100 pisos a más de 60 millones de pesetas en el Vasco?, ¿costó la parcela del Vasco solo 6 millones de euros?, ¿les han condonado las tasas e impuestos de construcción?, ¿ a qué precio logró la empresa pública SEDES las oficinas del Calatrava?, ¿se va a abrir una comisión para investigar la presunta tomadura de pelo?

¿Qué pasó con el Palacio de Justicia que iba a construir Jovellanos XXI de la mano del gobierno de Vicente Álvarez Areces?

El Gobierno de Areces aprobó la construcción de un palacio de justicia por 176 millones de euros. Jovellanos XXI iba a ser la gran beneficiaria de la operación. Al final todo quedó en agua de borrajas por problemas jurídicos.  Al parecer el proyecto no se ajustaba a la Ley de Contratos del Sector Público. Les acusaron de no acudir a la correspondiente licitación pública que garantizara el respeto al principio de libre concurrencia. Se denunció un acuerdo entre el Principado de Asturias y la entidad mercantil Jovellanos XXI SAU para la suscripción de un contrato de arrendamiento relativo a parte de los inmuebles a edificar por esta última en la parcela de la antigua estación de ferrocarril, conocida como “el Vasco”, y destinados a la creación de dotaciones públicas para albergar a los órganos judiciales dispersos por diferentes sedes en la actualidad en la capital ovetense, Proyecto Palacio de Justicia de Oviedo.

Lo que aparentemente parecía un contrato de arrendamiento sobre un inmueble aún por construir, se intentó formalizar como una obra con pago aplazado, durante un periodo de treinta años, y se realizaría según las prescripciones técnicas de la Consejería de Presidencia de Areces, sin concurso público, o lo que es lo mismo: otorgado a dedo a Jovellanos XXI. A la postre, nada si hizo debido a las denuncias políticas sobre el asunto.

La cesta de huevos de los Cosmen

Cualquier asesor bursátil recomienda no poner todos los huevos en la misma cesta. Los Cosmen, conscientes del riesgo que entraña una huevera, apostaron por la diversificación. El patriarca declaró en su día que existía un proyecto sorpresa para Asturias relacionado con el sector servicios. Se rumoreó que se trataba de la conversión de una parte de la Universidad Laboral de Gijón en hotel de lujo, no en vano, los Cosmen se habían presentado a un concurso público…

La venta de Alsa a National Express (NX) reportó a la familia liquidez suficiente para pensar en nuevas adquisiciones. En la operación recibieron un 9,9 % del grupo británico, especializado en transporte por carretera, ferrocarriles y gestión de aeropuertos. Además, cobraron 217 millones de euros en efectivo, de los cuales, una parte fue destinada a ampliar la participación en NX hasta alcanzar un porcentaje significativo, llegando a ser el mayor accionista privado de referencia.

Entretanto, invirtieron 45 millones de euros en acciones de la cadena hotelera AC, perteneciente en su mayoría –un 61 por ciento- al empresario Antonio Catalán. En la transacción inicial, la sociedad de capital riesgo 3i obtuvo unas plusvalías de 16,5 millones de euros por la venta del 14, 1 por ciento de dicha sociedad. Desde entonces hubo diversos movimientos de capital. Desconocemos la actual situación de los Cosmen en el grupo hotelero pero parece ser que en los buenos tiempos ganaron dinero.

Antes de la integración en National Express poseían distintos negocios. Así por ejemplo, en la cesta de huevos contaron con una cadena de agencias de viaje que fue adquirida por al grupo Eroski.

Igualmente, se habló que los Cosmen participaron presuntamente en la consultora DEX, especializada en proyectos internacionales, al menos trabajaron muy estrechamente en la internacionalización de Alsa en países como Marruecos. Natalio Grueso fue uno de los socios fundadores de la firma, y en la actualidad se encuentra a las órdenes de Ana Botella. Desconocemos la actual situación de los Cosmen con DEX.

Jorge Cosmen es el representante de la saga en National Express, economista y master en Business Studies. El quinto de los Cosmen se sienta actualmente en el consejo de administración de Bankia, además de ser consejero de National Express.

Por su parte, Felipe Cosmen se sentó en el consejo de administración de AC Hoteles junto con Jorge, adquirió experiencia en Alsa y residió en las islas Baleares donde dirigía una empresa relacionada con el almacenaje de embarcaciones de recreo. Ante el crecimiento de los negocios de los Cosmen le hemos perdido la pista.

Los Cosmen también poseen participaciones en diversas sociedades asturianas. En cuanto a sus valores bursátiles, es difícil conocer la situación real en la actualidad pero son propietarios de una sociedad de inversión con un patrimonio considerable.

Por otro lado, en su intención de no poner todos los huevos en una misma cesta, invierten en el sector agroalimentario con plantaciones de naranjos y fresas en Almería y Murcia. Fernando Cosmen, es el protagonista de la saga encargado de dicha misión, ingeniero agrónomo de profesión, se ha especializado en técnicas de cultivo en China e Inglaterra.

La familia diversificó, igualmente, en el sector inmobiliario; aunque el proyecto Jovellanos XXI con la intervención del arquitecto Santiago Calatrava no fue precisamente la gallina de los huevos de oro, según se desprende de sus balances oficiales. Los Cosmen también tenían un paquete accionarial en Constructora Principado, relevante promotora inmobiliaria de carácter regional, aunque decidieron vender en el mejor momento.

En ese propósito por no poner todos los huevos en la misma cesta, María Cosmen es la hostelera de la casa y regentaba una cadena de McDonald’s, entre otros negocios de restauración. Imaginamos que continuará con los americanos.

Andrés Cosmen es el responsable de los huevos chinos, principalmente con los autobuses Alsa en sociedad con empresas chinas. Además, se mueve como pez en el agua por Hong Kong. En 2008 se anunció que la familia Cosmen se hacía con el 100% de la cadena internacional Tintorerías Pressto. La sociedad, de la que ya poseían el 20%, estaba entonces presente en 21 países con 507 establecimientos, con una facturación de 60 millones de euros en 2007. La relación de la dinastía asturiana con esta compañía española de franquicia surgió en China en 2001.

Igualmente José Cosmen júnior probó suerte en Chile pero los negocios no salieron como esperaba. Con todo y con esto, a la familia le gustan los huevos asturianos y Pepe Cosmen, patriarca de la saga, siempre lucho por invertir en el Principado donde se encuentran sus propias raíces. Tal vez, la llave de ese gallinero la tenga su hijo Jacobo Cosmen….Hemos recordado algunos de los negocios de los Cosmen pero seguro que nos hemos dejado en el tintero otros muchos.

En las empresas centenarias se aconseja la creación de una family office (oficina de gestión familiar), el principal objetivo de estas estructuras es estudiar las futuras inversiones y mantener el interés de los accionistas. Las tareas de la family office pueden ser muy diversas, desde asesoramiento jurídico fiscal hasta centro de operaciones para ayudar a la familia: viajes, seguros, contabilidades, etcétera. En este tipo de oficinas, con frecuencia, se decide invertir conjuntamente el capital familiar en una cartera de valores diversificada. La family office también se puede encargar de la casa de vacaciones de los patriarcas e incluso de compartir chofer familiar entre los miembros del clan. Imaginamos que los Cosmen poseen una family office que podría hacerse cargo de las deudas del Calatrava. Amén.

Informa Alfredo Muñiz

Publicado el Oct 3 2012. Archivado bajo Actualidad, Asesores, Curiosidades, Hosteleria, La Guinda, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos