ParaHORECA

El jamón de Rajoy, el kiwi de Rubalcaba y el catering de 20.000 euros que no gustó a los chicos de la prensa

De los gustos patrios de Rajoy al laxante de Rubalcaba…
La casa de Mónico’ sirvió el catering del cara a cara entre Rubalcaba y Rajoy. La cuenta final del agapé ascendió a la “módica” cifra de 20.000 euros (unos 3,3 millones de las antiguas pesetas), incluyendo comida y bebidas.
El proveedor seleccionado presume de contar con más de 60 años de experiencia, dispone de salas de banquetes en un cortijo de estilo andaluz situado en Las Rozas. Ante los bocadillos para la prensa, algunos periodistas se sintieron un poco discriminados del banquete. Por lo visto, hubo clases en cuestión de aperitivos, los tentempiés preparados para los reporteros eran más bien mediocres: medias noches, tortilla, empanada. Aunque se vieron circular unas bandejas con delicatessen más selectos para los invitados especiales. A tenor de la factura, suponemos que había cigalas, caviar iraní, canapés de diseño y champán francés. De alguna forma tendrían que justificar la minuta de boda de alto standing, según los más malvados. Sea como fuere un regimiento de técnicos, un batallón de 650 periodistas hambrientos y cientos de VIPs se ahorraron la cena en su casa. La vida está muy achuchada hasta para los más pudientes.
Los líderes de opinión también critican el gasto total de la gala política, la Academia de Televisión fundió 550.000 euros (unos 91,5 millones de pesetas) en la retransmisión del debate. Todo un dispendio para un programa de hora y media de duración en tiempos de crisis.
Los tuiteros más disidentes lanzaron sus dardos 2.0 envenenados, uno de los tuits más visto fue: “Palacio de Congresos, 90.000 €; Catering, 18.000€; Dos árbitros de baloncesto, 3.400€. Reírse de los españoles sí tiene precio”, firmado por PauMunnoz.

Otro de los trending topics de la noche fue “Cazalla”, pero no se referían al anís seco sino al ayuntamiento de Cazalla de la Sierra, en la provincia de Sevilla. Rajoy quisó demostrar su conocimiento geográfico de Cádiz y metió la gamba. Cosas que ocurren en las mejores familias, como sparring para el combate el popular contó con el asesoramiento de su sociólogo favorito, Pedro Arriola. La mayoría de opinólogos sentencian que salió airoso frente a los ataques del exvicepresidente de Zapatero.

Los gustos culinarios de los candidatos del PP y del PSOE

Poco sabemos. Rajoy llegó al Palacio de Congresos de Madrid, y unos minutos antes de entrar en plató, pidió una coca-cola light para hacer la digestión del aperitivo que había degustado en su casa.

El líder del PP eligió un buen plato de jamón serrano como reconstituyente antes de la batalla dialéctica con su oponente. Entretanto, Rubalcaba se tomó un kiwi para no luchar con el estómago vacío o “quizá tuviera problemas instestinales”, según las lenguas más viperinas; recordemos las propiedades laxantes del fruto de Nueva Zelanda. En el almuerzo ligero el candidato socialista disfrutó de una ensalada de tomate con atún, y filete de pollo con patatas. Como digestivo pidió una infusión de menta poleo.

Sobre los gustos culinarios de ambos líderes imaginamos que están condicionados a las culturas gastronómicas de sus regiones de origen: Galicia y Cantabria. Aunque Rubalcaba veranea en Asturias desde hace lustros y sabemos que acude a suculentas citas gastronómicas en el Principado.

Por otro lado, hemos logrado la imagen de la mesa alborotada de Rajoy, colgada en su perfil de facebook antes de partir a la guerra televisiva. El líder del PP consulta sus últimas notas frente al jamón serrano, quizá iberico de pata negra o tal vez de gochu asturcelta. Al fondo se observa un mueble bar con botellas. Seguramente para servir una copa a sus invitados. Los candelabros necesitan unas velas de categoría y la estancia un toque decorativo más actual, aunque con el posible traslado a la Moncloa pronto disfrutará de joyas pictóricas como Jefe del Ejecutivo…

Caricatura de Ferran

En temas decorativos, lo alucinante del debate fue el gasto de 80.000 € por un plató blanco, una mesa sencilla y un falso tabique. El minimalismo más caro de la historia de la televisión española, en época de vacas flacas.

Y mientras los dos candidatos se preparaban para el combate, Pepiño Blanco les quitaba protagonismo con las revelaciones del “caso gasolinera” y la “coincidencia” en el Gran Hotel de Lugo con mandos policiales imputados por corrupción, tal como informamos en parahoreca.com.

Les dejo con las últimas palabras colgadas en facebook por el más que posible futuro presidente de España, Mariano Rajoy Brey: “Nadie nos va a regalar el éxito pero nada ni nadie lo impedirá si sabemos aprovechar nuestros recursos. Se puede hacer, somos una gran Nación que no se rinde nunca. Ustedes tienen la última palabra; estamos a su disposición”. 

C´est la vie. Informa Alfredo Muñiz, 8-11-2011

Suscríbete a nuestra revista y recibirás nuestras novedades completamente gratis. Sólo tienes que rellenar un sencillo formulario con tu nombre y dirección de correo para recibir www.parahoreca.com en tu email: http://www.parahoreca.com/newsletter/

 

 

Publicado el Nov 8 2011. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos