ParaHORECA

El FMI presiona a Rajoy para que pida el rescate hoy mismo

¿Qué medidas implantará el Gobierno tras el jarro de agua fría del FMI?, ¿pedirá De Guindos el rescate tras las elecciones gallegas y vascas?

Parece ser que no es el momento político para solicitar las ayudas al Banco Central Europeo. Por un lado, las próximas elecciones en Alemania frenan a Merkel para apoyar las consecuencias que podría tener la ayuda a España. Por el otro, las elecciones del 21 de octubre en Galicia y el País Vasco, así como la campaña para las elecciones autonómicas catalanas del 25 de noviembre, frenan a Rajoy a enfrentarse con el toro europeo. De Guindos intenta salir del atolladero como puede, alegando justificaciones que a la larga tendrá que rectificar. Rajoy con sus respuestas a la gallega ni afirma ni desmiente, sino todo lo contrario. El presidente estudia las distintas alternativas y podría ser que en un futuro acepte el rescate si nos dieran unas condiciones favorables. Pues vale.

Entretanto, el FMI y distintos analistas internacionales ponen los puntos sobre las íes. Ante la caída de las hojas alertan de que la prima española se situará en los 750 puntos si España no pide ayuda al BCE inmediatamente.

Las previsiones del FMI respecto a España recuerdan a la Bruja Lola con sus dos velas negras. El FMI anuncia más paro y predice que la economía española continuará con el vía crucis de la recesión durante 2013 -pronostica un 1,3% negativo-, entre otras lindezas. Sobre el presupuesto del Gobierno viene a decir que es algo así como un cuento de Antoñita la fantástica: “Pese a los recortes tampoco se cumplirá el objetivo de déficit del 3% hasta el año 2017”. Por si fuera poca la desgracia, los chicos del FMI rematan señalando que España ha sufrido salidas de capital de 296.000 millones euros.

Tras las conclusiones catastrofistas, vienen las recomendaciones: mantener el ajuste y recapitalizar la banca sin dañar el crecimiento. En definitiva, que como no llegue urgentemente el rescate nos quedaremos sin un euro para pagar la deuda y otros detallitos….

Informa Alfredo Muñiz/Agencias

El dolor de cabeza de la prima

Nuevo toque de atención del FMI a los países de la Eurozona. El organismo presidido Christine Lagarde ha advertido de que el retraso en la aplicación de las reformas puede agravar notablemente la crisis y provocar un desapalancamiento de los bancos de la región mucho mayor de lo previsto, lo que intensificará la fuga de capitales. Esta situación supondría un golpe para la economía de España y podría disparar la prima de riesgo hasta los 750 puntos básicos.
El impacto de este escenario negativo en el PIB de nuestro país sería de hasta 1,9 puntos porcentuales. La previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para el 2013 anticipa una caída del 1,3%, pero podría llegar a caer un 3,2%, si se cumplen los peores augurios del organismo.
La prima de riesgo española se sitúa hoy en los 435 puntos básicos, tras dos jornadas al alza. El viernes logró cerrar en los 416 puntos. El sobrecoste que debe asumir España para financiarse frente al de Alemania se ha disparado este año y llegó a los 638 puntos básicos en julio.
Tras alcanzar estos niveles, el Banco Central Europeo salió a defender el proyecto del euro y en septiembre anunció un programa de compra de bonos para los países que soliciten la ayuda. Este plan de la autoridad monetaria europea ha logrado calmar algo las tensiones y, aunque el mercado sigue dando por hecho que España deberá pedir el rescate, los intereses que se exigen a la deuda han caído.
La última edición del Informe Global de Estabilidad Financiera del FMI, presentada esta madrugada en Japón, alerta de que los temores a una ruptura del euro han provocado una extrema fragmentación de los mercados de financiación en la región, intensificando las presiones para que los bancos, especialmente los de aquellos países en apuros, reduzcan sus balances, lo que se traduciría a su vez en mayores restricciones al crédito.
De hecho, el FMI considera que la periferia soportaría el mayor peso de estas restricciones crediticias, que, de cumplirse el escenario base del Fondo, supondría un descenso del 9% en la concesión de crédito a la periferia, pero que en el escenario más negativo manejado por la entidad podría representar un descenso de hasta el 18% en el flujo de crédito.
Compra de deuda
 Este agravamiento de las perspectivas ha llevado a la institución a revisar al alza las cifras estimadas de reducción de activos para los grandes bancos europeos respecto a su informe de abril y ahora calcula que podrían llegar en su escenario base hasta los 2,1 billones de euros, equivalentes al 7,3% del total de activos.
El informe del FMI subraya que, a pesar de la mejoría de las condiciones financieras registrada en las últimas semanas gracias al anuncio de un plan de compra de bonos por parte del BCE, cualquier estrategia que confíe exclusivamente en medidas de liquidez para resolver la crisis tiene pocos visos de éxito a largo plazo. “Aunque el soporte de liquidez por parte del BCE es esencial, no es suficiente para contener las fuerzas que amenazan con dañar la integración de los mercados y la política monetaria común”, señala.
A este respecto, la institución internacional considera que la fragmentación actualmente en curso en la zona euro sólo puede revertirse mediante políticas de largo alcance, incluyendo aquellas enfocadas a romper el círculo vicioso entre bancos y emisores soberanos, incluyendo medidas para la recapitalización y resolución de entidades, así como mediante progresos creíbles hacia la unión bancaria y fiscal de la zona euro. “La confianza en el sistema financiero mundial es muy frágil”, a pesar de que la reciente evolución de los mercados financieros haya sido favorable.
Salida de capitales
Como síntoma de esta intensificación de la crisis el FMI destaca la salida de capitales desde la periferia de la zona euro hacia el núcleo central de la región “a un ritmo típicamente asociado a crisis de divisas”. “Tanto España como Italia han sufrido salidas de capitales a gran escala en los 12 meses anteriores al pasado mes de junio”, señala el FMI, que cifra en 296.000 millones de euros, el 27% del PIB español en el 2011, el dato correspondiente a España, mientras que en el caso de Italia la salida de capitales sumó 235.000 millones, equivalente al 15% del PIB del 2011.
“La retirada de inversores extranjeros del mercado de bonos de la periferia responde a gran parte de estos flujos, especialmente en el caso de Italia, mientras que en España tendrían una base más amplia”, explica el Fondo.

Ahorra en comisiones de bolsa. En Self Bank 2,95€ por operación vs 8,75 € de ING para operaciones de hasta 1500€ . Además sin comisiones de custodia hasta 2014

Una misión de monitorización visitará Madrid

El Fondo Monetario Internacional ( FMI ) enviará a Madrid una “misión de monitoreo de las reformas” que España ha puesto en marcha a fines de la semana próxima, anunció este lunes la jefa del organismo, la francesa Christine Lagarde.
“Enviaremos nuestra misión de monitoreo de las reformas a fines de la semana próxima”, señaló Lagarde en Luxemburgo durante una rueda de prensa al finalizar la reunión de ministros de la zona euro.
A su lado el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, manifestó su satisfacción “por las reformas emprendidas en España ” y sugirió que el gobierno conservador de Mariano Rajoy continúe en ese camino.
El Fondo Monetario Internacional (FMI), hasta hace poco el organismo más benévolo en sus estimaciones sobre la dramática situación de la economía española, no cesa de revisar a la baja su previsión para 2013. Al optimismo desplegado el pasado abril, cuando calculó un crecimiento del PIB del 0,1% siguió una drástica revisión a la baja del 0,6% en negativo en julio. En una última vuelta de tuerca, contenida en el informe Perspectivas Económicas Mundiales hecho público ayer en Tokio, la institución presidida por Christine Lagarde rebaja esa cifra hasta el 1,3% del PIB de caída. En el Eurogrupo, solo Grecia arrastra un panorama más sombrío.

El castigo del FMI con las previsiones de desempleo es aún mayor si se considera que hace tan solo tres meses vaticinaba una mejora con respeto a 2011. Donde dijo un 19,7% de paro ahora habla de un 25,1% (uno de cada cuatro españoles). Otro baldón viene a cuenta del déficit. Si las estimaciones de julio lo colocaban en términos aceptables por Bruselas (6,1%, apenas una décima por encima de lo comprometido por el Gobierno de Mariano Rajoy), las nuevas cuentas lo elevan hasta un problemático 7%.

El informe tampoco cree que España alcance los objetivos de déficit pactados con Bruselas. En concreto, el FMI prevé que se sitúe al cierre de 2012 en el 7%, un punto porcentual más de lo que esperaba en su informe de julio y siete décimas más en comparación con el objetivo marcado. Para 2013, el FMI mantiene sin cambios su estimación del 5,7%, que contrasta con el 4,5% acordado por España con sus socios europeos. En 2014, para cuando el déficit debería ser ya inferior al 3%, la institución presidida por Christine Lagarde, espera que se sitúe en el 4,6%. Para años posteriores, prevé que cierre 2015 en el 3,9%, 2016 en el 3,2% y 2017 en el 2,8%.

Agravamiento mundial

No solo España. El estado de la economía mundial se ha agravado desde comienzos del verano, concede el FMI. Europa y Estados Unidos continúan siendo los grandes lastres. De ahí que el crecimiento global se vea restringido a un anémico 3,3% este año, apenas tres décimas menos que las proyecciones para el próximo. Las economías más avanzadas pierden fuelle a marchas forzadas. Si en 2010 crecieron en torno al 3%, la cifra se vio reducida a la mitad un año más tarde a causa de los recortes del gasto público y la debilidad del sistema financiero. Para el próximo ejercicio, el horizonte se presenta aún más sombrío, con un crecimiento de apenas el 1,3%.

Arrastrados por los problemas de los pesos pesados, la relativa buena salud de los países en vías de desarrollo y los emergentes también se resiente. China, India, Rusia y Brasil crecerán menos, lo que tendrá un impacto en el comercio mundial. «El bajo crecimiento y la incertidumbre generada por las economías más avanzadas están afectando de manera decisiva a los mercados emergentes a través de los canales financieros y comerciales», admite el economista jefe de la institución, Olivier Blanchard.

Para la zona euro, los economistas del FMI esperan este año una caída del PIB del 0,4% y para 2013 anticipan un pequeño crecimiento del 0,2%. Hace tres meses, el Fondo esperaba una contracción de tres décimas en 2012 y un incremento del PIB del 0,7% el próximo año.

«Ni siquiera Alemania ha sido inmune», destaca el FMI , que redujo hoy en cinco décimas, hasta el 0,9 %, su previsión de crecimiento para el motor de la zona euro en 2013. El organismo mantuvo también en el 0,9 % su pronóstico de incremento del PIB alemán en 2012. Por lo demás, el Fondo alaba en su informe las últimas medidas expansivas en política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y su programa de compra de bonos soberanos, pero subraya que la eurozona debe avanzar en su proceso de integración fiscal y bancaria. “A menos que se adopten más medidas (en este proceso de integración europeo), las recientes mejoras en los mercados financieros pueden resultar efímeras”, explicó el FMI.

Ajuste, deuda y crecimiento

El FMI también afirmó que España e Italia “deben seguir adelante con sus planes de ajuste” para restablecer el equilibrio fiscal, pero para ello deben poder recapitalizar sus bancos en caso de necesidad “sin agregar más a su deuda soberana” y sin dañar el crecimiento.

La meta es “restablecer la competitividad y el equilibrio fiscal y mantener el crecimiento”, dijo el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, en una rueda de prensa en Tokio para presentar el Informe de Perspectivas Económicas Mundiales del organismo. La capacidad de recapitalización sin añadir peso a la deuda, unida a los ajustes, son “piezas de un rompecabezas complejo que se está armando. Si puede completarse podemos esperar, razonablemente, una mejora de las perspectivas económicas”, dijo Blanchard.

El FMI señala que España ha sufrido salidas de capital de 296.000 millones euros

El Fondo Monetario Internacional indicó que España ha sufrido salidas de capital entre junio de 2011 y junio de 2012 de 296.000 millones de euros (27 por ciento del PIB de 2011), como parte del proceso de reubicación del capital desde los países de la periferia al centro de la eurozona.

Por su parte, Italia ha registrado salidas de 235.000 millones de euros (15 por ciento del PIB de 2011) durante el mismo periodo, según el Informe de Estabilidad Financiera publicado por el FMI.

El organismo considera que esta salida de flujos de capital es consecuencia de la “intensificación” de la crisis en la eurozona, y destaca que pese a las recientes acciones del Banco Central Europeo (BCE) las primas de riesgo en la periferia siguen siendo “elevadas” mientras que en el centro están cerca de “niveles históricamente bajos”.

El informe señala que desde el comienzo de la crisis de deuda europea los diferenciales de la deuda soberana en los periféricos se han alejado de la mayoría de los cálculos que establecen un valor justo. El estudio destaca que las primas de los bonos a 10 años de España e Italia están 200 puntos básicos por encima de su “valor justo”.

El Fondo considera que esa persistente divergencia no puede explicarse utilizando modelos estadísticos que analizan los fundamentos económicos: “parece que otros factores” están impulsando al alza las primas.

El organismo cree que en el caso de la deuda periférica los factores que pueden ayudar a explicar el fenómeno son la pérdida de confianza en los responsables políticos, los fuertes vínculos entre la banca y los títulos soberanos y la retirada de los inversores transfronterizos.

El Fondo destaca además que la salud de los sistemas bancarios, la fragmentación del mercado financiero en la eurozona y las perspectivas económicas explican lo que no puede explicarse utilizando un análisis basado en los fundamentos económicos.

Por lo demás, el FMI señala que otro elemento que refleja estas tensiones es la salida de depósitos de los bancos de la periferia. La fuga de depósitos bancarios alcanza el 30% en Grecia desde el 2010 y es algo inferior en Irlanda y España, según el Fondo, que no ofrece sin embargo una cifra concreta. El informe cree que la tendencia refleja “una combinación de confianza menguante y contracción económica”.

Además, agrega el Fondo, en algunos países “se han visto retiradas de depósitos (de instituciones más débiles) hacia instituciones más fuertes dentro del propio sistema bancario”.

Publicado el Oct 10 2012. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, Hosteleria, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos