ParaHORECA

El cántaro de la lechera y sus alquileres se rompe por la crisis

¿Qué hacer para fidelizar tus rentas y no arruinarte en el intento?

Millones de inquilinos se marchan de los locales y pisos alquilados por falta de liquidez. Desde jóvenes sin trabajo que se ven obligados a mudarse a casa de sus padres; hasta familias desesperadas que viven en tiendas de campaña. Los negocios cierran sus puertas, los comerciantes se prejubilan o dejan de pagar la renta. El gran temor actual no es que te destrocen los muebles sino que te dejen con el local vacío o metido en un pleito de desahucio al moroso. El que aspiraba a vivir de las rentas se encuentra en un laberinto donde no encuentra un inquilino solvente. La subida vinculada al IPC -legalmente establecido por ley- se aplaza para tiempos de bonanza. Aquellos que todavía sobreviven a la crisis negocian rebajas en los precios de alquiler. Los propietarios conceden fácilmente un descuento del 5 % y hasta en un 10 % para los más negociantes.

Algunos caseros hasta ofrecen arreglar el piso en edificios antiguos o comprar muebles para fidelizar a sus preciado arrendados. Desde cocinas vitrocerámicas hasta ofertas de diseño Ikea o televisores con pantalla plana.

El gran problema es cuando el inquilino deja de pagar y encima no se marcha; el propietario se ve obligado a contratar un abogado para tramitar el desahucio. Lo que en otros tiempos era una bonita historia de la lechera que soñaba con un negocio rentable se ha convertido en una auténtica pesadilla con el peligro añadido de que se rompa el cántaro. Mientras los cartelitos de “se alquila” se extienden por todas las ciudades de España como los anuncios de políticos en plena campaña electoral

Las rentas han bajado una media del 4,7 % en toda la península e islas Canarias y Baleares. En el ranking de bajadas lidera el puesto Barcelona con un -8,5 %, seguido de Madrid con un -6,9 %.

El arrendamiento medio del españolito se situaba en 666 euros en 2006 mientras que las últimas cifras conocidas ha bajado a 631 euros en 2012. Ante el panorama, los propietarios más polémicos proponen alquileres con derecho a sexo o a labores de limpieza. Y como siga la situación en declive, no sería de extrañar anuncios del tipo: “Campesino busca campesina enviar foto del salón con chimenea y vistas desde la terraza”. Informa Alfredo Muñiz

cartel parahoreca2 (2) verano

Publicado el Mar 14 2013. Archivado bajo Actualidad, Asesores, El Bufete, El reto, Hosteleria, Noticias destacadas, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos