ParaHORECA

El cántaro de la lechera recaudadora de impuestos podría romperse en otoño con la subida del paro

La subida del impuesto del alcohol no afecta al vino, ni a la cerveza, ni a la sidra, ni al amplio abanico de bebidas incluidas dentro de la familia vinícola como el cava o el champán. Así, las prestigiosas marcas de champán francés están de enhorabuena porque lo que grava el impuesto especial son los grados de alcohol por litro, no el lujo de beber un sorbito de glamour, ni el precio del producto. Antes de la subida se pagaba 0.083025 por cada grado y litro de alcohol. Ahora se paga un 10 % más, es decir, actualmente se recauda 0.0913275 de impuestos especiales por cada grado y cada litro de alcohol.

La subida de impuestos especiales pretende recaudar unos 700 millones 

El subidón de impuestos especiales al alcohol, con un alza del 10%, y al tabaco, ya está en vigor. El Gobierno de Mariano Rajoy ha hecho las cuentas de la alegre lechera y sueña con recaudar unos 700 millones de euros anuales, según calcula el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Otro asunto será si se rompe el cántaro de la alegre lechera con la caída de las hojas otoñales y el sueño se convierte en un incremento del paro, provocado por la caída de las ventas en los bares de copas, discotecas y demás negocios hosteleros ahogados por el efecto impositivo. Todo dependerá de que el Gobierno implante “medidas adicionales express” capaces de reactivar la economía y Europa ayude en el asunto …

 Las medidas sobre el incremento de impuestos especiales se publicaron el pasado sábado 29 de junio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por tanto, entraron en vigor al día siguiente a su publicación. El impuesto que grava las bebidas espirituosas pasa de 8,30 euros por litro de alcohol puro a 9,13 euros por litro, lo que supone un incremento de 83 céntimos.

Relacionado: San Bartolo convierte a los bares en “accionistas” del Gobierno, recaudando más de 6,5 € por botella

Fumando espero los “brotes verdes otoñales”…

Por su parte, el tabaco también sufrirá un incremento impositivo que se realizará mediante una “recompensación de la tributación” que dará más peso al tipo específico, que al ‘ad valorem’, acercándose así a la tributación de la Unión Europea.

En concreto, el tabaco está gravado en el caso de los cigarrillos por tres impuestos especiales diferentes: un impuesto específico de 19,10 euros por cada mil cigarrillos, un impuesto ‘ad valorem’ del 53,1% del precio final y uno mínimo de 123,97 por cada mil cigarrillos o de 132,97 euros por cada mil cigarrillos cuando el PVP sea inferior a 188,50 euros (alrededor de 3,77 euros para una cajetilla), por cada mil cigarrillos.

En el caso de la picadura de liar, el impuesto mínimo está establecido en 85 euros por cada kilogramo o de 92 euros cuando tenga un precio de venta inferior a 138 euros por kilo. El específico, en este caso, es de 8 euros por cada kilo, mientras que el ‘ad valorem’ se sitúa en el 41,5% del precio final.

Se trata del cuarto cambio fiscal sobre el tabaco aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que ya elevó el impuesto especial que grava el consumo de tabaco desde el pasado 1 de enero estableciendo un sistema de ‘doble impuesto mínimo’.

El Estado recaudó 9.384 millones de euros a través de impuestos especiales e IVA del tabaco en 2012, lo que representa un aumento del 2,8% respecto a lo embolsado en 2011. Del total recaudado el pasado año, un total de 7.475 millones correspondieron al Impuesto especial sobre las Labores del Tabaco, un 3,94% menos, y los 1.909 millones restantes al IVA, lo que supone un aumento del 1,52%.

Publicado el Jul 1 2013. Archivado bajo Actualidad, Curiosidades, El brindis, Hosteleria, Noticias destacadas, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos