ParaHORECA

El arte de la mujer de Cascos vence a “La Nueva Engaña” con dos tacones

El diario líder asturiano “La Nueva España” ha sido condenada con costas a rectificar una información falsa sobre María Porto, esposa de Francisco Álvarez-Cascos. El periódico ha manipulado dos noticias sobre la actividad profesional de la querellante. El asunto salió a la luz la semana previa a las elecciones autonómicas con el objetivo de perjudicar la imagen de Cascos. La sentencia califica de “inexacto y perjudicial” lo publicado en el supuesto diario “independiente”. Además silencia que las relaciones comerciales entre ‘Cajastur’ y ‘Marlborough’ comenzaron en 1996 con ‘Telecable’, sociedad participada entonces por ‘Cajastur’ y aunque parezca imposible también por la propia ‘Editorial Prensa Asturiana’, propietaria de LNE. Entonces compraron la escultura ‘La Maternidad’ de Botero.

La información calificada por el juez como “falsa y perjudicial” fue publicada durante la última semana de campaña electoral. Así las cosas, los seguidores de Cascos han rebautizado el periódico como “La Nueva Engaña”….

Información publicada en parahoreca para aclarar el desaguisado:

En plena campaña electoral María Porto, esposa del presidente del Principado Francisco Álvarez-Cascos, solicitó al diario “La Nueva España” la rectificación de una información publicada sobre la venta de obras de arte a Cajastur. La galerista considera “completamente falso” la afirmación: “Cajastur pagó más de 1,2 millones en 2005 a una empresa vinculada a Cascos por una exposición y tres esculturas”. Asimismo, la ejecutiva explica que su empresa Aqualium no vendió a Cajastur las obras reseñadas, sino que fue la galería Marlborough, representante legal del escultor Manuel Valdés. Además Porto alega que la obra “La Maternidad” de Fernando Botero fue vendida en 1996 antes de que ella fuera directora en Marlborough, lo cual demuestra que la galería ya era proveedora de Cajastur con anterioridad.

Tres días antes de la cita a las urnas, el diario asturiano publicó: “Cascos y Porto lograron 25 exposiciones de entidades de ahorro españolas”, y volvió a arremeter contra las operaciones vinculando a la esposa del ex ministro de Fomento en el mundo del arte.

Con dos tacones por María Porto

Ante la campaña de desprestigio orquestada por el periódico durante la semana anterior a los comicios, María Porto escribió una interesante nota en las redes sociales: “Empecé a trabajar en la Galería Marlborough en el año 1992, desde abajo, y con mucho esfuerzo y trabajo conseguí romper el famoso “techo de cristal” porque con tan solo 32 años llegue a dirigir este espacio de arte, considerado uno de los mejores  del mundo, convirtiéndome así en la directora más joven de la historia de Marlborough.  Pero no es cierto, el “techo de cristal” es indestructible. Después de más de veinte años de profesión, resulta que no he conseguido nada y que cuando vendo un cuadro u organizo una exposición, no lo hago por mi valía profesional, fruto de años de trabajo, esfuerzo y sacrificio. Es porque soy “la mujer de…”.

Reclamación de María Porto

Zapatos de chocolate de Christian Escribà

Cuánto trabajo me/nos queda por hacer. Doscientos años después de nuestra querida “Pepa” en la que ni siquiera se nos mencionaba, seguimos igual. Las mujeres valemos en función de nuestros maridos, padres, hermanos, parejas…  La primera vez que vendí un cuadro estaba soltera, la primera vez que organicé una exposición también. En mis primeros años en el mundo del arte, Francisco Álvarez Cascos ni siquiera formaba parte del primer gobierno del presidente Aznar.

Durante mi larga carrera profesional en el mundo del arte, he vendido cuadros y esculturas a instituciones públicas y privadas, así como a particulares. He vendido gobernando el Partido Socialista a ayuntamientos del PP y gobernando el Partido Popular a Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE.

Me apasiona mi trabajo y además lo hago muy bien. No pienso renunciar a él porque mi marido sea ministro, empresario o presidente. Seguiré vendiendo arte y organizando exposiciones y sobre todo lo seguiré haciendo con una sonrisa y con “dos tacones””.

Cliqueando sobre las imágenes de esta revista se puede leer la reclamación completa de María Porto.

Al día siguiente La Nueva España volvió a la guerra

“Francisco Álvarez-Cascos, al frente del Ministerio de Fomento, habría invertido más de tres millones de euros de dinero público en la compra de obras de arte a empresas vinculadas con María Porto. (…) El diputado nacional del PSOE Antonio Trevín ha realizado varias preguntas por escrito al Gobierno en las que pide que se le detallen los negocios que hizo Cascos en su etapa al frente del Ministerio de Fomento con su entonces novia y actual esposa. En estas iniciativas, el ex delegado en Asturias del Gobierno de Zapatero hace referencia a informaciones sobre unas adjudicaciones que habrían alcanzado los 748.597,60 euros, realizadas entre el 1 de mayo de 2003 y el 15 de marzo de 2004. El parlamentario asturiano también quiere saber si las firmas de María Porto eran las proveedoras habituales de Fomento en tiempos del hoy presidente en funciones del Principado, quien elegía las obras adquiridas por el Ministerio, y si Cascos tenía conocimiento de las compras”, según el diario asturiano.

Por lo visto, Fomento tiene de plazo hasta comienzos de mayo para contestarle por escrito. De no ser así, la ministra Ana Pastor debería de facilitarle la información solicitada en la primera reunión que celebre la Comisión de Fomento. “Según ha transcendido, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) contrató en 2003 el 59 por ciento de su presupuesto cultural (126.356 euros) con la galería Marlborough y la firma International Public Art, ambas vinculadas a Porto. En 2004 la cifra ascendería a 1.028.000 euros. International Public Art se hizo también con un contrato de Renfe de 1.140.000 euros, en 2004, para instalar un conjunto escultórico en la estación de Atocha, en Madrid. Según estas informaciones, la galería Marlborough también lograría contratos por valor de 2,4 millones con la Dirección General de Carreteras mientras Cascos estaba al frente de Fomento. El mismo Ministerio habría contratado directamente con la galería vinculada a Porto, al igual que hizo Correos. Fueron dos contratos que sumaban 195.891 euros”, añade.

Denuncias y rectificaciones

Reclamación de María Porto

Durante la campaña el partido de Cascos solicitó numerosas rectificaciones al diario asturiano. Además existe una denuncia contra su directora, Ángeles Rivero, dos periodistas y contra el grupo editorial de “La Nueva España” por la publicación de datos calificados “falsos” sobre la salud de Francisco Álvarez-Cascos. “El asedio mediático sufrido por Cascos ha sido feroz”, según Foro Asturias. Por otro lado, www.parahoreca.com ha podido saber que incluso multitud de militantes de izquierda apuntan a un presunto libelo continuado contra Cascos.

“La Nueva España es el cooperante necesario del entramado PPSOE o, mejor dicho, juntos forman un tripartito que se opone con fiereza a quienes queremos cambiar la vieja política asturiana. Más que como un periódico, actúa como un actor interesado, pero no en el servicio a la verdad sino en la difusión de la doctrina del penoso pacto, que a ellos les viene produciendo muchos beneficios económicos y que les hace considerarse importantes e influyentes”, declaró Cascos a La Voz de Galicia en la única entrevista publicada en los medios en papel donde se destapa la guerra.

Ante las falsedades y los malintencionados comentarios, el viceconsejero casquista Juan Vega califica de una “diaria felonía” la acción “panfletaria” del periódico, y remata: “En La Nueva España ya no queda ni medio paisano”.

Informa Alfredo Muñiz

Enlaces relacionados: El PP denuncia a TVE ante la Junta Electoral y Cascos demanda a un diario asturiano

Gastronomía en las elecciones de Asturias y el posible brindis por una Derecha Unida

Alta gastronomía con chefs, arquitectos, artistas, políticos y sin Príncipe de Asturias

Publicado el Abr 28 2012. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

1 Comentario por “El arte de la mujer de Cascos vence a “La Nueva Engaña” con dos tacones”

  1. magoxulin

    Claro, claro, Cascos es un santo y nunca ha hecho nada ilegal, pero todos los del PSOE son todos unos chorizos corruptos. ¿Verdad?
    Qué poco les queda a los forreros. Tuvísteis la oportunidad de hacer algo bien, Y LA CAGÁSTEIS. Ahora, adios.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos